Lactancia materna y depilación láser, ¿son compatibles?

19.3.18 / 4 comentarios

En unos días entrará la primavera. No sé tú, pero yo es ver esos primeros rayos de sol primaverales y venirme arriba. Sentir el calorcito del sol en mi piel me da vida y me hace sentir feliz y llena de energía. Si no fuese por mis problemas de alergias, la primavera sería mi estación favorita del año.

Depilación láser durante la lactancia

Es una estación curiosa. De esas en las que no sabes cómo vestirte por la mañana, en la que conviven chanclas y camisetas de tirantes con jerséis de lana y botas de piel. En las que muchos se plantean visitar una clínica de cirugía estética y los gimnasios se llenan de nuevo -la primera vez fue con los propósitos de año nuevo- en la llamada "operación bikini".

Hace tiempo te contaba que los tratamientos estéticos más demandados por las madres son la eliminación de estrías y el levantamiento de mamás. Sin embargo, cuando el calor está cerca posiblemente el tratamiento más demandado sea la depilación láser.

La mayoría de mujeres ni se plantean depilarse con láser durante el embarazo, pero ¿qué pasa durante la lactancia?

Depilación láser y lactancia materna, ¿son compatibles?

Aunque al principio era un poco reacia, hace años comencé un tratamiento de depilación láser. En concreto con el láser Alejandrita. Por aquél entonces estos tratamientos de dermatología láser solo podían hacerse bajo supervisión médica y eran bastante caros. Aún así, la inversión mereció la pena porque después de varias sesiones -no demasiadas- mi vello desapareció casi por completo y a día de hoy continúa así.

Siendo sincera te diré que no me importaría acudir a una sesión más y eliminar definitivamente los cuatro pelillos que escaparon al haz de luz. ¿El problema? La gran mayoría de centros no depila con láser a mujeres en periodo de lactancia.

¿Por qué muchos centros no depilan con láser a mujeres lactantes?

En algunos centros se niega la depilación láser durante el embarazo y la lactancia por supuestos temas hormonales. En otros la excusa es que el láser pasa a la leche, que se cortará suponiendo el fin de la lactancia o que cambiará su sabor. También hay quién no tiene inconveniente siempre y cuando sea en una zona alejada del pecho.

La realidad es que la depilación láser es perfectamente compatible con la lactancia materna.

Durante el embarazo, el pelo se ve más abundante y fuerte por acción de la progesterona. La elevación de esta hormona provoca que el vello entre en un estado de reposo y no se caiga. Sin embargo, la caída de pelo en el postparto es brutal. Esta es la razón por la que la depilación láser no suele hacerse durante el embarazo. No es que sea perjudicial -la Asociación Europea de Dermatología afirma que no hay riesgo durante el tercer trimestre-, es que es una pérdida de tiempo y dinero porque gran parte de ese vello se caerá durante el postparto.

Sin embargo, durante el período de lactancia la cosa cambia. Las hormonas que intervienen en la producción de la leche materna -y en la reproducción femenina en general- no son las mismas que provocan el crecimiento del vello, por lo que no tiene sentido alegar una supuesta "revolución hormonal". Tampoco es cierto que la aplicación del láser comprometa el éxito de la lactancia por afectar a los niveles de oxitocina como se ha comprobado en su aplicación para tratar heridas post-cesárea.

El láser no afecta a la leche ya que no se acumula en el cuerpo y apenas penetra unos mm en la piel. Lo justo para "quemar" el folículo piloso activo. De hecho, en ocasiones se emplea el láser para tratar mastitis y dolor en el pezón.

Lactancia materna y depilación láser, ¿qué dicen los expertos?

El pediatra Carlos González menciona en su libro "un regalo para toda la vida" que la incompatibilidad entre lactancia materna y depilación láser es un bulo, pero no es el único. La Academia Americana de Dermatología y la Sociedad Europea de Dermatología tampoco contemplan ningún riesgo entre fotodepilación y lactancia como se indica en la web e-lactancia.

Según esta web de consulta obligada para madres lactantes, no existen pruebas científicas que indiquen que cualquier método de depilación (fotodepilación, láser, electrolisis, arrancado de vello o afeitado) sea incompatible con la lactancia materna o menos efectivo durante este período. Sin embargo, recomienda prudencia a la hora de depilarse la zona del pecho por las posibles irritaciones o infecciones locales que se pudieran producir.


¿Has pensado en depilarte con láser durante la lactancia? ¿Te han encontrado con algún problema?


*Post patrocinado

También te puede interesar

4 comentarios

  1. Acabo de descubrir tu post y me encanta. Me siento muy identificada. Y gracias por resolverme la duda del láser en la lactancia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo tengo un bebe de 20 meses y seguimos con la lactancia. Esta semana había decidido hacerme el láser y cuando fui me dijeron que si seguía lactando no podía hacérmelo. Que me aconsejas?? había pensado decirles que ya no sigo con la lactancia para que me dejaran hacérmelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! A ver, yo no te voy a decir que mientas... Muchas mamás omiten al información porque normalmente no les preguntan directamente si están lactando. En tu caso tienes dos opciones, enseñarles la web de e-lactancia donde pone claramente que no hay riesgo o cambiar de centro a uno que esté más actualizado en el tema. Ya nos contarás ;)

      Eliminar