Chupetes, ¿héroes o villanos?

poner o no chupete al bebé

Hubo un tiempo en el que irremediablemente «bebé» iba unido al dúo chupete+biberón. Un bebé que no tomase el biberón y que no usase chupete era algo impensable, casi sacrílego podríamos decir. Sin embargo, desde hace relativamente poco a ésta parte, la lactancia materna vuelve a ganar terreno a la artificial y el chupete de héroe parece que ha pasado a objeto oscuro que sólo se debe usarse en la «clandestinidad».

Chupetes, ¿héroes o villanos?

Cuándo íbamos a las clases maternales la matrona se encargó de «meternos el miedo en el cuerpo». No dudó en decirnos que el chupete podría acabar con la lactancia, además de ser causa de otros muchos problemas. Por eso, si pensábamos ofrecérselo a nuestro bebé no deberíamos hacerlo hasta pasado el primer mes, tras el cuál se asume que la lactancia ha sido correctamente establecida y no puede causar confusión pezón-tetina.

Para demonizar más éste objeto, además del abandono temprano de la lactancia, existen razones como dependencia, mayor incidencia de otitis medias, problemas dentales... El odio a éste artilugio por nuestra matrona era tal que, incluso, los requisaba de las canastillas.

Así se convirtió para nosotros en el villano de la historia por lo que decidimos que no se lo ofreceríamos a Miss L salvo, quizás, para calmar sus llantos en la silla del coche. Aún así, alguna que otra vez se lo ofrecí desesperada -sintiéndome fatal por ello- cuando no conseguía calmarla ni siquiera con el pecho. Sin embargo ella, nunca lo quiso y lo escupía nada más ponérselo.

Por otro lado estaban los «amigos del chupete» que seguían viéndolo cómo un héroe. Ellos alegaban que minimiza el riesgo de muerte súbita, calma a los bebés, los entretiene, lloran menos, no «utilizan el pecho como chupete» (como pueden usar el pecho como un artilugio inventado que no han visto nunca? será más bien al revés, no?) y además podemos usarlos como engaño para que traguen los purés. A mi, que quieres que te diga, algunas de éstas razones me ponen los pelos de punta. ¿Qué necesidad tengo de engañar a mi hija? y, ¿para obligarla a comer?.

Está claro que cada familia hace lo que considera oportuno y no seré yo quién juzgue a nadie. A mi, sin embargo, no solo se me juzgó, es que además se me insistió -y se continúa insistiendo- hasta la saciedad para que haga lo que ellos consideran mejor y le ofrezca el chupete a Miss L hasta que lo coja. 

Pero ni el chupete es tan bueno, ni tan malo como lo pintan y según iban creciendo los bebés, unos y otros cambiábamos de bando. Aunque debo decir que escuchaba más frases en conta que a favor.

  • «Era ponerle el chupete y se dormía, pero ahora de repente se le cae cada dos por tres y se despierta. Estoy hart@ de levantarme 20 veces a lo largo de la noche para volver a ponérselo!! Le hemos puesto varios sueltos por la cuna para ver si pilla alguno, pero nada. Estoy por atárselo con esparadrapo!! En que hora le dimos chupete»
  • «Pues fíjate, con casi tres años y aún con chupete. El dentista me ha dicho que se lo quite ya, pero cómo se lo quito ahora?«. Ante esta situación algunos padres tienen sentimiento de culpa, mientras que otros prefieren hacer sentir mal al niño por seguir usando el chupete a pesar de ser «tan mayor».
  • «Mi hijo no quería el chupete, pero luego no lo soltaba. Al final tuvimos que ponerle ese «potingue» amargo para dejar de morderse las uñas»
  • En nuestro caso, un buen día Miss L decidió chuparse el dedo hasta dejarlo desollado y, entonces, nos preguntamos por qué no le habríamos insistido con el chupete antes. Al fin y al cabo, deforma lo mismo o menos que un dedo y no se hace daño en la manita.

Cuando Miss L comenzó a chuparse el dedo reconozco que intentamos por todos los medios que lo cogiera, pero no lo conseguimos. En el fondo tuvimos suerte porque la manía duró poco. Sin embargo, ahora con 4 meses y medio ¡¡si que utiliza el chupete!! Aunque no con la función real.

Lo coge, lo mira, se lo lleva a la boca y lo muerde cómo hace con el resto de sus juguetes. Sí, lo muerde, y es que es un mordedor la mar de práctico comparado con algunos que hay en el mercado. De colores, diferentes materiales, formas, blandito por un lado, duro por el otro y fácil de agarrar y manejar con sus diminutas manos.

En cualquier caso, tan válida es una opción como la otra. Sólo debes tener en cuenta que, si decides usarlo no insistas si el bebé no lo quiere y no dejes que abuse de él. Por supuesto, bajo ninguna circunstancia debes añadir azúcar omiel (no se debe administrar a menores de 12 meses porque su sistema digestivo no es capaz de destruir las posibles esporas de bacteria botulímica que, a veces, contiene la miel) al chupete para que lo acepte o se tranquilice con él.    

y tú, ¿qué piensas del chupete? ¿héroe o villano?

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “Chupetes, ¿héroes o villanos?”

  1. Miss L se pasaba el día pegada también! y es que al parecer hay un pico de lactancia en torno a los quince días, otro al mes, otro a los tres meses… Yo al final se lo di, pero por el reflejo de extrusión lo tira al instante. Ya sabes, supervivencia, si es un objeto extraño (no es el pecho de mamá) no lo quiero ;)Suerte! y felicidades que no me había enterado de que ya estaba aquí la bichilla!! 🙂

  2. Como la bichilla sólo tiene 15 días nosotros nos encontramos en esa fase que describes y que también nos comentó nuestra matrona: evitándolo a toda costa para que no interfiera en los inicios de la lactancia, que no están resultando nada fáciles. Eso sí, a cambio esta se pasa el día pegada a la teta y confieso que a veces tengo malos pensamientos y me gustaría probar uno para ver qué efecto tiene en ella.

  3. Yo lo tenía como villano, por lo que decía la matrona como tu has puesto, por lo que ví por internet… tardé en ponérselo, pero chica, mano de santo. Se relaja, cuando está cansada y quejica porque tiene sueño cae rápidamente… Finalmente es amigo, muy amigo!! Eso sí, solo le gustan de la marca MAM.. y me las he visto para encontrar de esos (tenía unos de una canastilla).besos!lydia http://www.padresenpañales.com

  4. A Ciruelilla se lo dimos en el hospital cuando lloraba desconsolada porque no se agarraba al pecho y le calmaba mucho. El problema era mi pezón y al usar pezoneras lo mismo le daba una cosa que otra así que no le impidió mamar. Con dos meses dejamos las pezoneras y mama ya de maravilla así que no ha impedido que se instaure la lactancia. En cuanto a su chupete, le gusta y le calma pero sólo en ciertas circunstancias … Cuando está muy cansada y a veces para dormir. Pero no está \»viciada\» y a menudo se duerme sin él. Nosotros estamos encantados porque le calma cuando no hay otra opción (en el coche por ejemplo) pero si esta entretenida no lo echa en falta. Para mi héroe total!!! Ya veremos que pasa el día que se lo tengamos que quitar…. Ah si se le cae durmiendo no se despierta para pedirlo lo cual es una maravilla! Besotes!!!!

  5. Mi abuela desde la primera semana empeñada en que tomara ya el chupete y menos mal que la niña jamás lo ha querido.Aunque es verdad que me hubiera salvado unas pocas horitas de sueño xDPero nada que no arregle la teta 😉

  6. Pues yo se lo ofrecí después de 3 o 4 semanas y no lo quiso…le fui insistiendo (ya que fue muy llorona los primeros meses, por las tardes no se calmaba con nada, ni siquiera con el pecho), pero no lo quiso…hasta que con casi 6 meses llegó el primer diente, entonces de un día para otro cogió el chupete como si lo hubiera usado toda la vida. Y a los 11 meses, también de un dia para otro, no lo quiso ver ni en pintura nunca más…Ahora tiene 15 y sigue sin él, ya no se lo ofrezco porque ahora ya no vale la pena…Buena reflexión..a mi lo de \»me utiliza de chupete\» también me pone de los nervios..

  7. Es cierto que la teoría es la de \»no ofrecer el chupete al bebé hasta (al menos) el primer mes\»…y con esa intención íbamos nosotros cuando nació mi gordito. Pero resulta que me salió comilón (y de los ansiosos) lo tenía tooooodo el día enganchado y nunca se saciaba, los primeros días era desengancharlo de la teta y despertarse y llorar (y llorar y llorar)…un día mi madre le puso el chupete así de repente y toda la ansiedad de \»chupar\» la descargó y durmió varias horillas del tirón tranquilito…nosotros vimos la luz!Pero claro, esa es mi experiencia.A día de hoy (20 meses) solo usa el chupete para dormir y diría que casi mitad de la noche no lo tiene puesto, porque cuando se duerme se le cae…En fin, cada una tiene que buscar lo que mejor se adapta a su bebé y dejarse llevar por su instinto también ;)Besoss y ánimo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera