Cestas de regalo, perfectas para cualquier ocasión

30.7.18 / No hay comentarios

No sé si te lo he contado alguna vez, pero en los meses de verano se concentran la mayor parte de los cumpleaños y aniversarios de mi entorno familiar cercano. Contando a mi marido, hijos, padres, suegros, hermanos, cuñados, sobrinos y a mi misma somos 14. Pues bien, celebramos ocho cumpleaños y tres aniversarios de boda. ¡Casi nada!

ideas de regalo: cestas personalizadas

Soy de esas personas a las que les gusta salir en busca del regalo perfecto, pero reconozco que cuando tienes niños pequeños, poco tiempo para ir de compras con tranquilidad y se juntan varias celebraciones en un breve espacio de tiempo, es mucho más complicado acertar.

Es más difícil dar con el regalo ideal porque las ideas felices escasean, si las reutilizas de un año para otro resulta aburrido y tampoco puedes usarlas para diferentes personas porque al ser tan seguido "se nota". Además, cuando buscas algo muy concreto no siempre consigues encontrarlo. Para esos casos siempre recurro a mi comodín, las cestas de regalo.


Cestas personalizadas, el regalo perfecto

Las cestas de regalo son perfectas porque aunque giren en torno a la misma idea siempre son distintas. Se adaptan a todos los bolsillos, ocasiones y gustos. Son 100% personalizables y lucen un montón. Además , lo mismo sirven para un baby shower o una gender reveal party que para unas bodas de plata, un cumpleaños o para un amigo o familiar que esté convaleciente en el hospital.

Puedes encargar que te las monten, incluso que se las envíen al destinatario por mensajero o puedes elegir cada uno de los componentes y hacerlas tú mismo. A mi me gusta prepararlas personalmente, aunque tenga que terminarlas a ratitos. No es tan complicado como parece y me relaja.

Lo más trabajoso de este regalo DIY es comprar el contenido, pero en realidad los productos que las componen suelen ser fáciles de encontrar y de sustituir sin perder demasiado tiempo y sin salirse del presupuesto.

regalar cestas personalizadas

En los últimos años he preparado varias y han sido todo un éxito. Cestas de desayuno, con productos gourmet, de vinos, con libros, de productos infantiles, de maquillaje, con geles y sales de baño, con flores y plantas... ¡Incluso con dulces caseros!. Al final el límite es tu imaginación.

Por otro lado, la caja, recipiente o cesta que emplees como estructura también es un regalo en sí. Bien elegida puede reutilizarse como elemento decorativo o de almacenaje. Ya te conté mi obsesión con utilizar cajas para mantener el orden en el hogar hace algunas semanas, así que cuando me regalan algo dentro de una caja bonita soy feliz.


Y a ti, ¿te gusta que te regalen cestas o prefieres otro tipo de regalos? ¿Has preparado alguna vez alguna cesta para regalar? ¿Cuál ha sido la más original que has visto?


*Contenido patrocinado

También te puede interesar

No hay comentarios