¿Cambio de colegio? Cómo y cuándo matricular a los niños en el nuevo centro

25.3.19 / No hay comentarios

Dentro de poco comenzará el plazo de admisión escolar para el próximo curso. Puede que sea la primera vez que te enfrentas al proceso de buscar colegio y te preguntes cómo elegir el colegio perfecto, o quizás ya pasaste por ello y te planteas cambiar de centro.

Cómo y cuándo cambiar a los niños de colegio
Imagen vía shutterstock

Si te encuentras en el segundo caso este post es para ti.


¿Cole nuevo o el mismo de siempre? 

Razones para cambiar de centro educativo

Existen muchas razones para cambiar de colegio a los niños. Quizás tu hijo no consiguió plaza en el colegio que queríais o no termináis de estar satisfechos con el centro elegido, la metodología o el profesorado. La necesidad de cambio también puede deberse al malestar del niño, a que tiene unas necesidades especiales que no pueden cubrir o a que no os queda otra por un cambio de domicilio, por ejemplo.

Obviamente hay unas razones de más peso que otras. En algunos casos no tendremos más opción, pero en otros nos asaltarán muchas dudas. ¿le cambiamos o no le cambiamos?

En general somos personas de costumbres y nos cuesta mucho hacer cambios importantes. Por eso -entre otras cosas- nos agobiamos tanto cuando elegimos por primera vez el centro de estudios para nuestros hijos. Parece que no hubiese vuelta atrás y tuviéramos que acertar a la primera y escoger el mejor.

Es cierto que para los niños es un plus pasar la mayor parte de su edad escolar en un mismo centro. Si se lo propones, la mayoría de ellos te dirán que no quieren dejar su cole porque no quieren dejar atrás a sus amigos. Sin embargo, podemos hacer un cambio de colegio si es necesario sin que ello suponga ningún tipo de trauma para ellos.

¿Y si no se adapta al cambio de colegio?

El miedo más común cuando nos enfrentamos a un cambio de colegio es el de si el niño o niña se adaptará al nuevo centro. Este sentimiento es aún más fuerte si el cambio no ha sido motivado por alguna razón de fuerza mayor.

La mayor parte de los escolares se adapta al cambio sin grandes dificultades. Sin embargo, existen ciertas recomendaciones:

  • Si tenemos pensado hacer el cambio, cuanto antes mejor. Los más pequeños son los que mejor suelen adaptarse a su nueva escuela
  • Debemos intentar que el cambio de colegio coincida con el inicio del curso escolar. Además, lo ideal sería aprovechar el cambio de ciclo: El paso de infantil a primaria o de primaria a secundaria.
  • Tratar de anticipar el cambio a los niños y en función de su edad explicarles los motivos. Una buena idea es dejar que conozcan con anterioridad su nuevo colegio.
  • Otro temor muy habitual es pensar que el centro se lo tomará a mal y que eso supondrá un problema si finalmente no se hace efectivo el traslado. Sin embargo, para los colegios es algo habitual recibir este tipo de solicitudes por lo que no debemos preocuparnos.

¿Cuál es el proceso para cambiar de colegio a los niños?

En el caso de los colegios e institutos públicos -que es el que yo conozco-, el proceso para cambiar de colegio a los niños es similar al de admisión ordinario. La diferencia es que en este caso tendrás que incluir el Número de Identificación de Alumno (NIA) en la solicitud al tratarse de un traslado de expediente. La documentación a aportar, los plazos, las baremaciones y el sorteo son los mismos tanto para los que accederán por primera vez como para los que desean cambiar de centro.

Eso sí, si decides solicitar plaza para tu peque en un nuevo centro educativo debes tener en cuenta que si se la conceden su antigua plaza quedará libre automáticamente.

¿Y si necesito cambiar a los niños de cole a mitad de curso?

Aunque no es lo ideal, en muchas ocasiones es necesario hacer el cambio de colegio antes de que finalice el curso escolar. Para ello debemos buscar un nuevo centro que nos encaje -por proximidad, pedagogía, instalaciones...- y asegurarnos de que hay plaza en él para el curso escolar de nuestro peque. Lo más sencillo es contactar con secretaría y preguntar o hablar directamente con la delegación de educación más próxima que nos indicará qué centros de la zona tienen vacantes. Incluso podría ampliar el cupo en alguno de ellos si fuese necesario.

Cuando ya tengamos confirmada la plaza será el propio centro el que se encargue del papeleo aunque nos pedirán algún tipo de documentación que justifique el cambio: nuevo empadronamiento, contrato laboral en la zona, informe del niño en caso de bulling, etc.


¿Estás pensando en cambiar a tu hijo de colegio para el curso próximo? ¿Has tenido que hacerlo en alguna ocasión? ¿Nos cuentas tu experiencia?

También te puede interesar

No hay comentarios