¿Cómo se debe lavar la ropa del bebé?

Cómo lavar la ropa del bebé

¿Cómo debo lavar la ropa del bebé? ¿Tengo que hacerlo a mano o puedo meterla con el resto de la colada en la lavadora? ¿Necesito un detergente especial? ¿Le añado suavizante? Estas son algunas de las preguntas que toda mamá primeriza nos hemos hecho en alguna ocasión cuando preparábamos llegada de nuestro recién nacido.

La piel del recién nacido es muy delicada. Es mucho más fina que la de un adulto y su barrera cutánea aún no está al 100%, por eso es recomendable lavar su ropita por separado y siguiendo una serie de recomendaciones hasta los cinco o seis meses

¿Cómo lavar la ropa del recién nacido?

Lava toda la ropa del bebé antes del primer uso. Independientemente de que la acabes de comprar, que te la hayan prestado o la tuvieras guardada de algún hermanito o hermanita mayor. La ropa  puede haber acumulado polvo durante su almacenamiento.Además la nueva puede contener restos de químicos y colorantes.

Elige detergentes hipoalergénicos especiales para bebés testados dermatológicamente. Puedes encontrarlos en prácticamente cualquier supermercado. Así evitarás que los posibles restos que pudieran quedar en las prendas la piel de tu bebé. Por el mismo tampoco se recomienda el uso de suavizantes.

No emplees quitamanchas ni lejía. Si por algún motivo no te quedase más remedio que hacerlo, asegúrate de aclarar bien las prendas, igual que si empleas tu detergente habitual en vez de uno específico. En la lavadora puedes optar por programar un doble aclarado.

Porque sí, salvo excepciones en las que la etiqueta de la prenda diga lo contrario, la mayor parte de la ropita del bebé puede lavarse a máquina. De hecho es más recomendable ya que la limpieza es más profunda y el aclarado más efectivo. Si no tienes suficiente ropa de bebé para llenar la máquina siempre puedes usar un programa de media carga. Aunque si prefieres lavarla a mano, también puedes hacerlo. En este caso recuerda incidir en el aclarado especialmente.

Y si no puedo usar quitamanchas, lejía ni blanqueantes, ¿qué hago con las manchas?

Durante los primeros meses los bebés apenas se manchan ya que apenas se mueven y se alimentan a base de leche. Aún así algunas machas biológicas salen muy mal de las prendas. Para evitar el uso de blanqueantes y quitamanchas mi truco es remojar la ropita en agua templada, frotar después la mancha a conciencia con un poco de jabón neutro y colgar la prenda en un tendedero exterior. No hace falta que le de el sol directo.

Algunas manchas tardan más en desaparecer y otras menos, pero el 99% acaban saliendo. Si no se va, puedes ponerla en la lavadora y tender de nuevo la prenda al sol. Los colores pueden sufrir un poco, pero en realidad los bebés crecen muy rápido y la ropita de los primeros meses suele tener mucha rotación y una vida útil muy breve por lo la pérdida de color será inapreciable. En cualquier caso, y esto es una opinión personal, prefiero que mis hijos lleven la ropa limpia aunque haya perdido algo de color.

Por supuesto, la ropita del recién nacido puede plancharse aunque en la mayoría de los casos no suele ser necesario. Las prendas que reclaman la plancha a gritos suelen ser, casualmente, las más sensibles como vestidos o ranitas con puntillas y lazos. Por eso lo más conveniente es utilizar la plancha sin vapor y con temperaturas bajas.

Eso sí, si por cualquier motivo decides guardar la prenda para el siguiente o regalársela a otro recién nacido lo ideal es que lo hagas después de eliminar todas las manchas, pero dejándola sin planchar.

Por último recuerda que estos consejos para lavar la ropa del bebé también hay que tenerlos en cuenta a la hora de lavar cualquier otro textil que vaya a estar en contacto con su piel, como arrullos, muselinas, sacos, toallas, peluches o sábanas

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera