El parto a lo largo de la historia

dolor de parto en la historia

Me sorprende ver lo rápido que cambia el mundo en algunos aspectos y lo estático que se mantiene en otros. Los partos hoy poco tienen que ver con los de nuestras madres y los suyos prácticamente nada con los de nuestras abuelas y bisabuelas. Probablemente si tenemos varios hijos también encontremos diferencias -aunque sean mínimas- entre los protocolos de unos y otros. ¡Y eso suponiendo que vayamos a la misma clínica u hospital!

Pero, ¿cómo eran antes los partos?

El parto a lo largo de la historia

El parto ha cambiado mucho a lo largo de la historia, pero hay algo común en cada generación. El intento de paliar el dolor del parto.

El dolor del parto es el único dolor corporal que expresa que el cuerpo está funcionando correctamente. Aún así, a nadie le gusta sentir dolor y por eso buscamos alternativas para evitarlo. Hoy en día disponemos de la analgesia epidural y de multitud de alternativas, tanto farmacológicas como no farmacológicas. Pero antes, ¿Cómo lo hacían?

¿Cómo ha evolucionado el parto a lo largo de la historia?

  • Desde la Prehistoria hasta la Edad de Bronce se tienen registros de la presencia de «pucheros calientes». 
  • En el egipto de los faraones se empleaba la «Piedra de Menfis»  (LapisMenphites): Guijarros y grasas de colores variados. Se aplicaban majadas y en forma de unción sobre la zona a anestesiar no conllevando peligro. También la consumían triturada y en vinagre al aumentar la sensación analgésica.
  • En 1253 Hugo Borgognoni describe el uso de la «esponja somnífera que impregnada de opio, amapola, beleño, acónito o mándrágora se usaba desde la antigüedad.
  • Por las tierras gallegas hay registros de los «afumamentos». Se quemaba laurel verde para humedecer y ablandar los genitales de la parturienta, que permanecía en cuclillas, aliviando el dolor y facilitando el parto.
  • Paños calientes: Hacen el efecto similar a los «pucheros calientes». Ayudan a dilatar y ablandar los genitales a la vez que alivian el dolor.

Por otro lado aparecen a lo largo de la historia muchas leyendas como la de Etana o la de la diosa asiria Isthar. A la primera, la toma de una infusión de determinadas hierbas (como las empleadas con la esponja somnífera) le privaron de su consciencia en el momento del parto, mientras que la segunda se liberaba de sus dolores gracias a un amuleto, de determinadas piedras con efectos mágicos, prendido de su cintura.

¿Te ha sorprendido descubrir como ha sido el parto a lo largo de la historia? ¿Conocías alguno de estos «métodos»? ¿Se te ocurre alguno más? Si te ha gustado esta entrada no olvides comentar y compartir

Fuentes: Violeta Navío. Matrona HGUA
Analgesia y anestesia en obstetricia. Becerro de Bengoa Callau, C. et al.
¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “El parto a lo largo de la historia”

  1. Que interesante conocer algo mas de la historia de este tema, no me lo había planteado. Yo no conozco alternativas, y opte por la epidural. Fue un gran alivio, la verdad es que el parto no fue nada doloroso. Pero cierto es que me sentó bastante mal y después del parto empece a vomitar y me maree. Así que si hay otro mas adelante tendré que plantearmelo…

  2. Ya he leido tu parto!! de todos modos dicen que las contracciones por oxitocina sintética duelen muuuuuuuuuuuuuuuuucho más que las naturales!! así que igual no estaba tan bajo tu umbral!!un besote

  3. Claro que lo publico que seguro que a alguien le viene bien! pues eso es lo que yo pienso!! que si vas a un hospital es para un \»por si acaso\» pero parir es lo más natural del mundo y todos estamos aquí porque hemos pasado por un parto y así seguirá siendo… así que no será tan complicado/horrible, no?El libro que dices lo tengo entre los pendientes!! a ver si me lo leo! y lo de leer muchos partos… en ello estoy! más por curiosidad que por otra cosa. Al final siempre acabo con una llorera en plan \»qué bonito\» aunque algunas veces me arrepiento un poco de leer algunos!!Un besote y mil gracias por los consejos! 😀

  4. Que interesante todo, y que bien que vayas a un hospital que luche por un parto respetado.Lo de la epidural creo que depende de tu \»umbral del dolor\». El mío se ve que estaba muy bajo… ¡je, je, je!

  5. eo! está en la casa del libro y yo desde la tienda no lo puedo pedir.Si no te lo compras me lo dices que yo lo voy a hacer y te lo mandaria. Me encantó y creo que para mi parto es algo fudamental. Ah!! y leete muchos partos. En elpartoesnuestro.es encontrarás montones de partos para leer. Muaaaa

  6. Por alusión respondo por aquí. No se si soy una campeona pero yo te diré que tu cuerpo puede aguantar ese dolor. Miles de mujeres durante millones de años lo hacen. Y lo mejor para el dolor es confiar en tu cuerpo. Un consejo por más que te duela piensa que un dolor de muelas duele más y es más malo de llevar. Las contracciones duran un minuto como mucho y te dejan descansar. El dolor de muelas no. Ah! y si puedes conseguir un libro que se llama: Parir sin miedo. (leetelo) a mi me ayudo mucho! A mi me lo dejaron mis comadronas, y no he mirado si lo puedo conseguir en la tienda. Pero lo hago en un momento. Si no lo encuentras y yo si, te lo mando. Oks? Si quieres no publiques este comentario, porque parece la biblia en verso.

  7. Pues yo iré al hospital. Es un hospital que esta en fase I de IHAN y lucha por un parto respetado, así que he tenido suerte!! Me gustaría que fuese lo más natural posible y, en principio, no quiero epidural… pero claro, hay que estar ahí!! ya veremos si no acabo pidiendola a gritos!! besotes

  8. Siempre, siempre positiv@

    Personalmente a mí lo que se me ocurre es que hables con la mamá de Biel y Roc que es toda una campeona en esto del parto :)Por cierto ¿como lo vas a hacer tu?Moagssff

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera