Salud: Especialistas en tu ciudad a un clic

3.8.17 / 2 comentarios

El otro día te contaba que el pequeño G se había caído y como consecuencia del golpe se le movía un diente de leche. Por suerte parece que ya está fijo, pero aún tenemos que tener cuidado algunas semanas más.

Encontrar médicos especialistas en Madrid

En cuanto se cayó nos fuimos corriendo a urgencias. Allí nos recomendaron que visitásemos lo más pronto posible a un odontólogo pediátrico. Ellos no sabían decirme si en el centro de especialidades de nuestra localidad había uno, así que llamé al 112. Era domingo y la operadora que me contestó tampoco podía ayudarme. Me propuso ir a urgencias de otro hospital madrileño que supuestamente si tenía el especialista que yo buscaba y me pareció razonable.

Fuimos al segundo hospital y resultó que solo había un maxilofacial de guardia y que al ser un diente de leche no podía atendernos. Aquí nos dijeron que pidiésemos cita previa con un médico de familia en Madrid o con nuestra pediatra de cabecera que -a su vez- nos derivaría al odontólogo. Demasiada espera...

Finalmente optamos por buscar un odontólogo pediátrico privado por la zona y acudir a su consulta.


¿Cómo encontrar médicos especialistas en Madrid?

A pesar de que ya llevamos casi 7 años en esta ciudad no conocíamos ninguno, así que recurrí a un buscador para encontrar un odontólogo para niños en mi localidad. Por suerte vivimos en un lugar en el que el acceso a la sanidad es sencillo. Con sencillo me refiero a que hay un médico cerca que pueda ayudarnos en un momento dado.

Mi padre nació en un pueblecito de La Mancha. Aunque ya no voy tanto como me gustaría, he pasado la mayor parte de mis veranos allí. A día de hoy, el médico más próximo -un ambulatorio sencillo- está a 20 minutos en coche. Por supuesto, aquí solo hay médicos de familia, ningún especialista. Si realmente hay una emergencia hay que desplazarse a la capital de provincia a una hora por carreteras comarcales. Esos minutos pueden llegar a ser decisivos en algunos casos.

Aunque lo del peque no era grave, no dejé de alegrarme porque el accidente hubiese ocurrido en casa y no estando de vacaciones. Casi media hora con el niño sangrando y gritando sentado en la sillita del coche evitando que se llevase la mano a la boca habrían sido eternos.

Por eso, cuando buscábamos piso para mí era importante tener un hospital accesible. O al menos un centro de especialidades que atendiese urgencias. ¡Me parece imprescindible cuando se tienen niños pequeños! Bueno, y cuando se está esperando uno.

Podría contarte dos casos muy cercanos que tuvieron al segundo en casa sin querer el año pasado. Empezaron las contracciones, no les dieron importancia, de repente se aceleraron y cuando se quisieron dar cuenta no podían apenas moverse. Menos mal que todo fue bien.

Yo misma podría ser la tercera. Fui a urgencias con la bolsa rota y consciente de que no estaba de parto. Me habían mandado ya a casa de madrugada con contracciones regulares cada 5 minutos y menos de 1cm de dilatación y no tenía muy claro cuando se suponía que debía volver.

Cuando llegué de segundas tenía 1cm de dilatación. Si no hubiese sido por la bolsa me hubiesen mandado para casa de nuevo. De hecho lo estuvieron valorando, pero menos mal que no lo hicieron porque en 90 minutos ya tenía a mi hijo en brazos y había alumbrado la placenta. Parto precipitado.¿Qué hubiese pasado si el hospital que elegí para dar a luz hubiese estado más lejos?


¿Tú te has encontrado en alguna situación parecida? ¿A qué distancia estás del hospital más cercano? ¿Qué haces para encontrar médicos especialistas en tu ciudad?


*Post patrocinado

También te puede interesar

2 comentarios

  1. Respuestas
    1. Ya te digo! Qué odisea. Yo ya imaginaba a mi pequeñín desdentado durante 4 o 5 años... Menos mal que parece que se ha solucionado la cosa. Ahora a esperar a ver si el golpe no ha dañado el diente definitivo.

      Eliminar