Tallas de sujetador, ¿cómo elegir la correcta?

cómo elegir la talla de sujetador correcta

¿Sabías que según un estudio que hizo hace tiempo la Universidad de Barcelona junto con una firma corsetera entre el 70 y el 80% de las mujeres usan sujetadores de la talla  incorrecta?

Es curioso que, a pesar de que los sujetadores son una de las prendas que usamos con más frecuencia, la gran mayoría de las mujeres no sabemos elegir la talla correcta. En parte puede deberse a desconocimiento, pero -en mi opinión- una de las principales razones es nos aferramos a una única talla -casi siempre incorrecta- sin tener en cuenta que el tamaño del pecho varía a lo largo de nuestra vida. No únicamente con los cambios de peso, los embarazos o durante la lactancia. El tamaño de las mamas puede modificarse incluso en función del día del ciclo en el que nos encontremos dentro de un mismo período menstrual.

¿Cuál es mi talla de sujetador?

¿Por qué es importante usar la talla de sujetador adecuada?

Un sostén de una talla errónea puede provocar daños irreversibles en la piel del pecho: rojeces, rozaduras, abrasiones e incluso estrías. Además, una talla equivocada de sujetador no proporciona la sujeción necesaria lo que puede derivar en dolores de espalda y cuello. Sin contar con los surcos que a menudo aparecen en los hombros causados por la presión de los tirantes.

Por otro lado, un sujetador demasiado grande o demasiado pequeño resulta realmente incómodo. Un gran número de las mujeres que se plantean una reducción de pecho desconocen cuál es su talla real, lo que les hace sentirse aún más molestas con el volumen de sus pechos. Incluso muchas mujeres optan por no hacer deporte por no sentirse cómodas al no encontrar el sujetador perfecto para ellas.

Estos problemas podrían evitarse ya que en la mayor parte de los casos aparecen tanto por la mala elección en cuanto a talla se refiere como por un cuidado deficiente que hace que se desgasten las fibras y se den de sí.

Por estos motivos es tan importante para nosotras aprender a calcular cuál es nuestra talla correcta de sujetador, conocer cómo cuidar los que ya tenemos de forma adecuada y cambiarlos a menudo. Algunos fabricantes recomiendan lavarlos cada dos o tres puestas, no estrujarlos, meterlos en la secadora ni doblarlos para guardarlos en el cajón y sustituirlos cada cinco o seis meses.

¿Cómo calculo mi talla de sujetador?

Como suele pasar con las firmas de moda, no hay un consenso único a la hora de tallar los sujetadores, por lo que tu talla puede variar en función del fabricante. Aún así esta sencilla guía te puede ser muy útil cuando quieras renovar tu ropa interior o tus bikinis.

¿Qué significan el número y la letra de la talla de los sujetadores?

Lo primero que debes saber es que la talla de sujetador se compone de un número y una letra. El número es lo que llamamos «talla» y se corresponde con nuestro contorno. La letra equivale a la copa, es decir, al volumen del seno.

Calcula tu talla de sujetador en 2 pasos

Para averiguar la talla y la copa perfectas para ti necesitarás una cinta métrica. ¿La tienes? ¡Pues empezamos!

  1. Desnúdate de cintura para arriba y mide el contorno de tu pecho colocando la cinta sobre tus pezones. Esta medida te servirá para definir tu talla
  2. A continuación mide el contorno bajo tu pecho. El metro no debe quedar ni muy holgado ni muy ajustado. Cuando tengas la nueva medida, réstala de la anterior. Con el número que obtengas podrás averiguar la talla de copa que necesitas:
    • Copa A: Diferencia de 10 cm
    • Copa B: Diferencia de 15 cm
    • Copa C: Diferencia de 17.5 cm
    • Copa D: Diferencia de 20 cm
    • Copa E: Diferencia de 22.5 cm

Por ejemplo: Si la medida de tu contorno es 94 cm y la de tu pecho 108 cm (108 cm – 94 cm = 14 cm), tu talla sería la 95B para la mayoría de fabricantes.

No obstante, como te decía no hay una normativa que regule las tallas de sujetador, por lo que para ir sobre seguro lo mejor es que traslades las medidas que has obtenido a la tabla de tallas de tu firma favorita. Esto es importante sobre todo para sujetadores de tallas grandes, ya que no todos los fabricantes tienen copas por encima de la E.

Lo bueno es que da igual que te gusten los bralettes, con aro, sin aro, deportivos o incluso de lactancia. Una talla siempre será igual para un mismo fabricante independientemente del tipo de sujetador que elijas.

Tips para elegir el sujetador perfecto

  • No olvides explorar y medir tu pecho con frecuencia para asegurarte de que además de no haber ningún bulto o cambio sospechoso llevas la talla de sujetador correcta.
  • Cuando compres un nuevo sujetador no lo abroches en la primera fila de corchetes. De este modo cuando la banda debajo del pecho comience a ceder todavía tendrás margen para ajustarla.
  • Los tirantes no deben caerse de los hombros ni quedarse marcados en ellos. Si tienes mucho pecho opta por tirantes anchos para mayor comodidad.
  • El pecho no debe salirse de las copas ni por los lados ni por arriba, pero tampoco deben quedar huecos. Si lleva aros y notas que se clavan prueba una talla más de copa manteniendo la de contorno. También si el puente del sujetador -la parte central que queda entre los pechos- no queda pegada al cuerpo. Si te queda holgada elige una copa menor.
  • Si al probarte un nuevo sujetador crees que has acertado con la copa, pero no con la talla de contorno prueba con la «talla hermana» o «talla diagonal». Cuando necesitas más contorno y el mismo volumen elige una talla mas y una copa menos (Ej: de 90B pasaría a 95A). Si por el contrario quieres mantener el volumen reduciendo el perímetro elige una talla menos con una copa mayor (Ej: de 100B pasaría a 95C)
  • Por último, si todavía tienes dudas, acude a una corsetería especializada dónde te podrán asesorar.

¿Has seguido todos los pasos? ¿Estabas llevando la talla de sujetador correcta?

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

1 comentario en “Tallas de sujetador, ¿cómo elegir la correcta?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera