Baby Led Weaning

baby led weaning -blw

El «Baby Led Weaning» puede traducirse como destete dirigido por el lactante o introducción de la alimentación complementaria a demanda. Se basa en que sea el propio lactante el que elija qué, cuándo y cuánto come de entre la variedad -saludable- que se le ofrece y, siempre y cuando, se siga con la lactancia a demanda que será la base principal de su alimentación hasta el primer año de edad. Se sienta con la familia a la mesa a la hora de la comida y se le deja unirse cuándo esté preparado, primero con las manos y más tarde con cubiertos. Vamos, ¡lo que se ha hecho toda la vida!

Baby Led Weaning, ¿está el bebé preparado?

Se sabe que el bebé está preparado para la alimentación complementaria cuando es capaz de mantenerse sentado, ha perdido el reflejo de extrusión (no escupe todo lo que no sea el pecho o el biberón), se lleva todo a la boca y se interesa por la comida de los adultos que ve en la mesa. Esto suele suceder alrededor de los seis meses, aunque puede ser que algunos niños tarden un poco más. Lo que si debe tenerse en cuenta es que no debe aplicarse este método antes de los seis meses aunque el bebé parezca estar preparado ya que hasta esa edad no necesita más que lo que le aporta la leche materna y es recomendable que sea esta la fuente de su alimentación en exclusiva.

blw bebe seis meses y medio

A partir de los seis meses la leche materna seguirá siendo su principal alimento, aunque, complementado con otros que le iremos ofreciendo. Deberá ser así hasta que cumpla el año de edad como mínimo, aunque la OMS y diferentes organismos sanitarios recomiendan continuar con la lactancia materna hasta al menos los dos años y después hasta que el bebé y la mamá lo deseen.

¿Qué ventajas aporta el Baby Led Weaning?

El BLW aporta numerosas ventajas a la hora de introducir los sólidos. Algunas de ellas son las siguientes:

  • El bebé pasa por un único «destete». De la leche de mamá a la comida de los mayores (adaptada al principio).
  • Adquiere seguridad en sí mismo.
  • Aprende a masticar antes de aprender a tragar
  • Desarrolla la coordinación ojo-mano y la pinza fina.
  • Establece una relación saludable con la comida, disfrutando de ella y minimizando las «manías» a alimentos.
  • Comparte un momento divertido en familia.
  • Descubre que la comida no es un premio ni un castigo.
  • No hay que preparar comida para el bebé. Se trata de que cóma «lo mismo» que nosotros.
  • Se nos cae la baba a los mayores viendo cómo come y cómo disfruta de la comida.

BLW, ¿cuáles son sus desventajas?

  • Al principio parecerá que el bebé no come nada por lo que hay que tener paciencia. No te preocupes con la leche materna está suficientemente alimentado.
  • Se ensucia bastante el suelo, la mesa, la trona…con los trocitos que caen (o tira el bebé)
  • Probablemente muchos de los adultos a tu alrededor cuestionen el método al principio y te miren cómo un bicho raro. Debes estar completamente segura de que quieres hacerlo así porque, te lo digo por experiencia, te van a hacer dudar hasta que empiecen a verse los «resultados».

BLW, ¿Cómo empezamos?

La forma más sencilla de empezar es incluir tu bebé en la comida familiar siempre que puedas. Primero se interesará por lo que haces y después también querrá participar.

Siéntale frente a la mesa, en el regazo o una trona, asegurándote de que está estable y puede mover los brazos libremente. Si en el momento en el que vas a comer tiene hambre o sueño, no es un buen momento. Sus necesidades básicas deben estar cubiertas ya que, al principio, para el bebé es un juego.

Le ofreceremos comida saludable. Al principio será más fácil si tiene forma de bastones para que la pueda agarrar y llevársela a la boca. Nunca le meteremos comida en la boca directamente.

Deja que «coma» lo que quiera y no le atosigues para que coma más. El sabe lo que necesita. ¿Si lo sabía hasta ahora con la leche, por qué no va a saberlo con el resto de la comida? Puedes ofrecerle agua para que aprenda lo que es y qué hacer con ella, aunque con la lactancia a demanda estará suficientemente hidratado.

No le distraigas. Apaga la tele y deja que se concentre mientras manipula los alimentos para evitar un posible atragantamiento y ante todo no te asustes (y le asustes a él, que entonces tomará aire y si hay riesgo de ahogo) si tose o tiene arcadas. Ojo! No es lo mismo ahogarse (la comida se va al pulmón y no puedes respirar) que atragantarse (se queda atravesada camino del estómago. Es incómodo, pero no es peligroso).

y ante todo, no le pierdas de vista por si hubiese algún problema.

¿Qué puedo ofrecerle al bebé y qué no?

En teoría se le puede ofrecer de todo lo que tú puedas comer que no tenga azúcares ni sales añadidas, excluyendo, además, los frutos secos y frutos con semilla que son difíciles de gestionar y pueden irse «por dónde no deben».

Aún así, yo no le ofrecería comida precocinada, fritos, snacks, chocolate, derivados lácteos (hasta que no cumpla el año), ciertos pescados, espinacas (son difíciles de digerir por ellos), miel (por las esporas que puedan contener), mariscos, huevos poco cocinados…

En nuestro caso, además, hay antecedentes de alergias alimentarias por lo que procuramos que haya un distanciamiento cada vez que ofrecemos un alimento nuevo para prevenir posibles reacciones.

¿No se atragantará?

Al pensar en BLW es inevitable no pensar en un posible atragantamiento. Pero en realidad es difícil que ocurra si se cumplen unas normas básicas de seguridad.

Al principio el bebé no será capaz de llevarse a la boca alimentos pequeños y «potencialmente peligrosos» y cuándo sea capaz de hacerlo ya habrá desarrollado ciertas habilidades para que no sean un problema. Es normal que tosa o tenga arcadas al principio, pero eso no es atragantarse. Son un mecanismo de defensa del cuerpo para evitar que la comida llegue más allá.

La primera vez que le ves con un trozo en la boca te asustas pero después ves que sabe que hacer con él y no pasa nada. Sería mentira decir que no hay riesgo, pero el que hay no es mayor que el que tienen los bebés alimentados a cucharadas con triturados. Quizás el de éstos se incrementa al pasar a los trozos porque aprenden antes a tragar que a masticar.

Creo que no me he dejado nada en el tintero teclado, pero si tienes alguna duda o sugerencia puedes preguntarme. Además, hay un montón de mamás que suelen pasear a menudo por aquí que siguen también éste método y que seguro estarán más que dispuestas a aportar sus experiencias.

Si quieres más información, puedes ojear libros cómo «Mi niño no me come» de Carlos González o «El niño ya come solo» de Gill Rapley, entre otros. Pero, cómo una imagen vale más que mil palabras, te invito a entrar en youtube y buscar «Baby led weaning».

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “Baby Led Weaning”

  1. Pues yo creía que con 6 meses sería muy pronto para iniciarse en estos menesteres pero ahora que lo sé ¡lo que va disfrutar mi bichilla guarreando toda la comida en trocitos en poco tiempo!

  2. ¡¡¡ Me encanta la entrada!!! Te has ahorrado unas cuantas preguntas cuando nos veamos.A mí me encantaría poder hacerlo pero con la guarde no sé qué tal nos apañaremos. Ya se verá cuando llegue el momento.

  3. Genial!! lo que tú dices, así en grupo es más fácil :). Ella también come puré cuando hay puré en casa para cenar 🙂 Justo venía de tu blog, la tienda que mencionas me la pasó el otro día un amigo de zaragoza porque le habían hecho una entrevista en el Heraldo y bueno, ya os contaré… 😉 (siempre he querido emprender, me encantaría poder hacerlo ahora para quedarme con Miss L y algo parecido tenía yo en mente! :O)

  4. lydia- padres en pañales

    Que bien que también lo practiques!!! Es genial ver experiencias así de la misma edad, porque a veces me surgen dudas de alimentos, recetas, como dárselo… así que iré siguiéndoos a ver!Yo hago mixto, toma puré, porque en la guarde le dan purés, aunque después del puré le dan fruta a trozos, y el resto del día con nosotros todo a trozos y lactancia. Es maravilloso ver como coge habilidad! estaré atenta a como sigue Miss L!! besos!

  5. Estupendo resumen, ojalá lo hubiera leído con la mayor.. la freí a purés a la pobre jaja! Con el peque hacemos BLW y estoy muy satisfecha.. mínima inversión, máximos beneficios 🙂

  6. Si!! jajajajaja. Primeras fotos suyas que publico!! No me gusta exponerla, así que están muy recortadas, pero no podía poner un bebé al tuntun para ilustrar el post!! Y no hay imágenes libres de bebés comiendo comida de verdad!! jajajajapues poco a poco con ciruelilla 🙂 Yo cada día pienso en la suerte que tengo de poder estar con ella en casa todavía! 🙂

  7. Yo por lo que veo con la peque mancha más cuando le doy un puré que cuando \»guarrea\» con los trozos… jajajajaLes encanta, pero yo creo que lo disfrutamos nosotros más!! hasta que llega el momento de limpiar!!

  8. Yo lo practiqué sin saberlo jajaAunque a medias porque primero siempre la daba su puré y luego iba picotenado hasta que al final retiramos el puré poco a poco :)El guarreo que se traen les encanta eh jajaja

  9. qué mona!! Es miss L, no? como coge ese espaguetti!! Me encantaría hacerlo pero en la guarde es imposible y por las tardes noches alguna cosilla le he dado pero claro muy de vez en cuando…. animo y sigue contándonos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera