Bragas menstruales, ¿te atreves a probarlas?

bragas para la menstruación

Las bragas menstruales se están poniendo de moda, pero llevan entre nosotras ya mucho tiempo. La primera vez que escuché hablar de ellas fue hace unos 10 ó 12 años cuando llegó a mis oídos un crowfounding que tres mujeres estaban llevando a cabo para comercializarlas. Después de descubrir en uno de sus viajes que miles de niñas y mujeres de países como India paralizan su vida una vez al mes al no tener acceso a los artículos de higiene femenina decidieron buscar una alternativa asequible, ecológica y reutilizable y de ahí surgieron las braguitas para la regla que conocemos hoy en día.

Desde entonces ha llovido mucho y ahora podemos encontrar multitud de firmas que distribuyen estas prendas para utilizar durante la menstruación. Cocoro, Loop, Le Lambú, Etam o  Dim –de las que podrás leer un review aquí– son algunas de las más conocidas en nuestro país.

Pero empecemos por el principio.

Bragas para la menstruación, ¿Qué debes saber?

A día de hoy no hay muchos productos para la regla que sean realmente “ecológicos” y cómodos. Quizás la mejor opción en ese sentido sea la copa menstrual. Sin embargo, aunque para muchas mujeres ha sido todo un descubrimiento, para otras no es una opción. Para ellas las bragas menstruales son, probablemente, la mejor elección aunque generen muchas dudas y reticencias inicialmente.

¿Son como un pañal? ¿Se hinchan? ¿Calan? ¿Cuánto tiempo puedo usar las bragas menstruales? Sigue leyendo y encontrarás respuesta a las preguntas más comunes que aparecen cuando nos topamos con estas braguitas para el período por primera vez.

¿Cómo son las bragas menstruales? ¿Cómo funcionan?

Una braga para el periodo menstrual es muy parecida a cualquiera de las que todas tenemos en el armario. Es un poco más gruesa, pero una vez puesta apenas se nota la diferencia y, por supuesto, no es como llevar un pañal ni una compresa.

Generalmente están confeccionadas con tejidos naturales respetuosos con nuestra piel, pensados para absorber el flujo vaginal y menstrual y evitar manchas y olores.

¿Son cómodas?¿Cuánto tiempo aguantan?

Para tu tranquilidad te diré que no, las bragas para la menstruación no se hinchan como un pañal. Tampoco tendrás sensación de estar húmeda. Quizás al principio, pero en cuanto las lleves durante un rato esa sensación debería desaparecer.

En cuanto al tiempo de absorción no hay nada escrito. Depende del modelo de braguita, de su capacidad de absorción, de cada mujer y del día del ciclo en el que se encuentre.

Generalmente, se pueden encontrar bragas para la regla con tres tipos de absorción: ligera, moderada o abundante. Eso sí, debes fijarte bien en las especificaciones de cada braguita porque no existe un estándar y  la absorción varía en función de la marca. En cualquier caso, para que te hagas una mejor idea y puedas realizar tu compra sin miedo a equivocarte, la mayoría comparte una tabla comparando la capacidad de absorción de sus diferentes modelos de ropa interior menstrual con el número de tampones al que equivaldrían.

En función de la capacidad de absorción que hayas elegido y la intensidad de tu flujo podrás llevar tu braguita durante más o menos tiempo. Hay mujeres que las usan solo para dormir, mientras que otras pueden usarlas durante todo el día sin problema. Son también, la alternativa perfecta para utilizar como complemento a una copa o tampón o si practicas el free bleeding o sangrado libre. Además, resultan muy útiles para pequeñas pérdidas de orina o para usar durante el postparto –algunas marcas ofrecen modelos premamá- y son ideales para que nuestras pequeñas las utilicen en sus primeras reglas ya que hace que la transición sea mucho más natural. ¿Sabías que también existen los bañadores y bikinis para usar durante la regla?

