Test de embarazo, ¿falso negativo?

cómo aumentar las probabilidades de embarazo

Seguro que has escuchado mil veces que los test de embarazo en orina deben hacerse tras la primera falta. Yo también he estado donde estás tú ahora y sé lo difícil que puede resultar esperar. Sin embargo, créeme cuando te digo que es lo mejor que puedes hacer si no te quieres llevar un disgusto a lo tonto porque estos test pueden dar falsos negativos si se realizan demasiado pronto. 

Los test de embarazo en orina dan falsos negativos si se realizan de forma precoz

Los test de embarazo domésticos pueden dar un falso negativo -que salga negativo cuando en realidad sí estamos embarazadas- incluso si los hacemos el primer día de retraso. La razón es que tanto el día de la ovulación como el de la implantación del óvulo en caso de que haya sido fecundado varía de una mujer a otra. Por lo tanto, la cantidad de hormona presente en la orina también lo hará y en algunos casos puede ser todavía indetectable. Al menos eso indica un trabajo dirigido por el Dr. Allen J. Wilcox, del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental de Estados Unidos en el que se estudiaron 221 mujeres sanas que estaban planeando quedarse embarazadas y cuya edad oscilaba entre los 21 a los 42 años.

Las mujeres realizaron un seguimiento de sus ciclos menstruales y recogieron diariamente muestras de orina para su posterior análisis. Durante el estudio, 151 mujeres se quedaron embarazadas y de éstas se seleccionó a las que proporcionaron información sobre su ciclo menstrual (136).

Descripción del estudio

Cuando se produce la implantación, la hormona gonadotropina coriónica humana (HGC) se eleva. Teniendo esto en cuenta, en el estudio hicieron a las mujeres un análisis inmunoradiométrico de sensibilidad extrema para detectar la concentración de esta hormona. La detección límite fue de aproximadamente 0,13mUl/ml (0,10ng/ml) y fue primeramente dirigido a la HCG completa, pero después se dio reacción cruzada con la subunidad de HGC beta libre.

La hormona producida por un embarazo se pudo identificar fácilmente de los niveles previos por su patrón exponencial de crecimiento. Así, el comienzo del embarazo se definió como el primer día de elevación sostenida de la HCG cuya concentración fuese mayor a 0,015ng/ml.

En base a los resultados se vio que en un 10% de las mujeres la implantación tuvo lugar más tarde. Mientras que en un 90% de las participantes la implantación ocurrió en el primer día sin menstruación (95% de intervalo de confianza CI, 84%-94%). Tras 7 días de falta, la implantación se había producido en el 97% de todos los embarazos. Se excluyeron 21 mujeres con ciclos irregulares.

¿Qué significan estos resultados?

Los resultados obtenidos por el equipo del Dr. Wilcox muestran que la implantación puede ocurrir sorprendentemente tarde en relación al día en que la mujer espera su menstruación. Además, pone de manifiesto la limitación de los test de embarazo caseros a la hora de detectar un embarazo los primeros días de la falta.

Los tests de embarazo comerciales tienen un nivel de detección de 15 a 100 mUI/mL, estando la mayoría entre 25 y 50mUI/mL. Incluso un límite de detección de 15mUI/mL es 100 veces menos sensible que la prueba utilizada en este estudio para definir la implantación (0,13mUI/mL). Si los análisis de alta sensibilidad utilizados en este estudio no fueron capaces de detectar el 100% de los embarazos incluso 10 días después de la falta, ¿cómo podrían hacerlo los test que utilizamos en nuestras casas?

Otros factores que alteran los resultados

Además de la sensibilidad de los test de embarazo que podemos comprar en la farmacia, hay otros factores que pueden hacer que tengamos entre manos un falso negativo:

  • Dilución de la orina: Si la orina está poco concentrada los niveles de hormona serán menores. Por eso es recomendable utilizar la primera orina de la mañana
  • Fallos de uso por parte de las usuarias: Poco contacto del test con la muestra, test mojado en demasía que inutiliza la tira, tiempo de espera escaso, marca control negativa, mala interpretación de resultados, etc.

En resumen

Según los autores del estudio es difícil predecir cómo afectan todos estos factores a los test de embarazo. Si los test detectan el embarazo realmente una media de tres días después de la implantación, alrededor de uno de cada cuatro embarazos podrían aparecer como falso negativo en el período ventana previo.

Además, ellos apuntan que la realización temprana de un test de embarazo podría ser perjudicial para el futuro bebé si saliese negativo ya que la madre podría asumir que realmente no está embarazada y exponerse a tóxicos o medicamentos que podrían suponer un problema para el desarrollo embrionario. Por otro lado, si estás buscando un bebé ver un resultado negativo es una punzada en el alma, aunque también podría darse el caso contrario: Que tuvieras un positivo precoz que más tarde acabase en  un aborto bioquímico. Sea como sea, lo mejor que puedes hacer es esperar.

¿Alguna vez te has hecho un test de embarazo antes de tiempo? ¿Tuviste un falso negativo? Si te ha gustado esta entrada no olvides compartir y ¡Suerte en la búsqueda!

Fuente: Ángeles López – ELMUNDOSALUD.COM

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera