¿Videojuegos? Sí, pero con precaución

23.7.19 / No hay comentarios

Nos guste o no, nuestros hijos son nativos digitales y las pantallas son parte de su día a día. Muchas veces somos los padres los que se las facilitamos para que "se porten bien", "se coman todo lo del plato" o nos dejen tranquilos cinco minutos. Sin embargo, luego somos los primeros ofendidos cuando son ellos los que nos piden jugar a videojuegos.


Cómo elegir los videojuegos y apps para los niños


¿Debemos dejar que los niños y niñas jueguen con videojuegos?

Sin entrar en cuál es la edad ideal para que los niños empiecen a jugar con videojuegos, la realidad es que durante las vacaciones escolares aumenta el tiempo que dedican a jugar con ellos.

Esto no tiene por qué ser algo negativo siempre y cuando se haga un uso responsable. Limitar el tiempo de uso y elegir correctamente el juego en función de la edad, los gustos y las necesidades de nuestros hijos es primordial para asegurar la diversión evitando riegos.

Hace tiempo Movistar y PantallasAmigas lanzaron una campaña dirigida a las familias para ayudar a madres y padres a elegir correctamente los videojuegos y apps para sus hijos. Se componía de 10 consejos sencillos que pueden evitarnos muchos sustos. ¡Te cuento algunos en este post!

¿Cómo elegir correctamente los videojuegos de los peques?

Infórmate

Antes de comprar o descargar un videojuego infórmate bien sobre la temática y la edad recomendada. Puede ayudarte el Sistema PEGI que es un conjunto de pictogramas muy intuitivos -descriptores y etiquetas- utilizados en Europa para clasificar el software y los videojuegos.
Descriptores Sistema PEGI
Clasificación de videojuegos con sistema PEGI

Elige fuentes seguras

Al igual que cualquier otro artículo que usarán nuestros hijos elegir una tienda de confianza es primordial para evitar copias y falsificaciones. En el caso de los videojuegos no es distinto. Sobre todo si se trata de descargas online.

Muchos videojuegos y apps gratuitas tienen una procedencia un tanto dudosa y pueden, por ejemplo, contener malware, pedir datos personales o conectar con redes sociales sin que los peques sean conscientes de ello.

¡Cuidado también con los juegos con versiones "freemium" que suponen gastos inesperados!

Juegos educativos

En la medida de lo posible elige juegos que fomenten la lectura, enseñen algo a los más pequeños o estimulen su creatividad.

Juegos sociales

Uno de los principales problemas de los videojuegos en niños pequeños es el aislamiento. Por eso los juegos para disfrutar en familia son una de las mejores opciones porque no solo no excluyen a nadie, sino que pueden ser una buena forma de socializar y unir lazos.

Por el contrario, huye de juegos cuyo componente social sea únicamente online, salvo que creas que podrás hacer una supervisión adecuada en todo momento.



Supervisa el juego

Dedica tiempo a ver y escuchar sus reacciones durante el juego. Una forma sencilla de hacerlo es procurar que jueguen en una pantalla amplia en una zona común del hogar en vez de en su propia habitación.

Cuida también su salud poniendo limitaciones y prestando atención a sus ojos y a su postura durante el juego. Para ello, además de la observación, los sistemas de control parental pueden resultarte de gran ayuda. La mayoría de las consolas los llevan incorporados y permiten controlar qué contenidos se pueden ver, si se puede acceder al modo online, gestionar la privacidad o marcar el tiempo de juego de cada miembro de la familia,

Limitar el uso de los videojuegos y apps es muy importante ya los niños pierden la noción del tiempo muy rápidamente cuando se están divirtiendo lo que -además de fomentar el sedentarismo- puede derivar en una adicción.


¿Tus hijos utilizan videojuegos y apps? ¿Cuánto tiempo invierten a la semana con ellos? ¿Qué tienes en cuenta a la hora de elegirlos? ¡Cuéntanoslo!


También te puede interesar

No hay comentarios