Zapatos colegiales, ¿cómo elegirlos?

6.8.19 / No hay comentarios

Comienza agosto y en muchos establecimientos ya podemos encontrar la nueva colección de zapatos colegiales 2019. Para los peques que llevan uniforme durante el curso son una compra obligada, aunque en realidad este tipo de calzado puede resultar muy cómodo para todos. Sobre todo para los niños. Pero, ¿sabes cómo elegir los zapatos escolares para que aguanten toda la temporada?

zapatos colegiales


¿Qué debe tener un buen zapato colegial?

Lo primero que debemos hacer a la hora de elegir los zapatos que calzarán nuestros hijos durante el curso es primar la calidad frente al precio. Con esto no quiero decir que los mejores sean los más caros -muchas veces es al contrario-, pero tampoco que nos fijemos solo en el precio porque lo barato puede salirnos muy caro. La mayoría de los escolares utilizarán un par de estos zapatos y otro de zapatillas en su día a día durante el curso, por lo que debemos asegurarnos de que resistirán y no nos tocará cambiarlos salvo porque se le hayan quedado pequeños.

Cada vez hay más variedad tanto para niña como para niño, pero al fin y al cabo los zapatos colegiales deben ser cómodos, prácticos y funcionales. Para mí, el calzado para el colegio debe cumplir estos requisitos:


  • De piel. Nada de materiales sintéticos que no se adaptan a la forma del pie y no dejan que transpire. Además, si son lavables mejor que mejor. No sé si lo sabrás, pero ya es posible encontrar calzado infantil de piel que se puede lavar en lavadora sin que sufra daños.
  • Con puntera reforzada. Para todos, pero especialmente para los más pequeños y para los deportistas que no pueden pasar el recreo sin trepar o dar una patada a un balón.
  • Que tengan cierre de velcro. En los más pequeños aumenta su autonomía, pero resulta igualmente práctico para todos. Evita caídas por cordones desatados y es mucho más rápido de quitar y poner. Eso sí, debemos asegurarnos de que el velcro es de buena calidad para que mantenga el calzado sujeto desde el primer día hasta el último.
  • Resistentes al agua y con suela antideslizante. ODIO los zapatos que resbalan cuando han caído cuatro gotas y para los escolares -que van corriendo a todas partes- además son un peligro.
  • Con plantilla de memory foam antibacteriana. Nuestros hijos pasan mucho tiempo con sus zapatos por lo que es primordial que sean cómodos para ellos, dejen transpirar su pie y no huelan.

¿Y para ti? ¿Cuáles son tus indispensables a la hora de comprar a tus hijos sus zapatos para el cole?


Imagen: shutterstock


También te puede interesar

No hay comentarios