Trucos de madre: Reutiliza las bolsitas de té

bolsitas de te

Si eres amante del té este post te interesa porque quizás no lo sepas, pero hay muchos modos de reutilizar las bolsitas de té usadas que te pueden ser de utilidad en tu día a día.

Hace unos años yo era consumidora habitual de tés, hasta que los embarazos y la lactancia materna han hecho que lo vaya dejando, y -como casi todo el mundo- escurría la bolsita usada y la tiraba una vez había terminado de beber. No recuerdo ya cuándo, alguien me dijo que por qué las tiraba, que aún les quedaba mucha vida y me dejó muy intrigada, así que me puse a investigar.

Seguro que las bolsitas de té usadas tienen muchos más usos, pero los más conocidos están relacionados con la limpieza, la eliminación de olores y su efecto antiinflamatorio.

8 Usos alternativos para reutilizar las bolsitas de té

  • Preparar más té. Puedes preparar más de una taza con cada bolsita de té. Si lo quieres más concentrado puedes reutilizar más de una a la vez.
  • Teñir prendas. Este uso lo conocí en una de mis últimas pruebas de mi vestido de novia. Al parecer, es habitual teñir velos y mantillas con agua de té para darles un toque vintage.
  • Desodorante natural. Las bolsitas de té secas tienen un efecto similar al bicarbonato, por eso colocadas dentro del frigorífico, el cubo de la basura o los armarios -en este caso mejor dentro de una bonita caja con agujeritos- son capaces de eliminar los olores a la vez que dejan un ligero aroma a té. Además, ¡ahuyentan a los insectos!
  • Útil con tus mascotas. Por su capacidad de absorber olores, también pueden utilizarse en alfombras y camas/mantas de mascotas. En este caso se recomienda esparcir el té, dejar actuar unos minutos y pasar la aspiradora. ¡Ojo con los tejidos de pelo largo que puede quedarse «enganchado» el té!
  • Abrillantador. El agua de té también se emplea habitualmente como abrillantador para madera e incluso para limpiar los cristales y espejos. Basta con aplicarlo sobre la superficie y pasar un paño seco que no suelte pelusa.
  • Antigrasa. Si dejas el objeto del que quieras eliminar la grasa toda la noche en remojo con agua caliente y bolsitas de té, por la mañana será mucho más sencillo de limpiar.
  • Cuidado de plantas. Las bolsitas de té usadas se pueden usar como agua de riego para tus plantas por su acción antifúngica. Además, si las entierras en la maceta también servirán de abono.
  • Efecto antiinflamatorio. Fresquitas son perfectas para las bolsas de los ojos o las picaduras de insectos, sobre todo si son de té verde o negro.
¿Sabías que las bolsitas de té usadas aún pueden resultarte útiles? ¿Se te ocurre algún otro uso para las bolsitas de té?
¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera