"> 7 actividades para hacer con niños en casa (sin pantallas) - La agenda de mamá

7 actividades para hacer con niños en casa (sin pantallas)

actividades sin pantallas para hacer con niños

El tiempo puede pasar muy lento cuando nos sentimos encerrados. El aburrimiento es sano, e incluso recomendable de vez en cuando, pero como dice el refrán «cuando el diablo se aburre, con el rabo mata moscas». Así que si queremos evitar conflictos familiares y que los peques se pasen el día delante de una pantalla, más nos vale tener un plan b.

Hace algunas semanas compartía por aquí 33 actividades para hacer con los niños sin salir de casa, pero por si necesitas más inspiración, aquí tienes otras 7 actividades sin pantallas para hacer con los peques.

7 actividades sin pantallas para hacer con los niños en casa

Ayudar en las tareas del hogar

A los mayores nos puede parecer aburrido, pero para la mayoría de los niños es «la novedad». Le encanta jugar a ser mayores y más si es junto a papá y mamá. Por eso, podemos hacer equipo y ponernos manos a la obra para, entre todos, realizar las tareas de la casa. Algunas tareas son más complejas, pero hay otras como hacer la cama, ordenar los juguetes, colocar los cojines del sofá o poner y quitar la mesa que pueden hacer los niños solos o con muy poca ayuda.

Además de que juntos tardaremos mucho menos, compartir las tareas domésticas resulta muy beneficioso para los niños. Al hacerlo la seguridad de los niños en sí mismos aumenta a la vez que fomentamos la corresponsabilidad e inculcamos valores como el trabajo en equipo o el valor de la familia.

Sombras chinescas

Las sombras chinescas son una actividad muy sencilla que da mucho juego. Horas de diversión asegurada; primero para preparar las figuras y luego para pensar la historia y representarla.

Para prepararlas no se necesita apenas material. Con algo de papel, lápices o bolígrafos para sujetar las figuras y un poco de cinta adhesiva -para pegar el lápiz al papel- es suficiente.

Juegos con pulseras luminosas

Pero si hay algo que les gusta más a los niños que las historias con sombras son los juegos de luz.

¿Conoces las pulseras de luz? Son unos palitos plásticos que al doblarlos y agitarlos brillan en la oscuridad con colores neón. Vienen en cajas de 100 unidades, tienen un precio asequible y se encuentran fácilmente online.

Con ellas se pueden hacer pulseras o collares con ellas, pero existen muchas más posibilidades. Puedes más propuestas con glow sticks en este post que escribí hace tiempo.

Preparar una gymkana

Mi hermano cumple años en verano y todos los veranos preparaba junto con mis amigas una gymkana para amenizar su cumpleaños. ¡Son un planazo!

Puedes poner tarjetas que te lleven de un sitio a otro sin más o crear una historia con un hilo conductor. Cada parada puede tener un acertijo, o una «prueba». Puede ser cantar, hacer algún ejercicio físico o crear una obra de arte.

Al final del recorrido debería haber una sorpresa, aunque al final es lo de menos porque lo habremos pasado genial tanto preparándola como jugando después.

Crear objetos a base de otros

Personalmente me encanta darle vueltas a la cabeza y buscar nuevos usos a los objetos que tengo a mi alrededor. Convertirlos en piezas personalizadas y únicas que me ayudan a solucionar alguna necesidad. Seguro que tú también lo has hecho alguna vez con alguno de los muebles de IKEA 😉

Pero podemos jugar con los niños a pequeña escala. Macarrones que se convierten en coloridos collares o cajas de zapatos que de repente se transforman en un guiñol.

Esta actividad ayuda a desarrollar la imaginación, la visión espacial o la motricidad fina. Además inculca valores como el reciclaje o en consumo responsable.

Preparar un picnic

Fíjate qué tontería, pero de las cosas que más les ha gustado a mis hijos de todos los planes caseros durante el confinamiento ha sido hacer un picnic en familia.

Una tarde se me ocurrió extender una manta en medio del salón a la hora de la merienda, preparar las botellas de agua, servilletas de papel, pan y embutido en tuppers. Para terminar le pedí al asistente virtual que pusiese sonidos del bosque. ¡Éxito total!

Desde entonces no han parado de pedir repetir y cada vez que lo hemos hecho hemos ido variando un poco: sonidos de agua, grillos. ¡Un día merendamos con elefantes! Y otro, nuestro picnic acabó abruptamente porque empezó a llover. Menuda tormenta se preparó en nuestro salón en un momento… ¡Con truenos y todo!

Irse de acampada

Y si hacer un picnic en el salón es acierto seguro, imagínate si preparas una acampada. Ahora que empieza a hacer calor puede ser una idea estupenda si eres una de esas familias afortunadas que cuentan con una terraza o jardín.

Pero si, como nosotros, no dispones de esos «lujos», siempre puedes montar la tienda de campaña en medio del salón, preparar una con un par de sábanas y unas sillas o simplemente pasar de florituras y sacar los sacos de dormir.

¿Se te ocurren más ideas para hacer con los niños en casa sin pantallas ni móviles? ¡Cuéntanoslas!

¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marta Garbajosa como responsable de esta web.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera