¡Ay, papá!

día del padre

La blogosfera está llena de mamás y bebés, pero papás se ven pocos. Me parece que el mejor modo de darles visibilidad es cederles la palabra y, para celebrar el día del padre, la entrada de hoy viene de la mano de Marido, el papá de Miss L.

Ser padre te convierte en mejor persona

«Si bien las mujeres os sentís madres desde que sabéis que estáis embarazadas, los padres no somos conscientes de ello hasta que nace nuestro bebé. Entonces, nos damos cuenta de lo difícil que resulta hacerse un hueco en la relación materno-filial.

Mientras que vosotras os dejáis guiar por el instinto, nosotros tenemos que esforzarnos en suplirlo observando e intentando aportar un poquito de racionalidad. Es obvio que estamos en desventaja. Hay un ejemplo muy claro. Por muy bueno que sea un padre siempre diremos «¡Ay, madre!», «¡Mi madre!» o «¡Madre mía!». Esto podría hacernos sentir mal, pero lo único que consigue es que sintamos que sus recompensas son mayores. Cuando nos sonríen lo hacen de verdad, con una sonrisa sincera, sin condicionantes.

Ser padre hace que cambie tu escala de valores. Si no lo habías hecho antes, empiezas a pensar en primera persona del plural, te vuelves más prudente y, en general, creo que te conviertes en mejor persona.  La paternidad la siento como una vía de escape. Por muy mal que se haya dado el día, al volver a casa y ver su sonrisa todo se olvida. Consigue que sólo valore lo que de verdad importa: SU SONRISA. Volver a vivir a través de sus ojos y descubrir las pequeñas cosas que hacen que todo merezca la pena.

Para mí Miss L, a pesar de ser un bebé de alta demanda, nunca ha sido una carga como mucha gente piensa que es un hijo. Nunca me he quejado de que mi niña nos reclame constantemente y prefiera estar con nosotros, porque a mi me pasa igual con ella, es eso exactamente lo que yo quiero hacer. El pasado ya es una etapa perfectamente cerrada de la que nunca me acuerdo, ahora solamente pienso en lo que puedo hacer con ella, y hago planes de lo que nos espera por vivir.

En honor a todos los padres, sólo puedo terminar con ¡AY, PAPÁ! aunque sólo sea por un día al año.»

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

4 comentarios en “¡Ay, papá!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera