Acido fólico: Antes, durante y después del embarazo

20.9.18 / No hay comentarios

Si consultas a tu médico antes de quedar embarazada te recomendará que tomes un suplemento de ácido fólico. Lo mismo ocurrirá una vez el test de embarazo haya confirmado que esperas un bebé y si decides amamantar después de haber dado a luz. Pero, ¿por qué es tan importante el ácido fólico?

Acido folico antes, durante y después del embarazo

Ácido fólico, ¿por qué es tan importante?

El ácido fólico, también llamado vitamina B9 o folato, es una coenzima que ayuda, entre otras muchas cosas, en la síntesis de aminoácidos como los que intervienen en la formación de las estructuras básicas que componen en ADN. Por eso, el ácido fólico tiene un papel muy importante en la formación de tejidos así como en el desarrollo y crecimiento celular.

Por estas razones el ácido fólico es tan necesario en nuestro organismo. Durante el embarazo cobra especial protagonismo porque además de crearse nuevas células en el cuerpo de la futura mamá necesarias para hacer crecer el útero, formar la placenta o aumentar el torrente sanguíneo, se formarán todas las células del bebé.

El ácido fólico tiene un papel muy importante en la formación de tejidos así como en el desarrollo y crecimiento celular.

Vale, me ha quedado clara la importancia del ácido fólico durante el embarazo, pero ¿por qué me han recomendado tomar un suplemento desde el instante en que comenzamos la búsqueda?

¿Por qué tomar ácido fólico en la búsqueda del embarazo?

Numerosos estudios han demostrado que la ingesta de 400 microgramos de ácido fólico es capaz de prevenir hasta en un 70% los defectos del tubo neural como la espina bífida o la anencefalia. También disminuyen los casos de defectos cardíacos congénitos y del tracto urinario. Estos defectos, de ocurrir, lo hacen en fases muy tempranas del embarazo cuando es probable que ni siquiera seas consciente de que estás embarazada. También parece existir una correlación entre la suplementación con ácido fólico durante toda la gestación y una disminución en la tasa de abortos y partos prematuros.

Por eso es tan importante tomar un suplemento de ácido fólico desde el momento en el que decides buscar un bebé y durante los primeros meses de embarazo ya que el cuerpo humano no es capaz de fabricarlo por sí mismo y la cantidad de ácido fólico ingerida con la dieta -a través de verduras de hoja verde, cereales, frutos secos o hígado entre otros- no es suficiente para cubrir la nueva demanda de tu cuerpo y el del feto.


¿Conocías la importancia del ácido fólico durante la búsqueda de embarazo y los primeros meses de gestación? ¿Tomas algún suplemento de ácido fólico? ¡Comparte tu experiencia!

También te puede interesar

No hay comentarios