11 meses

bebé de 11 meses

Aquí estoy un mes más dispuesta a escribir todos tus avances para no olvidarme de ninguno y que los puedas leer cuándo seas grande. ¡Once meses ya! ¡No queda nada para tu primer cumpleaños! Aún eres un bebé, pero si pienso en cómo eras hace unos meses, has crecido tanto… Te queda todo por aprender, pero ya has aprendido muchísimas cosas.

Tus primeros 11 meses

Éste mes te han salido dos dientes arriba. El primero fue un día antes de nuestro primer día de la madre juntas. Estuvimos unos días en familia con los abuelos y el tío A y no se quién disfrutó más del viaje si ellos contigo o tú con ellos. Papá y yo volvimos a casa encantados y deseando repetir, así que con un poco de suerte lo repetiremos el año que viene. El segundo fue el día 16, un día después del cumpleaños de la abuelita M.

En general, aunque no paras, estás más tranquila y te entretienen más tiempo jugando solita. Apenas lloras, pero si después de señalar lo que quieres o decirlo con tus palabras no te entendemos te empiezas a poner nerviosa y a chillar. Supongo que será cuestión de tiempo hasta que puedas expresarte mejor porque tú si que nos entiendes. No se si serán las palabras o el tono y los gestos, pero te pones muy triste cuándo te «reñimos» o te decimos que algo no se puede hacer. El mes que viene intentaremos reforzar algunos signos e introducir alguno nuevo para que podamos comunicarnos mejor.

Interaccionas muchísimo más que el mes pasado. Intentas imitar nuestros gestos, das palmas todo el tiempo y bailas cuándo escuchas música. El día de tu cumplemes estuviste «tocando» el piano del tío mientras dabas saltitos y «cantabas». Nos sorprendió lo feliz que se te veía y que estuvieras «jugando» durante más de media hora. No es raro porque te encanta la música, así que habrá que repetir. Sabes hacer la ola desde finales de abril, nos dio la idea el abuelo y pillaste el juego muy rápido. Ahora estamos aprendiendo el «cumpleaños feliz». Hablando de abuelos, cuando los ves sabes qué hacer a cada uno para que juegue contigo. A las bisabuelas las tienes enamoradas. Al principio les ponías pucheros a todas, pero ahora te encanta jugar con ellas y están deseando que vayamos a visitarlas para poder pasar el tiempo contigo.

Ya eres capaz de sentarte tu sola desde la posición de tumbada, aunque no lo haces a menudo. Tienes más movilidad y «gateas» dando saltitos sobre tu culete o a cuatro patas hacia atrás. Te ha dado por meter los dedos en todos los agujeritos que pillas, cómo los del desagüe del lavabo cuándo te lavo las manos a la hora de comer, así que hemos tapado todos los enchufes de la casa y tenemos que tener mucho cuidado para que no te hagas daño.

Me encanta ver cómo utilizas tus manos. Tu comida preferida éste mes ha sido el arroz. Es apasionante ver cómo coges cada granito y te lo llevas a la boca con una gran delicadeza y precisión. Has aprendido a pasar páginas de una en una. Ya lo hacías con tus libros, pero ahora también lo haces con las revistas de la mesa del salón en cuánto me descuido. Desde hace unos días si te ponemos el dedo índice cerca, coges uno con cada mano y los juntas. ¡Te encanta hacer eso! Parece que quisieras que papá y mamá estuviésemos contigo juntos todo el tiempo. Hace tiempo querías quitarme las pestañas, ahora te tocas las tuyas y al ratito te duermes. Imagino que te relaja, pero a veces tiras de ellas y me da miedo que te hagas daño.

Te pasas el día jugando. Has aprendido a meter una bolita en un vaso y a sacarla después. Papá te dijo que eso era «canaaaaaastaaaaa» y ahora cada vez que decimos canasta tu metes la pelotita, o lo que se tercie o te pones a dar palmas. Desde que jugamos a eso has mejorado mucho y ya eres capaz de meter algún bloque dentro del encajable. Aún hay muchas veces que no lo consigues pero los giras con intención para que entren dentro. De repente, te encantan juguetes a los que no hacías ni caso. Los buscas con la mirada y te lanzas a por ellos. Ya no desmontas las «torres» de bloques que te pongo cerca, ahora las levantas sin separar los bloques y los miras curiosa. Presionas los botones con tu dedito índice bien estirado y respondes con un «hola» poniéndote el teléfono de juguete en la oreja. Parecía imposible pero todo te llama más la atención: sonidos, colores, texturas…

De éste mes espero no olvidar nunca las caras de pillina que me pones cuándo jugamos juntas y esas miradas y momentos cómplices entre las dos. Supongo que irán a más, porque cada día te gusta más acurrucarte a mi lado y darme mimos con tu manita o dejándote acariciar.

¡Feliz cumplemes Miss L! 
 
¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “11 meses”

  1. Preciosa la entrada de hoy. Parece mentira cómo crecen tan deprisa… Es maravilloso. Ver como aprenden cada día más costas… Un beso a Miss L. Creciendoconnuestrocachorro.WordPress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera