Primeras horas del bebé: Piel con piel

2.4.18 / No hay comentarios

Por suerte cada vez son más las maternidades que abogan por no separar al recién nacido de su madre en las primeras horas de vida. Aunque el pequeño haya nacido mediante cesárea.

primeras horas tras el parto

Puede parecer que la madre es la que lo pasa mal en el parto, pero ¿te has parado a pensar todo por lo que tiene que pasar el bebé?


¿Cómo son las primeras horas del bebé?

Alerta tranquila

Para comenzar tu bebe pasará del útero -oscuro, con ruidos amortiguados y rodeado de líquido amniótico- dónde todas sus necesidades estaban cubiertas a un lugar hostil, luminoso, ruidoso y seco. Habrá tenido que recorrer un camino estrecho y sinuoso para llegar hasta tus brazos.

El recién nacido debe adaptarse a la vida fuera del útero con rapidez. Es un cambio enorme y por eso necesita la seguridad de lo único que reconoce: su mamá. Además, durante estos primeros momentos de vida se creará un vínculo increíble que durará para siempre.

Dicen que instintivamente todas las madres hacemos lo mismo: Sujetamos a nuestro bebé cerca de nuestro pecho al lado del corazón. Nunca me había parado a pensarlo, pero -casualidad o no- las fotos de mis partos dicen que yo hice exactamente eso.

También dicen que durante las primeras horas de vida los recién nacidos entran en un estado de alerta tranquila. Durante este tiempo el bebé permanece muy despierto y tranquilo, sensible a lo que le rodea. Es como si buscara comunicarse con su mamá.

Los recién nacidos entran en un estado de alerta tranquila durante sus primeras horas de vida

Y nosotras, mientras miramos a nuestro bebé fijamente a los ojos, recorremos con nuestras manos cada parte de su cuerpo con suavidad y dulzura. Cómo dándole la bienvenida.

Mi marido y yo bromeamos diciendo que mis hijos aún me deben esa hora tranquila. Miss L estuvo dos horas llorando sin parar -de hecho comenzó a hacerlo antes de haber salido completamente de dentro de mi- dejándonos claro cuán intensa iba a ser. Con el pequeño G fue distinto. Nuestros primeros minutos fueron justo así, pero después tuvo que ser papá el que lo sujetase entre sus brazos mientras me anestesiaban tras el parto para suturar. Por suerte tardaron poco y pudimos disfrutar de nuevo abrazados.

Piel con piel

Y es que lo mejor para facilitar la adaptación del recién nacido a la vida es el piel con piel. Es una experiencia increíble sentir a tu bebé por primera vez, pero además es beneficioso para ambos.

El contacto con el recién nacido libera en la madre oxitocina -la llamada hormona del apego- que hace que afloren sentimientos de cariño y protección. Además, la oxitocina ayuda a la expulsión de la placenta y a que el útero vuelva a su tamaño.

El piel con piel ayuda al bebé a entrar en calor y tranquilizarse después del estrés del parto. También facilita el inicio de la lactancia materna, ya que, durante las primeras horas la lactancia es un acto instintivo. Si le dejan, el recién nacido es capaz de reptar hasta el pezón de su madre y comezar a mamar. Si no lo has visto nunca te invito a que lo busques en youtube porque es algo increíble.

Durante las primeras horas la lactancia es un acto instintivo

Y, por supuesto, si la mamá no estuviese disponible durante esos primero instantes, lo ideal sería que el papá -o la persona que acompañaba a la madre- inicien -o continúen como en nuestro caso- el piel con piel con el recién nacido hasta que pueda hacerlo con su mamá.

¿Conoces el protocolo de tu maternidad tras el parto? ¿Cómo son las primeras horas del recién nacido? ¿Puede estar junto a su mamá?

También te puede interesar

No hay comentarios