Al final, el uso que le des a este tipo de prendas depende de ti y de lo cómoda que te sientas con ellas, pero, como casi todo, es cuestión de ir probando.

¿De qué están hechas? ¿Cómo funcionan?

Independientemente de si se trata de ropa de baño, bragas, tangas, culottes o ropa interior para el embarazo y postparto y de su capacidad de absorción, el funcionamiento de las prendas para la menstruación es el mismo.

El secreto está en su tejido especial y en las tres o cuatro capas que lo conforman. Normalmente la primera tiene una función drenante para que no tengamos sensación de humedad. Esta capa es la que está en contacto con la piel por lo que debemos buscar que su composición sea lo más natural posible. La segunda es absorbente, antimicrobiana y antiolor y la tercera es transpirable e impermeable a la vez, para que no traspase.

El resto de la prenda puede ser de tejidos naturales como el bambú o el algodón o incorporar algo de fibra para una mayor comodidad y suavidad.

¿Cómo se lavan? ¿Cuánto duran?

Las bragas para la menstruación tienen una duración de entre 2 y 5 años dependiendo del tejido, de la frecuencia de uso y del trato que les demos. Llegará un momento en el que perderán su capacidad de absorción, pero podrás seguir utilizándolas como ropa interior normal.

Para maximizar su vida útil es importante lavarlas adecuadamente:

  • Pásalas por agua fría tras su uso hasta que salga clara. No hace falta que las dejes en remojo
  • Puedes lavarlas a mano o a máquina, pero recuerda que no debes utilizar suavizantes ni quitamanchas y que la temperatura no debe superar los 30 ºC. Ojo con los detergentes caseros o tipo “jabón de Marsella”. Son muy grasos y pueden mermar la capacidad de absorción del tejido.
  • No pasa nada si lavas tu ropa para la menstruación con otra ropa, pero es preferible que coloques tus braguitas en una bolsa de tela para protegerlas.
  • Por último, déjalas secar. No utilices secadora ni las planches.

¿Cuántas bragas necesito para un ciclo menstrual?

Las diferentes marcas recomiendan un mínimo de dos o tres bragas menstruales teniendo en cuenta que se pueden lavar diariamente y reutilizar en la misma menstruación. Sin embargo, en función de la duración de tu período y de si las utilizas como método principal o no, puede que necesites alguna más.

¿Cuánto valen? ¿Dónde las puedo comprar?

A día de hoy puedes encontrar multitud de modelos de diseños, colores, tamaños, absorciones y precios diferentes tanto en la red como en tiendas físicas.

Las marcas más conocidas – y para mi las más seguras y fiables- están entre los 20-30 euros por unidad. Puede parecer un precio elevado, pero se pueden conseguir con descuentos y a largo plazo es mucho más lo que te ahorras al dejar de utilizar productos de higiene menstrual desechables.

Por supuesto, si buscas bien puedes encontrar incluso packs de 3 por ese mismo precio, aunque personalmente no me aportan seguridad. No tanto porque no sean cómodas o porque crea que funcionan mal, sino porque ya se ha dado algún caso en el que los tejidos no incorporaban productos químicos perjudiciales para la fertilidad que no habían sido detectados inicialmente por la falta de controles.

¿Merecen la pena?

Después de probarlas en primera persona te diré que a mi sí me merecen la pena. Reconozco que al principio no confiaba demasiado en su comodidad ni en los resultados. Pensaba que se hincharían, calarían, me harían sentir mojada o tendrían mal olor, pero nada más lejos de la realidad.

Las primeras veces las utilicé en casa, pero después he salido con ellas como método principal durante todo el día sin problema. Solo hay que conocerse un poco, conocer las diferencias de nuestro flujo en función del día del ciclo menstrual y atreverse a utilizarlas para pillarles el truco.

¿Te atreves a probarlas? ¿Ya lo has hecho? ¡Déjanos un comentario compartiendo tu opinión!

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.