7 Consejos para que los niños viajen cómodos y seguros este verano

25.6.19 / No hay comentarios

Esta semana la DGT dará comienzo a la primera fase de la "Operación salida" del verano. Desde finales de junio hasta primeros de septiembre se producirán millones de desplazamientos en nuestras carreteras, a los que hay que sumar los trayectos cortos en el lugar de destino.

niños seguros en el coche

Estos meses son los de mayor riesgo del año desde el punto de vista de la seguridad en la carretera. Por eso es importante extremar la precaución, sobre todo si vamos a viajar con niños

La mayoría de los conductores ponemos a punto el coche justo antes de partir rumbo a nuestras vacaciones de verano. Aprovechamos los días de menos tráfico para desplazarnos y paramos a descansar y "estirar las piernas" una o más veces durante el trayecto. Pero, ¿y qué pasa cuando viajamos con niños en el coche?

En un tanto por ciento importante de los desplazamientos por carretera de este verano habrá algún menor en el automóvil. Ellos son mucho más vulnerables que los adultos, por lo que debemos ser conscientes de la importancia de protegerlos incluso en los trayectos cortos


7 Consejos para aumentar la seguridad de los peques en el coche

Usa siempre una silla de automóvil

Utiliza un sistema de seguridad infantil para el automóvil mologado y adecuado a la edad, peso y talla del peque. Incluso en los trayectos cortos. Antes de iniciar el viaje, asegúrate de que está instalada correctamente y no tiene ningún daño.

Comprueba la temperatura

Antes de subir, comprueba la temperatura del interior del vehículo. En verano los coches alcanzan temperaturas muy altas que pueden provocar quemaduras. Intenta aparcar a la sombra, abrir las ventanas antes de subir o poner el aire acondicionado son rutinas que todos tenemos interiorizadas, pero a menudo olvidamos comprobar la temperatura del sistema de retención infantil. Es importante que te acostumbres a hacerlo para evitar quemaduras.

Viaja a primera hora de la mañana o incluso de madrugada

Viajando a primera hora de la mañana encontrarás menos tráfico y los niños irán dormidos la mayor parte del trayecto. No solo se les hará el viaje mucho más corto, es que además será mucho más seguro para todos. ¡Un niño nervioso inevitablemente acabará por poner nervioso al conductor!

¿Mareos?

Si tu peque es de los que se marean es probable que te toque parar más a menudo. Evitar tomar muchos líquidos antes del viaje o ingerir ciertos alimentos puede ayudar. Aún así, lleva contigo bolsas para contener los vómitos "por si acaso". Su pediatra también puede ayudaros con consejos y remedios para mejorar la situación.

Lucha contra el aburrimiento

El aburrimiento es el gran enemigo de los viajes en coche con niños. Hay multitud de juegos que no necesitan accesorios, como contar los coches de cada color y jugar al "veo veo". También puedes preparar una recopilación con las canciones preferidas de la familia o pequeños juegos de viaje. Intenta que éstos no sean muy grandes, rígidos ni pesados para que no supongan un problema en caso de accidente.

Nada suelto en el interior

En la línea del consejo anterior, nunca lleves nada suelto dentro del habitáculo. Ni bolsos, ni maletas, ni mascotas. Si tienes que llevar algo dentro sí o sí, asegúrate de que está debidamente sujeto ya que en caso de impacto o frenazo saldrá disparado pudiendo causar grandes daños a los ocupantes.

Respeta

Y, por supuesto, conduce de forma tranquila respetando las normas de circulación y la distancia de seguridad. No asumas riesgos y recuerda que tanto la seguridad de los niños como la del resto de ocupantes depende de ti.


También te puede interesar

No hay comentarios