Cuadernos de vacaciones, ¿sí o no?

21.5.19 / No hay comentarios

Tienen sus fans y también sus detractores, pero hay pocas familias que no hayan oído hablar de ellos. Me refiero a los cuadernos de vacaciones. ¿Los conoces?

cuadernos de vacaciones para niños

Cuadernos de vacaciones, ayer y hoy

Cuando era niña estaban muy de moda. De hecho, los propios colegios te recomendaban varios cuadernillos vacacionales junto con la lista de libros para el nuevo curso.

Hoy en día, la mayoría de docentes coinciden en que los cuadernos de vacaciones no son imprescindibles, son tan solo una herramienta más. Sin embargo, aún son muchas las familias que los demandan a pesar de que sus hijos hayan aprobado todas las asignaturas durante el curso.

Es verdad que los libros de vacaciones pueden ayudar a reforzar lo aprendido, pero también pueden convertirse en una pesadilla para los peques. Si a tu hijo le gusta hacerlos a modo de pasatiempo, adelante. Si no, no te preocupes porque hay muchos otros medios para que mantenga la mente activa durante las vacaciones de verano: leer por placer, escribir cartas a amigos o un diario, manualidades, excursiones, juegos de ingenio... Además, los expertos coinciden que un tiempo de desconexión es necesario a todas las edades.

¿Realmente sirven para algo los cuadernillos de verano?

Este tipo de cuadernillos educativos pueden ser útiles, por ejemplo, para niños como los míos que no saben lo que es la siesta. Sacas el cuaderno y ya los tienes un rato entretenidos durante las horas de más calor. Sin embargo, no sirven de nada si los terminan en cuatro días porque no mantienen la rutina y necesitarán refrescar los conceptos de nuevo cuando llegue la vuelta al cole. Tampoco serán útiles si los ven como una obligación.


Por suerte para los amantes de los cuadernos de actividades para el verano cada vez son más las editoriales que "se suben al carro", por lo que podemos encontrar oferta para todos los gustos: Santillana, Anaya, SM, Rubio... Hay cuadernos con los personajes favoritos de los niños, de pegatinas, pasatiempos y hasta cuadernos de vacaciones en inglés.

Eso sí, si te decides por los cuadernillos de actividades para repasar en vacaciones, recuerda que 30-45 minutos son más que suficientes para un niño de primaria. Por su parte, los niños de infantil con la mitad de tiempo ya irán servidos.

¿Cómo elijo el mejor cuaderno de vacaciones?

El mejor cuaderno de repaso para las vacaciones es aquél que los niños perciben como algo divertido, llama su atención y les incita a rellenarlo.

Aunque si  tienes pensado comprar un cuaderno de actividades para las vacaciones, lo ideal es que busques uno que además cubra los mismos conceptos que han tratado durante el curso desde una forma amena y divertida. La misma recomendación sirve si prefieres rebuscar en la red e imprimir uno de los muchos cuadernos vacacionales gratuitos que se pueden encontrar.

Cuando ya lo tengas, no olvides que los peques están de vacaciones y que la idea es que cada día hagan una o dos páginas para que mantengan la rutina de trabajo durante el verano, pero sin forzar.


¿Qué opinas de los cuadernos de vacaciones? ¿Alguna vez has rellenado alguno? ¿y tus hijos?

También te puede interesar

No hay comentarios