Joyas de leche materna, un recuerdo con alma

joyas de leche materna Mami&Milk

En las primeras Navidades de mi segundo hijo descubrí en algún blog o revista digital -ahora mismo no recuerdo dónde- la existencia de las joyas de leche materna. En aquél momento pensé que sería bonito tener una para recordar tantos momentos compartidos, pero aún quedaban muchos días de «teteo» por delante y lo apunté en mi agenda.

No había vuelto a acordarme de estas joyas personalizadas hasta hace unas semanas. De repente fui consciente de que esta sí sería la última lactancia, que mi cuerpo empezaba a «despertar» y que la pequeña cada vez me reclamaba menos.

Quién me iba a decir hace casi ocho años que iba a llegar hasta aquí. Nadie daba un duro por aquella lactancia, pero mi hija y yo luchamos por ella y estuvimos a dos meses de compartirla en tándem con su hermano. Miss L se destetó sola durante el segundo embarazo, algo que haría de nuevo Mr. G tres años después. Para ellos fue algo natural, sin prisa, sin traumas. Para mi… Si has pasado por ello alguna vez sabes de lo que hablo: La felicidad de haber llegado hasta ahí, el orgullo de verlos crecer y ser cada día más autónomos y una pequeña punzada en el alma.

Pero esta vez es distinto porque ya no habrá otro embarazo.

charms de leche materna y pelo de bebé

A veces me pregunto cuándo llegará la última toma. Después de tanto tiempo, lactar es parte de mi y se me parte el alma al pensar que más pronto que tarde mi hija dirá que ya no quiere más y ya no volveré a tener otro bebé pegado al pecho.

Por eso me encantaría tener un recuerdo de todos estos años, de cada uno de los instantes que hemos vivido juntos mis hijos y yo en torno a la lactancia. Algo que pudiese compartir con ellos para que cada uno se llevase un trocito de mi, de mi leche, de la suya… Fue entonces cuando recordé aquellas joyas de leche materna, fui rápidamente a la web de Mami&Milk y contacté con ellas.

Joyas de leche materna, un bonito recuerdo

¿Por qué Mami&Milk?

Si en aquél momento me hubieses preguntado por qué elegí a las artesanas de Mami&Milk te hubiese respondido que porque aquellas primeras joyas eran suyas. Sin embargo, ahora te diría que además de unas estupendas profesionales son madres. Unas madres con un profundo amor por sus hijos y por la lactancia materna. Que conocen de primera mano lo que se siente -para bien y para mal- y que ponen todo ese amor y cariño en cada una de las piezas que crean porque saben que son pequeños tesoros.

joyas personalizadas

Conectamos a la perfección desde el primer instante. Por eso les di total libertad para crear nuestros charms de leche materna. Una única premisa: La leche era lo importante y debía ser identificable.

Imposible haber adivinado lo que tenían en mente. Unas joyas preciosas y cargadas de simbolismo.

Joyas de leche materna, ¿Cómo enviar las muestras?

Además de joyas de leche materna se pueden utilizar otros materiales como cordón, pelito del bebé, cenizas de difuntos o incluso flores de boda. Obviamente, para que puedan hacer tu joya, primero debes enviarles la muestra. La cantidad dependerá de la pieza que hayas elegido -puedes ver su catálogo aquí– y te la indicarán cuando realices el pedido.

En mi caso -además de la leche- decidí enviarles un mechón de pelo de cada uno de mis peques para que mi charm también tuviese algo de ellos.

Sin embargo, mi mayor miedo era que la leche se derramase. A falta de bolsas para leche materna utilicé unas herméticas de supermercado con doble zip mucho más económicas. Puse mi leche en una y para mayor seguridad la metí en un pequeño recipiente con tapa.

En cuanto a los mechones, deben humedecerse y retorcerse un poco para después envolverse en papel de aluminio. En mi caso hice tres paquetitos distintos que rotulé debidamente y coloqué junto con el recipiente de la leche en un sobre de burbujas.

recuerdo lactancia materna

Todo llegó en perfecto estado y, por lo visto, bastante rápido como ellas mismas me comunicaron vía email. Algo que agradecí para quedarme tranquila.

Cuidado de las joyas de leche materna

Cada pieza es única y se hace a mano mediante un proceso manual. El resultado final es una joya de leche materna, pelito, cordón, etc. y una mezcla de resinas. No es delicada como tal, pero sí requiere de unos cuidados básicos para que sea eterna.

Es importante evitar la exposición directa y continuada al sol, las temperaturas extremas y los químicos -jabones, perfumes, cremas…-. Tampoco es recomendable bañarse con ella ya que podría estropearse o cambiar el color.

Nuestras joyas de leche materna y pelito

Aunque Mami&Milk no cuenta con lista de espera, los pedidos tardan dos o tres semanas en completarse. Sin embargo, eso no significa que no tengas noticias suyas hasta entonces.

Unos días después de recibir las muestras me escribieron de nuevo para comunicarme que acababan de comenzar. Me enviaron una fotografía en la que se intuía lo que sería un pequeño charm redondo. Reconozco que me ilusioné, pero no esperaba lo que me iba a encontrar después. ¡Menuda sorpresa!

joyas madre e hijos

En las imágenes que ilustran este post puedes ver cuatro charms redondos. Tres pequeños -los de mis hijos- y uno un poco más grande -el mío-. Lo que no sabes es que cada uno de ellos está hecho de su color favorito: Miss L (azul), Mr. G (rojo) y Lady A (verde).

Lo que también desconoces es que además de mi leche y su color, cada pequeña bolita tiene pelito de sus dos hermanos. Por ejemplo, el de Miss L tiene color azul, leche materna y cabello de Mr. G y Lady A.

Se supone que serían unas joyas de leche materna para recordar la lactancia y el vínculo que durante ese periodo unió a cada uno de ellos conmigo. Sin embargo, han conseguido que a su vez  sea un pequeño tesoro que les une entre ellos.

Ahora entiendes por qué digo que el trabajo de Mami&Milk está lleno de amor y detalles, ¿verdad?

Pero el simbolismo no termina aquí. Mi charm -como estaba pensado inicialmente- está formado por mi leche y pelito entrecruzado de los tres. Sin embargo, dieron una vuelta de tuerca más incorporando detalles con sus colores preferidos. De esta forma convirtieron mi pequeña joya en el nexo que conecta a todas las demás.

¿Qué te parecen? Por mi parte creo que no me equivoqué cuando elegí Mami&Milk y, sobre todo, cuando confíe ciegamente en ellas para que preservaran nuestros recuerdos.

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera