A la playa con los niños, consejos prácticos

2.7.19 / No hay comentarios

La playa es uno de los destinos favoritos de las familias con niños para pasar las vacaciones de verano. No es de extrañar porque da mucho juego, tanto en la arena como en el agua.

Consejos prácticos para disfrutar de un día de playa en familia

Aunque la mayoría de padres acabemos cargados como burros cuando vamos a la playa con niños -al menos las primeras veces-, ellos no necesitan grandes cosas para divertirse. La arena y el agua estimulan sus sentidos y si la playa no está muy masificada se sienten libres correteando libremente por ella. Para los más pequeños descubrir el tacto de la arena por primera vez es una experiencia increíble que nunca olvidará olvidarás.

Sin embargo, para que podamos disfrutar de un día de playa en familia es importante seguir algunos consejos para minimizar los riesgos y el "equipaje".

Consejos para ir a la playa con niños pequeños

En la medida de lo posible elige tu destino pensando en ellos. En nuestro país hay multitud de playas familiares con bandera azul que pueden hacer las delicias de pequeños y mayores aportando un plus de seguridad y comodidad a toda la familia.

Para disfrutar de la playa en familia minimizando los riesgos de la exposición solar evita las franjas horarias de mayor radiación. Lo más conveniente es ir a disfrutar del mar durante las primeras horas de la mañana o a última hora de la tarde, cuando el sol está bajo.

Aún así, es importante limitar la exposición solar y utilizar protectores específicos para niños con alta protección (preferiblemente de filtro físico). ¡Los hay incluso con protección anti medusas!




No olvides que el protector solar hay que aplicarlo frecuentemente. Además, recuerda que no se recomienda emplear protectores solares en menores de seis meses, por lo que cobra especial importancia proteger la piel de los bebés del sol con medidas físicas como sombrillas o sombreros.

Ofrece líquidos a los niños con frecuencia. Se deshidratan con facilidad. Además, algunos aún no sabrán pedírtelo y a otros se les olvidará si lo están pasando bien.

La playa da mucha hambre. Prepara con antelación algún tentempié ligero para los peques como fruta cortada o pequeños sandwiches. Es mucho más cómodo que hacerlo in situ. Además, evitarás que se llene la comida de arena e irás con menos carga.

¿Qué es un día de playa sin cubos, palas y moldes para arena? Ir a la playa con niños supone llevar todo un cargamento de juguetes para hacer construcciones y castillos. Pero inevitablemente acabamos llevándonos "media playa" al recoger. Por eso lo mejor es que los guardes los juguetes de playa en una bolsa o cesta de rejilla. Así la arena irá saliendo durante el trayecto a casa e incluso podrás aclararlos en la ducha justo antes de salir.

Y sobre todo, ¡no pierdas a los niños de vista!


¿Añadirías algún consejo para ir a la playa con niños?

También te puede interesar

No hay comentarios