11 consejos para conservar alimentos correctamente

21.6.17 / 2 comentarios

Las madres somos unas incomprendidas y pocas veces nos agradecen lo que hacemos a diario. Simplemente se da por hecho que es lo que tenemos que hacer.

Un día te independizas y te das cuenta de todo lo que le debes a tu madre, de lo que la quieres y de lo poco que se lo has demostrado y de las muchas cosas que vas a tener que aprender a hacer a partir de ahora. Por ejemplo, ¿cómo hacía tu madre para quitar esas manchas rebeldes a la primera? ¿y para que le aguantasen tanto tiempo las fresas frescas o no se le pusieran negros los plátanos? De eso hablamos en los trucos de madre de hoy en el blog, de cómo conservar alimentos de forma correcta.

como conservar los alimentos para que duren más


Cómo conservar alimentos correctamente

Es importante aprender a conservar correctamente los alimentos para evitar la proliferación bacteriana, que duren más y que no nos sienten mal. Puede que pienses que es una tarea sencilla -y lo es con un poco de práctica-, pero resulta que no todos los alimentos se conservan del mismo modo.

No sirve meter cualquier alimento sin más al frigorífico.

No sirve meter cualquier alimento sin más al frigorífico. Cada uno tiene sus características y necesidades distintas para conservarse de modo óptimo y lo que a unos les va bien a otros no. Algunos alimentos necesitan una preparación previa para asegurar su buen estado de conservación. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo:

Las frutas

Las frutas -en especial las tropicales- y el chocolate no son buenos amigos del frío. Salvo que haga mucho calor fuera y la fruta esté empezada es mejor mantenerla fuera del frigorífico para mantener su sabor y textura. Con el chocolate pasa lo mismo, por lo que es mejor dejarlo a temperatura ambiente salvo que tenga algún relleno que pueda estropearse.

Algunas frutas, como las fresas, duran muy poco. Una solución es lavarlas con vinagre blanco diluido (1 parte de vinagre por cada 10 de agua) y secarlas bien.

Los plátanos duran más si rodeamos el tallo que los une con papel film.

Las verduras y hortalizas

Las verduras delicadas deben guardarse como las flores para que duren más. Es tan sencillo como colocar una bolsa de plástico a su alrededor, atarla a la altura del tallo y colocarlas en el frigorífico. Recuerda que las cebollas y las patatas no son buenas compañeras.

Tiempo máximo de conservación en frío

Para conservar alimentos en frío debes tener en cuenta algunos factores cómo el tiempo máximo que pueden permanecer en la nevera antes de ser consumidos para evitar intoxicaciones:
  • El pescado fresco y la carne picada es mejor consumirlas en el día.
  • La carne y el pescado cocinado pueden aguantar en perfecto estado 2 ó 3 días refrigerados.
  • Leche abierta y embutidos mejor no los dejes más de 3 ó 4 días. La leche es un estupendo caldo de cultivo.
  • Conservas abiertas o verdura cruda consúmelos antes de 4 ó 5 días
  • La mantequilla, huevos y mayonesa (no casera) abierta pueden aguantar un par de semanas.
  • En cuanto a los alimentos para tu bebé, es preferible que los consuma en el momento, pero no los dejes más de 48 horas y siempre en un contenedor hermético adecuado. Si has utilizado huevo en su preparación o algunas verduras de hoja que duran muy poco no dejes que transcurran más de 24 horas.
Si no lo vas a consumir "en plazo", congela cuanto antes. Y sobre todo, para una correcta conservación es importante mantener limpios el frigorífico y el congelador y guardar cada alimento en la zona destinada a ello.

Congelación y descongelación

 Congelando los alimentos consigues que aguanten mucho más tiempo en perfecto estado, pero, ¡ojo! congela en recipientes de una o dos raciones para no tener que descongelar de más y asegúrate de que dejas espacio suficiente en el contenedor. Recuerda que algunos alimentos aumentan de volumen en el congelador y que no debes volver a congelar un alimento que ya ha estado congelado con anterioridad.

Lo ideal es descongelar de forma lenta para mantener las propiedades y el sabor. La opción típica es hacerlo en la balda inferior del frigorífico, pero nuestra preferida es la descongelación al vapor. Si no dispones de tiempo también puedes hacerlo al baño María o en el microondas. Si lo haces a temperatura ambiente puede contaminarse fácilmente con bacterias.

Las sobras

Las sobras de las comidas que puedan conservarse y quieras guardar deben meterse sin excepción en la nevera bien protegidos para evitar daños por el frío o contaminación bacteriana. Dependiendo de su naturaleza tienes varias opciones:
  • El embutido puedes colocarlo en un recipiente hermético o si estaba envasado al vacío cubrirlo con film transparente.
  • Jamás almacenes una lata abierta con su contenido dentro por tiende a oxidarse y el óxido puede dañar el alimento
  • Los líquidos deben guardarse en un recipiente hermético. Algunas personas recomiendan llevarlos a ebullición para matar los posibles patógenos antes de guardarlos, otras dicen que es mejor hacerlo cuando se vayan a consumir.

Fuera de casa

¿Qué pasa cuando salimos fuera de casa? Si vas de excursión o te llevas la comida al cole o la oficina?. En estos casos hay que evitar que se rompa la cadena de frío. Las alternativas más prácticas son las bolsas isotérmicas y los termos. 

Recuerda que existen termos para sólidos y termos para líquidos, según la naturaleza del alimento que quieras transportar.


¿Se te ocurre algún consejo más para conservar alimentos? ¿Conocías alguno de los que te cuento hoy? ¿Los pondrás en práctica? ¡Cuéntanoslo!

También te puede interesar

2 comentarios

  1. ¡hola! gracias por los consejos, no conocía el de los plátanos ni lo de las latas abiertas.. ¡ah!, ¿y patatas y cebollas por qué se llevan mal? yo las tengo en el mismo cajón, aunque en dos compartimentos, no se tocan, ¿eso está bien? bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también los tengo en el mismo cajón, en dos cajas diferentes. En realidad las cebollas desprenden un compuesto que hace que las patatas se estropeen más rápido si están en contacto.

      Eliminar