Entonox, una alternativa farmacológica a la epidural

gas de la risa en el parto

Cómo te decía el otro día, hace algunas semanas visité el paritorio del hospital en el que daré a luz y en la charla que dieron a las futuras mamás nos hablaron de métodos para controlar el dolor en el parto. El más conocido es la analgesia epidural, pero hay otros como el gas Entonox del que te quiero hablar hoy.

¿Qué es el gas Entonox?

Entonox es el nombre con el que se conoce al «gas de la risa» que se empleaba en las consultas de los dentistas de «antaño». Si alguna vez has visto en TV programas de partos, seguro que te habéis fijado (sobre todo en UK y USA dónde se usa de forma regular) en algo que aspiraban las parturientas. ¡Eso es el gas Entonox!

Es una mezcla de oxígeno y óxido nitroso que es estable a temperatura ambiente. Al inhalarlo, la persona siente una sensación de relajación y mareo muy agradables y se frenan las transmisiones nerviosas al cerebro por lo que no se siente dolor. Si la persona no sentía dolor al principio pueden dar incluso ataques de risa, de ahí que también se llame «gas de la risa».

En el organismo es muy volátil por lo que el efecto dura apenas un par de segundos después de finalizar la aspiración.

¿Cómo se usa el Entonox?

El gas sale a través de un tubo que lleva una pipeta desechable con un filtro. La futura mamá debe sujetarlo con la mano y aproximárselo a la cara para aspirarlo profundamente. El gas no sale de forma continua, sólo si se aspira, por lo que hay que inhalarlo de un modo consciente,

Si se aspira demasiado puede aparecer somnolencia que hará que no se pueda seguir sujetando el tubo y por tanto cese de succionar. Una vez se ha recuperado, puede volver a tomarlo. De éste modo se evitar quedarse dormido eliminando el riesgo de sobredosis.

Este gas es muy volátil, por lo que se elimina en apenas dos minutos después de la aspiración. Debido al tiempo limitado que permanece en el cuerpo de la madre, sólo afecta a esta ya que no tiene tiempo de traspasar al barrera placentaria y llegar al bebé.

Una vez se ha succionado tarda unos 20 segundos en hacer efecto llegando el pico de analgesia alrededor de los 40 segundos por lo que es importante el momento en el que se empieza a usar. Debe empezarse a inhalar con el inicio de la contracción para que el pico de dolor coincida con el pico de analgesia, ya que si se inicia cuando ya se siente el dolor, será demasiado tarde y no se notará el efecto analgésico.

Al parecer en UK la gran mayoría de las mujeres están contentas con el resultado y sólo unas pocas de las que lo usaron acabaron pidiendo epidural.

Ventajas del gas Entonox

  • Te evitas los pinchazos, las vías y el tener que estar encamada como ocurre con la epidural.
  • Estás consciente en todo momento, lo que no ocurre con otras anestesias
  • Es fácil de usar y reduce mucho el dolor si se aplica adecuadamente
  • No hay riesgo de sobredosis y al eliminarse rápidamente no afecta al bebé
  • No afecta a las contracciones uterinas ni al ritmo del parto
  • Se puede usar en el parto en casa
  • Permite total movilidad por lo que se puede elegir la posición en la que se prefiere llevar a cabo el expulsivo
  • No impide a la mujer fabricar sus propias endorfinas que ayudan según avanza el parto como ocurre con otras analgesias.
  • Tú decides cuándo quieres parar de tomarlo, tomando el control del parto en todo momento.
  • No es necesaria presencia médica, puede administrarlo la matrona que supervisa el parto por lo que está disponible en todo momento.

Inconvenientes del gas Entonox

  • Es un analgésico suave. Es mejor que nada, pero no neutraliza del todo el dolor por lo que puede resultar insuficiente para algunas mujeres.
  • Puede producir naúseas si se succiona convulsivamente.
  • Aparece sequedad bucal por lo que es necesario beber líquidos continuamente

¿Puede usarlo todo el mundo?

En principio si, salvo casos de madres epilépticas o con problemas del Sistema Nervioso Central

Entonox, mi experiencia

Edito esta entrada para contarte mi experiencia con el gas Entonox.

En mi primer parto terminé pidiendo epidural por lo que no lo probé. Sin embargo mis siguientes dos partos fueron precipitados y no dio tiempo a usar ningún otro tipo de analgesia.

En el segundo me ofrecieron el gas de la risa, pero sinceramente no le pillé el truco y tengo serias dudas de que realmente me aliviara el dolor. Tampoco me dio tiempo a darme cuenta porque fue un parto precipitado cuando me lo ofrecieron estaba entrando en plena fase de expulsivo y estaba más centrada en ayudar a salir a mi bebé que en inhalar el gas. Tuve un desgarro importante y retención de membranas por lo que prefirieron recurrir a una raquídea para suturar y limpiar el útero.

En mi tercer parto volví a probar el Entonox. En esta ocasión me lo facilitaron desde el principio, pero de nuevo pasé de estar más verde que una lechuga a tener a mi hija en brazos en poco más de hora y media. Durante el último tramo de la dilatación aspiré y aspiré y al final acabé tirando el tubo con la boquilla porque me agobió. Sin embargo, para la sutura -de nuevo tuve un gran desgarro- fue mano de santo. Ya relajada con mi hija en brazos y tumbada en la camilla pude aspirar tranquilamente y no sólo no noté ningún dolor mientras me limpiaban y cosían, sino que me dio la risa floja. La sensación es como de estar flotando en una nube. Un ligero mareo en la cabeza y sensación de bienestar. Pero si decides usarlo, no te preocupes porque igual que viene, en cuanto dejas de respirarlo se va.

Después de mis experiencias con este gas, pienso que puede ser muy útil durante la dilatación y ciertos momento del expulsivo. Eso sí, siempre y cuando seas capaz de respirar en la boquilla de forma tranquila y continuada. Si te agobia el tubo o te saca del «planeta parto», entonces quizás no sea para ti, igual que en ese instante tampoco me sirvió a mi. En cualquier caso, te diré que sí, que el parto sin ningún tipo de analgesia duele, pero es soportable. Cuando crees que no puedes más te das cuenta de que sí y, además, aunque suene a tópico, en cuanto tienes a tu bebé en brazos se te olvida absolutamente todo.

¿Conocíais éste gas? ¿Lo usaríais?

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “Entonox, una alternativa farmacológica a la epidural”

  1. No lo había oído nunca, aunque ahora que lo pienso sí que lo he visto en programas de partos pero nunca me plantée qué sería…. curioso, pero yo sigo pensando que terminaré con epidural, como dije más que nada por miedo a que me duela… soy así de cobardica .. jeje. Besotes y gracias por este post tan interesante!

  2. La verdad es que cuando lo ves en TV no parece que solucione mucho… Yo no lo había escuchado, ni sabía que se usaba en España, pero el hospital del que os hablaba es de la seguridad social y está en Madrid!! lo que no se es si es algo nuevo que están empezando a usar o es puntual de éste hospital en concreto…Si lo llego a probar ya os contaré!! aunque no se yo… jejejeUn besote

  3. Mamá Pichón [Aún eres joven Blog]

    Pues chica, a mi llámame rara, pero lo he visto en los programas de 'un bebé por minuto' y a mi que no me acaba de convencer que sea inocuo del todo…. Seré yo una desconfiada!!!

  4. Simplemente yo misma

    Yo como tu lo he visto en los programas de partos de UK y EEUU, pero yo en España no se si se usa. Vamos en la seguridad social no he oido nada de el y en la privada no lo se y bueno…a pesar del gas las parturientas en el programa pegan cada grito…asi que no se si será una ayuda o una miniayudita….aunque todo depende dela sensibilidad al dolor de cada una.Yo me puse la epidural porque queria disfrutar de mi parto con 6cm de dilatacion y unas contracciones enormes cada minuto inducidas por oxitocina que a mi simplemente me molestaban como un retortijon, pero….por si acaso me dolía mas…..me la puse…no por el dolor en si, sino porque el dolor me impidiese disfrutar del nacimiento de mi bebe y gracias a la epidural yo no sentí mas que felicidad esa tarde-noche y ni mijita de dolor ;). Usar una cosa u otra ya depende de tus gustos y quizas quien mejor te puede aconsejar sobre tu caso en particular es tu matrona o tu ginecologo. Un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera