Sangre de cordón umbilical, ¿qué hacemos con ella?

14.9.17 / No hay comentarios

Cuando esperas un bebé una de la preguntas que quizás te hagas es qué hacer con la sangre del cordón umbilical.


Como seguramente sepas, desde hace años es posible conservar las células madre del cordón del bebé. Lo que quizás no sepas es que hay varias opciones y que para guardarlas -y que puedan utilizarse después- debe cumplirse un estricto protocolo.


Sangre de cordón, ¿qué hacemos con ella?

Básicamente hay cuatro posibilidades: Desecharla, dejar que llegue al bebé, donarla a un banco público o guardarla en un banco de células privado.

Personalmente optamos por lo segundo. Hay muchos estudios que muestran los beneficios del pinzamiento tardío del cordón umbilical, como la disminución de la anemia en lactantes al aumentar sus reservas de hierro. Esta opción es la que aconseja a priori la OMS y -además, coincidía con la protocolaria en nuestro hospital. Básicamente consiste en dejar que el cordón deje de latir antes de cortarlo.

En cuanto a donarla o guardarla, debes conocer los pros y los contras de cada una de las opciones.

Sangre de cordón, ¿Banco público o privado?

Si decides donar la sangre del cordón de tu bebé a un banco público cualquier podrá acceder a ella en caso de necesitarla. También puede utilizarse para investigación.

Como todas las donaciones se hace de forma anónima y no tendrás prioridad si necesitas recurrir a ella.

Si por el contrario decides acudir a un banco privado para guardar la sangre umbilical, debes saber que la legislación no es igual en todas partes. En España, por ejemplo, el estado podría hacer uso del cordón si lo cree conveniente.

En ambos casos tendrás que avisarlo al personal que te atienda en el parto y si habéis elegido conservar la sangre en un banco privado de células tendréis que llevar un kit de recogida que os habrán facilitado al contratar el servicio.

¿Realmente merece la pena guardar las células madre del cordón?

Los expertos no se ponen de acuerdo en cuanto a si merece la pena guardar o no las células del cordón del recién nacido para uso propio. Mientras que los bancos privados defienden que es un salvavidas, muchos médicos apuntan que la probabilidad de que una persona necesite un tratamiento con células madre y pueda utilizar las suyas propias es escasa a día de hoy.

Los bancos privados les dan parte de la razón. Alegan que la medicina celular está aún en pañales, pero que se está avanzando mucho y que es posible que en el futuro puedan curarse muchas más enfermedades con ellas por lo que conviene tenerlas guardadas.

Los defensores de la otra opción dicen que a día de hoy solo pueden garantizar la funcionalidad durante 15 años aproximadamente, que la mayoría de las patologías que podrían hacer uso de ellas llegan en la vejez y que no pueden usarse si la enfermedad tiene un componente genético -ya que las propias células también estarían "enfermas"-. Además, apuntan que sin donaciones no se puede seguir investigando.

Entonces, ¿guardo o no guardo las células del cordón? De no haber optado por el pinzamiento tardío probablemente habría optado por la donación. Sin embargo, la opción de guardarla en un banco privado es igualmente válida. En cualquier caso, la decisión está en tus manos.

Si finalmente decides guardar la sangre del cordón de tu hijo para su uso propio, puedes elegir entre multitud de bancos privados. Biocord, secuvita y cells4life son los más conocidos.


Más información sobre la recogida de sangre de cordón aquí.

También te puede interesar

No hay comentarios