Primeros auxilios: Traumatismos, heridas y hemorragias

primeros auxilios

Siguiendo con la serie de primeros auxilios que empezamos con «atragantamientos y RCP» y tras contarte cómo actuar en caso de «pérdida de conocimiento y cuerpos extraños», hoy hablamos de qué hacer si nos encontramos ante traumatismos, heridas y hemorragias.

¿Qué hacer ante un traumatismo?

Un traumatismo, según la RAE, es una lesión de los órganos o los tejidos por acciones mecánicas externas. Las lesiones más habituales son las contusiones, lesiones articulares (luxaciones y esguinces), cortes, heridas y fracturas.

Cómo norma general, tras una caída, no debe forzarse al accidentado a moverse ni ponerse en pie si siente un dolor acusado en una zona concreta o se observa una deformidad en la misma. Debe mantenerse la zona afectada en reposo y, sin moverla, aplicar frío local. Es recomendable que con posterioridad le vea un médico para descartar lesiones más graves.

Si el golpe ha sido en la cabeza y la persona sangra por el oído, pierde el conocimiento o tiene vómitos llama cuánto antes a emergencias (en España el 112).

Si a consecuencia del golpe se ha fracturado o caído un diente hay que acudir lo antes posible al dentista para que pueda arreglarlo o reimplantarlo. Debe conservarse en leche, suero fisiológico o, incluso, la propia boca del accidentado e intentar tocarlo lo menos posible y, de hacerlo, siempre por la parte que solía estar fuera de la encía.

subluxacion-cabeza-radio

En los niños son «comunes» las luxaciones de hombros y de la cabeza del radio por el modo en los levantamos en brazos y por la costumbre de «ponerlos a andar» cuando aún no son capaces de hacerlo por si solos o tirar de ellos cuándo no quieren moverse.

¿Cómo se debe curar una herida?

Una herida es una discontinuidad de la piel caracterizada por dolor, separación de los bordes y hemorragia. La gravedad de la herida está marcada por el tamaño, la localización, la profundidad y la cantidad de sangrado.

Con las manos limpias, procederemos a lavar la herida con agua y jabón o con suero fisiológico a chorro para arrastrar la suciedad. Después se pondrá en una gasa estéril un antiséptico (clorhexidina o povidona yodada) y se aplicará en la herida de dentro hacia fuera. Por último, es recomendable tapar la herida con una gasa estéril sujeta con una venda o esparadrapo.

como curar una herida
Para limpiar las heridas no deben emplearse algodón ni alcohol. Tampoco polvos, pomadas antibióticas, remedios caseros o ungüentos. (Fuente: Cruz Roja Española)

Casos especiales

  • Herida profunda o con mal aspecto. Cúbrela con gasas estériles o telas limpias, apretando sobre ellos si hubiese hemorragia y acude a urgencias.
  • Herida en la cara o los ojos. Acudir siempre al médico.
  • Objetos enclavados. Jamás los extraigas ya que puedes provocar una hemorragia. Inmovilízalo y pide ayuda sanitaria.
  • Amputación. Acudir urgéntemente al hospital presionando para frenar la hemorragia y con la parte amputada conservada en una bolsa cerrada dentro de otra bolsa con hielo (si la metemos directamente en el hielo podrían producirse quemaduras).

¿Cómo actuar ante una hemorragia?

Una hemorragia es un flujo de sangre por la rotura de algún vaso sanguíneo. En función de si el vaso roto es una arteria, una vena o un capilar la hemorragia será de mayor o menor intensidad.

En cualquier caso, ante una hemorragia se debe sentar o tumbar al herido para evitar una caída si sufre un desvanecimiento. Si tenemos un vendaje compresivo lo utilizaremos ya que será más eficaz y uniforme que si presionamos con la mano. Si no disponemos de él, cubriremos la herida con gasas estériles o telas limpias y presionaremos firmemente de forma manual durante diez minutos. En el caso de que se manche de sangre la venda/gasa/tela con la que estamos presionando pondremos otra limpia encima, nunca retiraremos la manchada ya que ésto avivará la hemorragia.

Casos especiales

como cortar una hemorragia nasal

  • Hemorragia nasal. Pinzar la nariz con los dedos durante 10 o 15 minutos, mientras se respira por la boca. Si es abundante inclinar ligeramente la cabeza hacia abajo para no tragar sangre. Si no se corta transcurrido ese tiempo acudir a urgencias.
  • Hemorragia ótica. Si es a causa de un traumatismo, tapar con una gasa estéril sin presionar y llamar a emergencias. Recuerda vigilar el estado de consciencia del accidentado.

En todos los casos, si la hemorragia es muy abundante o no cesa habrá que pedir ayuda médica.

Fuentes: Cruz Roja Española
Charla de primeros auxilios de Valle 36
¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “Primeros auxilios: Traumatismos, heridas y hemorragias”

  1. Jaja, visto asi, si parece bacon. Es un objeto incrustado en una herida y sifnifica que nunca lo retires. Podria causar una hemorragia si está haciendo de tapón.

  2. Planeando ser padres

    Yo creo que lo de la sangre es lo que llevaría peor. Yo no soy especialmente aprensiva pero ver estas catástrofes en mi bichilla ¡eso debe afectar a cualquiera por fuerte que sea! Me están viniendo genial todos estos trucos. Una pregunta: no entiendo el dibujo de la pierna con la flecha que indica hacia la derecha y una cosa como una loncha de bacon que sale de la herida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera