¿Bebé de nalgas?

bebe de nalgas

Una de las muchas preocupaciones cuando llegamos a ciertas semanas de embarazo es la posición de nuestro bebé. Aunque muchas mujeres tienen pavor al parto y dicen preferir una cesárea, llegado el momento prácticamente todas deseamos un parto vaginal. Pero, ¿qué pasa cuando nuestro bebé está de nalgas?.

Bebé de nalgas al final del embarazo

Bebé de nalgas, ¿Cesárea segura?

La incidencia de la presentación fetal podálica en España es del 3,8% y en muchos hospitales es sinónimo de cesárea. En otros, te dejan intentar un parto vaginal dependiendo de la posición exacta del bebé. ¿Locura intentarlo?

bebe de nalgas, ¿cómo consigo que se gire?

Gracias a Dios, mi nena está en cefálica y espero que ya no se vaya a girar. En cualquier caso, a mi me da más miedo la cesárea que el parto de nalgas así que, si en la próxima revisión me dijera que mi bebé está en podálica y me dieran la opción yo intentaría un parto de nalgas «por si acaso». Requiere de más esfuerzo y una mayor monitorización, pero por poder, se puede parir de nalgas. 

Aunque la mayoría de obstetras prefieren programar una cesárea cuando el bebé está de nalgas en las últimas semanas de embarazo, la realidad es que algunos pueden colocarse en cefálica incluso durante el trabajo de parto. No es lo habitual, pero de ocurrir es más probable en las multíparas, es decir, en las mueres que ya han tenido hijos previamente.

Antes de llegar a esos extremos existen alternativas para tratar por todos los medios que el bebé se gire a la posición adecuada. Algunas pueden parecer un poco surrealistas, pero por lo visto funcionan. Llegados a este punto ¿tampoco se pierde nada por probar, no?

Mi bebé está de nalgas, ¿Cómo consigo que se gire?

Posturas para que se gire el bebé

Uno de los consejos más repetidos cuando nuestro bebé está de nalgas y queremos que se de la vuelta es que andemos a cuatro gatas. Puede parecer una tontería, pero ciertas posturas abren la pelvis dejando un mayor espacio al bebé para que se pueda dar la vuelta. 

Existen otras muchas posturas que se deben mantener durante algunos minutos varias veces al día. Todas ellas están recomendadas a partir de la semana 35 para evitar el riesgo de que el bebé vuelva a girarse de nuevo. 

puente indio para girar al bebé

Invertida sobre la pelvis (o puente indio): Tumbada boca arriba se colocan unos cojines bajo la pelvis para que quede más alta que los hombros.

postura del rezo - girar al bebé

Invertida sobre el abdomen (o posición de rezo mahometana): Tumbada boca abajo con los brazos más bajos que la pelvis y separando las rodillas para no estrujar la barriga.

postura vaca y gato para girar al bebé

Del gato: Colocarse a cuatro patas con la espalda recta e inhalar. Al exhalar arquear la espalda metiendo el cóxis y acercando la barbilla al pecho, imitando a un gato cuando se eriza. Al inhalar de nuevo, arquear la espalda hacia abajo,  levantando la cabeza y subiendo las nalgas. Repetir varias veces el ciclo

Los métodos de la abuela

En su mayoría pretenden que el bebé muestre mayor interés por lo que ocurre en la parte baja del útero que en la alta. No tengo muy claro que estos funcionen, pero los comparto aquí contigo por si los quieres probar. Los más conocidos son:

  • Ruido: Colocar música o sonidos agradables en la zona cercana al pubis.
  • Calor: Se dice que los bebés prefieren las temperaturas cálidas por lo que giraran su cabecita hacia abajo si, por ejemplo, en la ducha el agua está más caliente abajo que arriba.
  • Luz: También se cuenta que buscan la luz en las últimas semanas, por lo que si colocas un foco seguirá la luz hacia la parte más luminosa.

Medicina oriental (Moxibustión)

moxibustión para girar al bebé

Se que ésta técnica, de medicina tradicional china, la llevan a cabo en el hospital dónde daré a luz y la recomendó mi matrona. Según nos dijo, por si sola funciona bastante bien (los diversos estudios realizados sobre el tema son muy variables y oscilan entre un 75 y un 92% de fetos que se han girado a presentación cefálica mediante ésta técnica), pero si se ha realizado (aunque aparentemente no haya tenido éxito) facilita mucho la realización de la versión externa.

Se trata de estimular, mediante la colocación de una moxa incandescente colocada a pocos centímetros, el punto Zhiyin (punto 67 del meridiano de vejiga, ubicado en la base externa de la uña del quinto dedo del pie) para provocar la rotación de las presentaciones de nalgas en obstetricia.

La moxa es un preparado de artemisia vulgaris, habitualmente en forma de puro de 1,5cm de diámetro por 20cm de longitud que no suelta humos y que se coloca, incandescente, a poca distancia del punto a estimular (la distancia adecuada es aquella en la que se nota calor, pero en ningún caso dolor).

La técnica debe realizarse en un lugar bien ventilado. La gestante debe estar sentada o semisentada. Es importante la presencia de la pareja o de un acompañante durante la realización del procedimiento, para garantizar que se efectúa de manera eficaz y segura.

El principal efecto secundario es la aparición de ampollas por el calor, aunque no suele ocurrir si se lleva a cabo por personal cualificado. Las contraindicaciones son similares a las de la práctica de la versión cefálica externa, aunque la incidencia de complicaciones es mucho menor.

Se presenta como una alternativa económica, segura, sencilla, práctica, no invasiva, indolora y generalmente bien tolerada por la gestante y el
feto, ya que no altera el bienestar fetal. Sin embargo, no existe consenso sobre el momento de la gestación en que debe aplicarse, durante cuánto tiempo y con qué frecuencia. Puede ser beneficiosa para reducir la necesidad de la VCE y disminuir el uso de la oxitocina intraparto.

En caso de decantarse por la acupuntura, el punto a estimular sería el mismo pero se emplearían agujas en vez de la moxa.

Versión cefálica externa (VCE)

versión cefálica externa

Consiste en de girar al bebé desde fuera y debe llevarse a cabo por un profesional y en un entorno hospitalario ya que puede provocar sufrimiento fetal lo que desembocaría en la finalización de la técnica o, incluso, en una cesárea de urgencia (por lo que se recomienda acceso fácil al quirófano). Se suele hacer una ecografía antes de iniciar la maniobra y otra después.  

Debe realizarse en gestantes a término ya que, aunque la probabilidad de girar al bebé es mayor antes de las 37 semanas (después ronda el 60%), la mayoría de ellos vuelven a colocarse de nalgas. Además, podría desencadenar un parto prematuro con los problemas que ello conlleva.

Aún así, la OMS la califica como técnica segura y muy satisfactoria, con costes no muy elevados, que reduce el riesgo de parto vaginal en presentación podálica y de cesárea.

¿Tu bebé está de nalgas? ¿Ya has dado a luz y conseguiste que se girara? ¡Cuéntanos tu experiencia!  

Fuentes:  http://www.federacion-matronas.org  

http://bebeagogo.wordpress.com

www.who.int/es

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “¿Bebé de nalgas?”

  1. jajajaja. Se agradece el rollo!! Yo creo que al final lo mejor es no llevar ninguna idea preconcebida, no sea que te la cambien a última hora y se te caiga el mundo encima… Pero es taaaan dificil! a estas alturas no puedes no imaginar como será el parto y la carita de tu peque :)Me alegra saber que la inducción y la cesárea en tu caso no fueron tan \»horribles\» como las pintan y que no notabas las contracciones!! Yo también soy de reglas dolorosas, así que aún tengo esperanza de no \»sufrir\» mucho!!! jejeje.Ya os contaré!Besotes y feliz finde!

  2. Hola guapa: Muchisimas gracias por responderme, que maja eres!!!!Pues mira, tampoco tengas miedo si te tienen que inducir, porque a mi como te digo me indujeron y estuve 12 horas, pero para nada fue como te lo cuentan, (por mucho que sean matronas o madres)a mi me dijeron como a ti, respecto a la inducción, yo iba \»cagadita\» de miedo, tanto que, según bajaba a dilatación, juraba y perjuraba no tener mas bebés y la celadora se partía de la risa oyéndome, pero nada más acabar, estaba dispuesta a ir a por otro y me miraban como si estuviera loca, ja,ja,ja. Cuando me pusieron la oxitocina y aquello empezó hacer efecto, ni las contracciones fueron tan dolorosas, ni tan intensas, bueno tambien te digo que me pusieron la epidural sin yo pedirla, porque la matrona cuando vino a verme tras un rato, \»flipaba\» de que yo no me quejara, según ella mi monitorización decía que tenía fuertes contracciones estando ya de 4 cm y se suponían eran muy dolorosas, pero yo estaba genial, me reía, charlaba, estaba tan bien que hasta me entró sueño……luego me comentaron que les pareció increible que yo ni las notase, que a lo mejor sería porque tengo \»el umbral del dolor\» muy alto, no sé, yo aguanto bien el dolor de regla cada mes y aquello era similar para mi, asi que como te digo no fue en si sufrimiento por dolor, sino aburrimiento por tantas horas de espera, y como te digo yo estaba \»asustadita\» tenía PANICO al quirófano, vías etc, me tiré 2 semanas antes llorando a \»moco tendido\» por el miedo que tenía al momento parto-expulsivo, asi que imaginate si soy \»miedosa\».Quizás por eso, fue una liberación cuando oi la frase: \»hay que hacer cesárea\», quería evitar los pujos, la presión de la cabecita en mi vagina, los desgarros, y el hacerte \»caquita\» encima, buuuuufffff me daba horror pensar en todo eso. El postoperatorio me fue genial, enseguida me levanté y recuperé, por eso te digo que aunque es una operación con sus contras, cada uno saca su conclusión cuando llega el momento. Lo que está claro es que ningún parto es igual, ninguna cesárea es igual, mi consejo con todo mi respeto y desde mi humilde opinión, es que no te guíes de nadie, llegado el momento sigue tu instinto, y nada de miedos, no preguntes mucho sobre los partos cercanos, porque te hablarán más de lo malo que de lo bueno y eso solo te crea \»miedos\» en la cabeza. Ufffff que \»rollo\» te he soltado no? lo siento. Te seguiré cerquita para ver que tal lo llevas y llegado el \»gran dia\» disfrutar con tu relato, que espero, sea buenisimo, seguro que si, ya lo verás. Un abrazo guapa.Anónimo

  3. Te he enlazado en un post en el que hablo sobre mi amiga, que al final el parto vaginal fue bien, pero la pobre se ha ahogado un poco en lo de ser mamá primeriza.Muchas gracias por toda la información!!!!Besos.

  4. A mi es que me dan pánico las vías y los quirófanos!!! Si me dijeran que tiene que ser cesárea pues ¡qué remedio! pero de primeras no me gustaría. Para mi es una opción de \»emergencia\» en caso de complicaciones, porque no deja de ser una operación. Con todos los posibles problemas que deja un parto vaginal (y las horas, y los dolores), nuestro cuerpo está preparado para ello, por lo que la recuperación debería ser más sencilla…Conozco a muchas mamis que han pasado por ello (algunas también por parto vaginal) y se quejan, sobre todo, del postoperatorio. Quizás no la habrían elegido, pero fue la mejor opción y están contentas por tener a su bebé al lado!Aunque casi prefiero una cesárea a que me induzcan el parto… Por lo que contó la matrona parecía muy doloroso (por la concentración y la intensidad de las contracciones provocadas por la medicación) y llegas al expulsivo agotada!! Ya os contaré, porque cada parto es un mundo y hasta que no llegue el momento…qué nervios!Muchas gracias por los buenos deseos y por tu comentario 🙂 Un besote.

  5. Hola:Pues yo tuve una cesárea tras muchas horas de inducción en la semana 42 y me fue fenomenal, vamos que para el próxim@ tengo clarisimo que pediré directamente cesárea para evitar el sufrimiento de tantas horas de espera innecesaria, sabiendo que acabará también en cesárea. El parto vaginal muchas veces también deja secuelas, como son: pérdidas de orina, desgarros, desprendimientos de vejiga, prolapsos, sino pregúntale a la mamá del blog \»construyendo una familia\» que ahora está con tratamiento para reforzar suelo pélvico, por un prolapso causado por sus 3 partos vaginales, a veces el parto vaginal ocasiona más problemas que cualquier cesárea, creo que a la cesárea se la trata demasiado mal, muchas veces se habla con desconocimiento y hay que \»desmitificar\» ciertas cosas, se que es una operación con sus riesgos, que el postoperatorio es mas largo, pero no por ello más duro que cualquier parto, las complicaciones pueden surgir tanto en parto vaginal como en cesárea. No tengas tanto miedo a la cesárea, si llegado el momento han de hacértela, verás que no es tan mala como dicen. Un saludo y suerte.Anónimo

  6. Tenía pendiente hablar de la moxibustión (que lo escuché cuando aún no sabía que estaba en cefálica) y ya puestos he completado y lo dejo por si a alguien le viene bien :)A mi los de la abuela a mi tampoco me convencen, pero lo de andar a gatas y las posturas (que lo había oído por ahí) me ha quedado confirmado en la web de las matronas!! Me he quedado muy sorprendida, la verdad!! y cómo tú dices.. si estuviera de nalgas probaría todo \»por si acasO\» jjajajabesotes

  7. Una amiga tenía a su nena de nalgas y han intentado el parto vaginal antes de ir a cesárea y ¡¡¡salió bien!!!Así que está contentísima!!!Esta información es muy completa y está genial, aunque esos remedios caseros… me parecen un poco de risa. Pero seguro que si estuviese así los probaría y todo, jejeje.Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera