Seguridad: En el coche, mejor sin abrigo

24.10.19 / No hay comentarios

Llevo tiempo queriendo hacerte una pregunta y ahora que parece que el frío ha llegado para quedarse no puedo seguir aplazándolo. Cuándo hace frío y tienes que moverte en coche con los niños, ¿cómo los subes a las sillas? ¿con abrigo o sin abrigo?

en el coche sin abrigo

Es probable que te parezca una pregunta inocente o sin sentido. Si hace tiempo me hubieses preguntado tú a mi si llevaba a mis hijos en el coche sin abrigo o con él, te habría respondido que depende. Si llevaba mucha prisa, o si hacía mucho frío y el trayecto era corto muchas veces los subía con él para que fuesen calentitos. Si el trayecto era más largo y sabía que daría tiempo a que el coche se calentase se lo quitaba para que estuviesen más cómodos.

Más cómodos... Lo que no sabía es que ese acto aparentemente inocuo afectaba a la eficacia de la sillita y con ello los estaba poniendo en peligro. ¿Tú lo sabías?

¿Por qué es peligroso que los niños lleven el abrigo puesto en el coche?

Que los niños viajen en los sistemas de retención infantil (SRI) con abrigo puede ser muy peligroso e incluso mortal en caso de accidente en función del tipo de golpe, de lo ajustados que lleven los cinturones o arneses y del tipo de prenda de abrigo.

La razón es que el abrigo genera un falso volumen alrededor del tórax del peque. Seguro que más de una vez has tenido que aflojar el arnés para poder abrocharlo cuándo sentabas a tu hijo sin quitarle el abrigo. ¿verdad?


Pues bien, si hay un frenazo brusco la prenda se comprime y deja un espacio entre la sujeción y el cuerpo del niño perdiendo efectividad. Obviamente, el espacio dependerá de la prenda en cuestión. No es lo mismo que el niño lleve un jersey de lana que un plumas.

En algunos casos ese espacio que se genera puede ser suficiente para que el niño se deslice y salga despedido. Esto se magnifica si la prenda en cuestión es -además de gruesa- de tejido resbaladizo como suelen ser la mayoría de abrigos y chubasqueros impermeables que visten nuestros hijos.

Algunos expertos señalan que viajar con abrigo en un SRI incrementa en hasta un 80% el riesgo de que el niño salga despedido del vehículo en caso de accidente.

Si buscas un poco en youtube encontrarás varios vídeos con dummies en los que se puede observar este efecto que te cuento. Así, para evitar riesgos innecesarios, lo mejor es que quitemos los abrigos y anoraks a los niños cuando viajemos en coche con ellos.

¿Y las prendas de vestir gruesas como sudaderas o jerséis? ¿Los quitamos también? Pues aquí sí que te digo que depende.

¿Cómo puedo saber si una prenda es o no peligrosa en el coche?

Existe una forma muy sencilla de comprobar si una prenda de abrigo es peligrosa cuando sentamos al niño en una silla de coche:


  1. Sentamos a nuestro hijo en el SRI con la prenda
  2. Ajustamos los cinturones
  3. Le quitamos la prenda y le hacemos sentarse de nuevo
  4. Abrochamos los cinturones otra vez
  5. ¿Quedan más de dos dedos de holgura ente el cuerpo del niño y el cinturón? Si la respuesta es sí, es mejor que viaje sin esa prenda. Si la separación es menor significa que esa prenda no tendrá mucho espacio para comprimirse en caso de choque y puede llevarla puesta sin problema.
Puede parecer un poco engorroso averiguar si una prenda es apta o no, pero en realidad solo habrá unas pocas prendas que nos generen dudas y basta con que lo comprobemos una vez con cada una de ellas.

¿Cómo abrigo a los niños en el coche?

Esto es como todo. Seguramente la probabilidad de accidente sea menor que la de que nuestros niños se pillen un buen resfriado, pero aunque menor, es mucho más grave.

Tampoco se trata de subir a los niños al coche con ropa de verano, pero hay muchas otras formas de abrigar a los niños cuando viajan en el coche además de dejarles el abrigo puesto.

Si viajas con varios niños, puedes ir caldeando el ambiente mientras se van subiendo todos. Aunque esto no es demasiado efectivo, sobre todo si es primera hora de la mañana o se trata de un trayecto muy breve.

La más rápida y efectiva es que se pongan el abrigo por encima a modo de manta o metiendo los brazos y con la parte de la espalda en el pecho una vez están sentados y debidamente abrochados. Si el trayecto es más largo y da tiempo de que el ambiente se haya caldeado pueden quitárselo sin problemas evitando que suden en exceso.


Mi solución es llevar varias mantas individuales en el maletero. Son versátiles y lo mismo sirven para hacer un improvisado picnic, que para abrigarse en el coche que para envolver a los más pequeños cuando se duermen -sin abrigo- volviendo a casa.


Y ahora que has llegado hasta aquí, si en unas semanas vuelvo a preguntarte lo mismo, ¿qué me responderías? ¿volverán tus hijos a viajar con el abrigo en el coche?

También te puede interesar

No hay comentarios