¿Parques infantiles cerrados? ¡Monta uno en casa!

14.10.20 / No hay comentarios

Este año está siendo muy raro para todo el mundo, pero especialmente para los niños. Sobre todo para los que viven en la ciudad: Sin parques infantiles, sin amigos con los que jugar y con todas sus rutinas cambiadas. No me extraña que muchas familias hayan decidido mudarse al campo o, al menos, a las afueras a una casa con jardín después del confinamiento de la primavera pasada.  

No te creas que no ha pasado también por mi cabeza, pero por ahora no es viable.

En nuestra localidad, además, seguimos confinados. Podemos hacer vida relativamente normal dentro de nuestro municipio. Eso sí, minimizando las salidas al máximo. Sin embargo, para los niños sigue sin haber demasiadas alternativas ya que las áreas infantiles nunca llegaron a reabrirse.  Sí, seguimos con los columpios clausurados. ¿Tú lo entiendes? Cuando los niños están obligados a volver al colegio y los mayores seguimos con nuestra vida, yo no. Y mis hijos tampoco.

A nosotros nos toca aguantarnos, no nos queda otra, pero si tú tienes un pequeño patio o jardín tienes muchas alternativas. ¿Las conoces?

Tu propio parque de juegos en casa

Cuando pensamos en un parque infantil nos vienen a la cabeza los columpios de los colegios o los parques municipales, pero ¿Sabías que hay versiones de estos elementos de juego infantiles para el hogar? ¡Incluso puedes encontrarlos de diferentes temáticas!

Parques de juego infantiles

Un parque infantil en el jardín es uno de los mejores regalos que podemos hacer a un niño. Además, la variedad que se puede encontrar hoy día en el mercado es enorme. Desde parques deportivos con pared de escalada que ocupan muy poco espacio, hasta los clásicos con tobogán o columpio pasando por preciosas casitas con un poco de todo que hacen las veces de "casa del árbol".

Hay muchos tipos de parques infantiles que se pueden colocar en el jardín de casa, pero los de madera maciza son especialmente recomendables. Son robustos y aguantan bien las inclemencias del tiempo.

Columpios

Los columpios probablemente sean de los pocos elementos de juego indispensables en un parque infantil. Divierten a niñas y niños de todas las edades -incluso a los adultos-, son económicos y ocupan muy poco espacio.

Los más pequeños comenzarán a usarlos con un asiento para bebés, para pasar después a un asiento infantil alrededor de los tres años. Lo bueno es que muchos columpios -como los de la empresa alemana Wickey-pueden ampliarse más adelante con toboganes, estructuras de gimnasia o incluso con areneros.

Areneros

Pero si no tienes mucho presupuesto o tu peque aún es muy pequeño, tu mejor baza seguramente  sean los areneros.

Imagino que lo sabrás, pero, por si acaso, te diré que los areneros son básicamente un cajón cuadrado que sirve como contenedor de arena. Es algo muy sencillo que a los peques les encanta y les da mucho juego.

Sin embargo, hay muchas opciones más allá del típico arenero. Podemos encontrar algunos con tapa, otros con asientos laterales incorporados y hasta con techo y baúl para guardar el cubo y la pala.

 ¿Y si no tengo jardín?

Si no tienes jardín ni patio en casa puedes optar por una cama-parque infantil. Hay camas para niños para todos los gustos, aunque quizás necesites cambiarla en unos años por una más "adulta". En cualquier caso, probablemente te merezca la pena porque son un espacio estupendo para -además de dormir- jugar y soñar.

Si tienes poco espacio puedes elegir una cama de dos pisos con "zona de escalada" o con "torre de vigía", pero si la habitación de tu peque es amplia ¡las hay hasta con tobogán! De hecho, si ya tienes litera o una de esas camas elevadas con cajones debajo puedes comprar únicamente el tobogán y acoplarlo a tu cama.

Lo mejor es que puedes transformar tu jardín en un parque infantil al aire libre por poco más de 100 euros. ¿Lo sabías? ¿Tienes un mini parque infantil o algún elemento de juego para niños en casa? ¡Cuéntanoslo!

*Contenido patrocinado
Imágenes : Wickey


También te puede interesar

No hay comentarios