Consejos para un embarazo feliz: Alimentación

25.1.18 / No hay comentarios

La alimentación durante el embarazo es un tema que trae de cabeza a muchas futuras mamás. ¿Qué puedo comer durante el embarazo? ¿Qué debo evitar? ¿Qué pasa si engordo demasiado? ¿Y si pierdo peso?

alimentación en el embarazo - blog de embarazo

El exceso de información que llega sobre el tema y las contradicciones con las que te vas a encontrar no harán más que acrecentar tus dudas y miedos durante el embarazo.

Alimentación en el embarazo

Un tópico muy extendido es que una mujer embarazada debe comer por dos. Esto es totalmente falso, no debes comer por dos, pero si para dos. Tu bebé se está desarrollando en tu vientre y necesita que tu dieta sea equilibrada para tener lo que necesita y seguir creciendo.

Además, una alimentación balanceada minimizará las molestias típicas del embarazo y te hará sentir mucho más activa.

¿Qué comer durante el embarazo?

Los folatos en la búsqueda y durante el embarazo te ayudarán a prevenir complicaciones como la espina bífida. Además, aportarán nutrientes esenciales al bebé para su desarrollo correcto. Durante la lactancia materna también serán tus aliados.

Recuerda que no debes consumir alimentos crudos, esto incluye algunos embutidos, patés y pescados. Si te apetece comer pescado no elijas siempre el mismo y evita los de gran tamaño con alto contenido en mercurio.

Aumenta el consumo de verduras y frutas durante tu embarazo. Contienen gran cantidad de minerales y vitaminas esenciales para tu bebé. Además, aportan agua y fibra que te servirán de ayuda para mantener a raya el estreñimiento.

A estas alturas ya sabrás que las náuseas son más comunes de lo que nos gustaría. Hay muchas formas de controlar las náuseas durante el embarazo como las infusiones de jengibre. Sin embargo, hay algo mucho más sencillo, seguro y eficaz: Hacer muchas comidas pequeñas a lo largo del día. A mi me iba muy bien comer un trozo de pan o una galleta antes de levantarme de la cama.

Y, por último, no olvides mantenerte hidratada. El agua es muy importante para tí y para tu bebé, pero además, la deshidratación provoca contracciones uterinas.

También te puede interesar

No hay comentarios


Responsable » Marta Garbajosa
Finalidad » moderar y publicar tu comentario
Legitimación » tu consentimiento
Destinatarios » tus datos no se cederán a terceros
Derechos » puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito a blog@agendademama.com