¿Estás cuidando correctamente tu traje de baño?

30.7.19 / No hay comentarios

Encontrar el traje de baño perfecto no es fácil. Por eso cuando encontramos uno que nos gusta y nos hace sentir bien queremos que dure el máximo tiempo posible. Sin embargo, junto con las gorras y las toallas, los bañadores y bikinis son las prendas que más desgaste sufren durante los meses estivales debido a las cremas solares, el cloro, la sal y el sol.

como alargar la vida de bañadores y bikinis

Tampoco ayuda a alargar la vida de la ropa de baño el hecho de que la mayoría de nosotros no sabemos cómo limpiarla adecuadamente. Pero no te preocupes, que justo eso es lo que te vengo a contar hoy.


10 tips para alargar la vida de tus prendas de baño

Cuidado con las rozaduras

Esto es importante sobre todo en el caso de los peques de la casa que se sientan en cualquier parte. Pero no son los únicos. Los adultos también debemos tener cuidado al sentarnos en zonas de rocosas o en el borde de la piscina si queremos seguir utilizando nuestras prendas de baño favoritas durante mucho tiempo.

Recuerda, las rozaduras en los bañadores son irreparables.

No utilices bolsas de plástico para guardar bañadores o biquinis

Es cierto que es mucho más rápido, cómodo y fácil meter los bañadores mojados en una bolsa de plástico o una de esas bonitas bolsas estancas. Yo misma lo hago con los de mis peques en invierno cuando salen de sus clases de natación. Sin embargo, no es la mejor opción si no vamos a ir directamente a casa.

Si dejas tus prendas de baño mojadas en una bolsa impermeable con calor -como en el maletero del coche- las fibras se "cuecen" y se estropean. Lo mejor para estos casos es colocar extendido tu traje de baño en el interior de tu toalla.

Enjuaga tus bañadores con agua dulce después de estar en el mar

El salitre y la arena son, junto con el cloro, los peores enemigos de los bañadores. Se incrustan entre las fibras dañando el tejido. Por eso es muy importante lavarlos con agua dulce después de haber disfrutado de un día de playa

Limpia y aclara el cloro

El cloro es el peor enemigo de la ropa de baño. Da igual que haya sido un largo día de piscina o media hora de entrenamiento. Si no lo aclaras nada más llegar a casa destrozará la elasticidad de tu bañador o bikini

Nunca lleves tu prenda de baño favorita a un spa. El cloro, el agua caliente y los fungicidas la destrozarán por completo

Recuerda aclarar siempre tus prendas de baño después de casa uso.

Limpiar y lavar las cremas solares

Las cremas solares pueden dañar y amarillear las prendas. Lo ideal para evitarlo es aplicarlas y dejar que se sequen antes de ponernos el bañador y tener cuidado cuando las vayamos renovando a lo largo del día para no manchar nuestra ropa.

No es necesario el jabón, pero si lo utilizas que sea neutro.

Para alargar la vida de nuestros bikinis y bañadores lo mejor es lavarlos a mano con agua dulce y templada. No es necesario que utilicemos jabón, pero si queremos hacerlo para eliminar mejor el cloro y las cremas solares debe ser un jabón neutro. ¡Y nada de suavizantes!

Nunca centrifugues un bañador

Como te decía lo mejor para nuestras prendas de baño es el lavado a mano. Aún así hay quién prefiere meterlas en la lavadora. Según la calidad de la tela podría ser válido, siempre y cuando programes un ciclo corto para prendas delicadas con agua tibia. Eso sí, jamás centrifugues un bañador o bikini.

Cuida los adornos

La ropa de baño de antelina o con adornos es la que más daños sufre durante el verano. Sobre todo si acaba en la lavadora. Para proteger, en la medida de lo posible, estas prendas tan delicadas colócalas dentro de una bolsa de lavado.

Secar siempre a la sombra

Cuando ya hemos lavado debidamente nuestra ropa de baño llega la hora de secarla. El primer error que cometemos muchos es retorcerla para escurrir el agua. Este pequeño gesto deforma las fibras y da de sí los tejidos.

Evita la secadora

Del mismo modo que nunca debes centrifugar un traje de baño por muy tentador que sea tenerlo seco en diez minutos, tampoco debes recurrir a la secadora.

Lo ideal es tender nuestros bañadores y bikinis extendidos, del revés y en una zona sin son directo para evitar que el sol se coma los colores.



¿Conocías estos trucos para alagar la vida de tus bañadores y bikinis? ¿Qué haces tú para que tus prendas de baño duren más tiempo?


También te puede interesar

No hay comentarios