¿Cómo guardar los juguetes de los niños cuando se tiene poco espacio?

23.9.19 / No hay comentarios

¿No sabes dónde guardar los juguetes de tus hijos? No te preocupes, ya somos dos.

trucos para ordenar los juguetes

Siempre les digo a mis peques que guarden un juguete antes de sacar el siguiente. Casi nunca me hacen caso y, al final, siempre les ocurre lo mismo. Se encuentran con tal cantidad de juguetes sobre la alfombra de foam que no saben cómo gestionarla.

Soy de la firme opinión de que si no son capaces de hacerse cargo de sus cosas es porque tienen demasiadas. Echo la vista atrás y no recuerdo tal cantidad de juegos y juguetes en mi infancia y mucho menos a su edad. En nuestro favor diré que la mayoría son regalos, pero en realidad no es excusa.

Creo que tener tantos juguetes no les hace ningún bien. No les enseña nada positivo y no aprenden a valorar lo que tienen. Eso sin contar con que a muchos apenas les prestan atención, que el espacio de almacenaje es reducido y que el volumen de juguetes sigue creciendo a pasos agigantados entre navidades y cumpleaños.

¿Cómo guardar los juguetes cuando se tiene poco espacio?

Llevo tiempo queriendo "dar una vuelta" a los juguetes, pero estaba esperando a retomar la rutina escolar para ponerme manos a la obra. Si tú también estás en ello, pero no tienes muy claro cómo hacerlo, sigue leyendo porque te voy a contar cómo ahorrar espacio de almacenaje manteniendo los juguetes bajo control.



Desecha lo que no merezca la pena

Después de hacer inventario prepara tres montones: Tirar, donar y guardar.

Los juguetes incompletos o dañados sin arreglo van fuera. Si tienen arreglo los arreglo antes de colocarlos en uno de los otros dos montones

Algunos peluches y los juguetes que estén bien, pero por edad recomendada no sirvan para ninguno de los tres, al montón de donar. Los niños aprenden a compartir, nosotros practicamos el consumo responsable y seguro que hay nuevos niños encantados de darles una segunda vida a esos juguetes.

El resto los limpio a fondo y los divido en montones más pequeños para ir rotándolos. Los que mis hijos sigan sin utilizar a pesar de la rotación los guardaré para cuando Lady A sea más grande o los donaré en la próxima campaña de recogida de juguetes.

Cada juguete en su sitio

Crea un rincón de juegos
Imagen: Ikea

Por ahora mis hijos comparten habitación con lo que queda una libre que utilizamos como despacho y habitación de juego. Si no dispones de una habitación entera, una buena idea es crear un rincón de juegos en su dormitorio, el pasillo o el salón. De este modo los juguetes tienen su espacio dentro de la casa y es mucho más sencillo mantener el control.

Además, podemos ayudarnos de muebles bajos o accesorios de almacenaje. Si cada juguete tiene su espacio los niños podrán mantener el orden con más facilidad.

Nosotros tenemos los juguetes clasificados por tipo de juego y tamaño. Yo soy mucho de tener todo guardado en cajas y con los juguetes no iba a ser diferente, así que los disfraces, bloques de construcción y bebés los guardamos en cajas grandes de tela plegables como éstas.

Muñecas tipo Barbie, cacharritos, material de papelería, etc. los guardamos en cajas de diferentes tamaños. Como están a la vista y mi mayor ya sabe leer son de cartón, todas iguales y están rotuladas, pero si los niños son más pequeños es mucho más práctico emplear cajas transparentes para que vean su interior de un vistazo o incluso bandejas.



También son muy prácticos los bancos con cajones de almacenaje y los cestos. Lo que no te recomendaría son esos sacos guardatodo que están tan de moda. Porque aunque son muy prácticos para recoger según qué juguetes, al final se acaban convirtiendo en un cajón de sastre que va de un lado a otro de la habitación.

Involucra a tus hijos

No por último es el consejo menos importante. Al contrario. Si no quieres pasarte la vida recogiendo los mismos juguetes en bucle, es importante que enseñes a tus hijos la importancia del orden y la organización.

De este modo aprenderán a ser responsables, cuidar de sus cosas y compartir mientras trabajan la empatía y la autonomía. Además, no podemos olvidar que son sus juguetes y aunque a nosotros nos parezca que podemos tirarlos sin más y que no se darán cuenta de ello, son sus mayores tesoros.

También te puede interesar

No hay comentarios