12 meses

tarta de cumpleaños

Un añito ya. Madre mía cómo pasa el tiempo y cómo has cambiado sin darnos apenas cuenta. Cada día eres menos bebé y pareces más niña. Ojalá no pasase el tiempo tan rápido para poder memorizar todos los instantes, pero es imposible. Echaré de menos muchas cosas de éstos meses, pero cada día me sorprendes con tantas otras nuevas que hacen que esté deseando ver que ocurrirá mañana. ¡Cada día es una aventura!

Tu primer cumpleaños

Puedo decir que ya gateas del modo en el que todo el mundo piensa cuándo escucha la palabra «gateo». Empezaste hace casi una semana, a 6 días de tu cumpleaños, despacito, apoyando primero las rodillas y los codos. Ahora ya eres una experta, aunque si lo que quieres alcanzar está un poco lejos haces todo lo posible porque te lo acerque alguien sin tenerte que molestar. Me sorprende la soltura con que lo haces, parece que llevases haciéndolo meses. Lo que también tienes dominadísimo es sentarte tú sola desde cualquier posición y en cualquier superficie. Ya lo hacías desde hace tiempo, pero ahora lo haces sin esfuerzo.

Aún no te pones en pie, aunque a veces lo intentas. No nos gusta colocarte en esa posición ni incitarte a dar pasitos. No hay prisa, queremos que sigas tu ritmo. Sin embargo, si, puntualmente, alguna vez haces el intento de ponerte en pie y te «echamos una mano», aguantas un ratito con apoyo. Otras directamente te sientas o te pones de rodillas. Si alguna vez te intentan poner de pie, subes las piernas como si quisieras sentarte. Vamos, que no parece que tengas mucho interés todavía, pero visto lo que avanzas de una semana a otra quizás nos llevemos pronto una sorpresa.

Éste mes te ha dado por querer comer con cuchara. No me refiero a que te demos la comida con ella, no. Quieres cargarla tú misma y llevártela a la boca. Al principio no te salía del todo bien, pero sorprendentemente consigues llevar gran cantidad de comida a su destino sin derramar demasiado. Te encanta el yogurt y aunque hayas comido y dejado claro que «se acabo» frotando las manos, si me intento comer uno siempre quieres catar un poco. Te dimos a probar tarta de cumpleaños, pero no te gustó mucho y acabaste comiéndote el vasito de fruta que te habíamos preparado.

Disfrutas mucho cuando salimos a pasear y te pones como loca señalando a los niños y los perritos. Cada vez que ves uno te pones a hacer «guau-guau»!!. Hemos cambiado un par de días la posición de la silla para que veas el mundo y parece que te gusta, aunque si vas conmigo quieres que sigamos jugando cómo hacíamos siempre y me miras por la rejilla de la capota.

Hablando de juegos. Cada día te entretienes más con todo y, aunque no paras, estás más tranquila. Ya sabes meter perfectamente todos los bloques en su sitio y hacer torres de dos o tres, aunque con los vasos de plástico se te da bastante mejor y apilas 5 ó 6. También juegas a «engañarnos». Haces cómo que nos vas a dar algo y no tienes nada, o si lo tienes, pero al final te lo quedas tú.

Si el mes pasado te empezaba a gustar acurrucarte, dejarte acariciar y darme mimitos, ahora eres una zalamera. ¡y yo encantada! Te gusta mucho la música, pasarías horas con el piano del tío o escuchando canciones. Cuándo te da por una en concreto pides «más» y te pones a bailar y dar palmas. Además, tienes «lengua de trapo». Entiendes todo lo que te decimos y sabes responder a órdenes sencillas («¿Dónde está…?», «Dame el…»), a veces con actos, a veces con palabras (mama, papa, agua, más, lampara (papapa), teta (teta/titi), globo (obo), azul (shuuuul), nene, guapa), normalmente acompañadas de sus signos. Al principio podíamos tener dudas, pero creo que fue todo un acierto aprenderlos juntos. Es algo «nuestro» y nos ha evitado muchos llantos por no entendernos.

No he podido evitar recordar el día en el que llegaste a nuestras vidas. Te prometí que no te ibas a arrepentir de estar aquí y que te gustaría mucho lo que ibas a ir descubriendo. Espero haber cumplido tus expectativas y que el próximo año sea aún mucho mejor y más divertido que el que acabas de cumplir. Sólo puedo terminar diciendo:

¡¡¡Felicidades princesita!!! Te quiero mucho
 
 
¿Compartes? No te cuesta nada y nos ayudas un montón

0 comentarios en “12 meses”

  1. Madre mía Ciruela, un año ya!!! Te acuerdas el año pasado cuándo andábamos las dos con barriga y leías los mes a mes de síntomas?! XD Parece que hace siglos de aquello! Ya nos contarás qué tal su fiesta! 😀 Un besote

  2. Felicidades!!!Como avanzan eh? Ciruelilla no quiere ponerse de pie tampoco y levanta las piernas como miss L. Gatea muchísimo y muy rápido pero de pie, nanai. Me sorprende la cantidad de palabras que dice miss l, la mía na… Tatata y mamamamama y papá y poco más. En 13 días un año… Os seguimos muy de cerca!! Jejeje. Un besote y a seguir disfrutando!!!!

  3. Gracias chicas!!! Si, no se calla ni debajo del agua, pero es que tiene a quién parecerse!! Yo, depende del día, pero en general, soy de esas que sacan conversación sobre cualquier cosa en cualquier parte y claro, prácticamente 24 horas juntas durante todo un año por algún lado tenía que estallar XDYo también me auto-conciencio de que cada niño lleva su ritmo, jajajaja. luego leo el protocolo de niño sano de la aeped y veo que Miss L \»debería\» hacer cosas que aún no hace y me empiezo a estresar, hasta que veo que también hace cosas que se supone que aún no debería y recupero la confianza de nuevo :)Un besote!

  4. Planeando ser padres

    Antes de nada ¡felicidades por ese añito como familia! Cada niño progresa de una forma tan diferente… leo lo que ya sabe hacer tu peque con un año y si hago una de esas odiosas comparaciones con mi sobrina (cumplirá 3 años en septiembre) las diferencias son enormes. Mi sobrina con un año caminaba completamente sola, corría como una cosa mala y jamás la vimos trastabillar ni caerse. Se saltó toda la fase de gateo y directamente se lanzó a correr. Sin embargo, ahora que va a entrar en el cole, el tema del lenguaje es lo que más le cuesta, y comparada con ella tu niña es una enciclopedia con patas. Te dio esto tratando de hacer un poco de terapia conmigo misma, porque no sé cómo evolucionarán las habilidades de mi bichilla, pero quiero concienciarme de que no es preocupante que unos niños hagan algo antes que otros, porque como dicen por ahí, con el tiempo todos acaban haciendo lo mismo.

  5. Precioso! Que ilusión cuando pueda leerlo dentro de unos años. Cuando puedas cuéntanos más de los signos que ne interesa mucho. Espero que lo pasarais genial. Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por La agenda de mamá.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Webempresa Europe S.L., el proveedor de hosting.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos desde aquí, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ranking Madresfera