¿Sabes cómo salvar un diente después de un golpe?

27.4.17 / No hay comentarios

Parece que poco a poco va llegando el calorcito para quedarse. Cada día apetece menos estar en casa y las salidas y excursiones comienzan a ser habituales. Con ellas también se incrementan los pequeños accidentes, las caídas y los daños dentales. ¿Sabías que los dientes definitivos pueden salvarse si sabes cómo actuar después de un golpe en la boca?

Como salvar un diente roto o caído después de un golpe

Como actuar después de un golpe en la boca

Con el pequeño G no gano para sustos y ya se ha dado golpes en la boca en más de una ocasión. Sus dientecillos aún son de leche, pero igualmente hay que cuidarlos para asegurar un correcto crecimiento de su dentadura definitiva.

Después de un golpe en la boca lo primero es tranquilizar al niño y observar detenidamente los posibles daños. Si los dientes están en su sitio y no hay rotura debemos comprobar que no se mueve ninguna pieza y que no hay rotaciones.

En los niños muy pequeños es posible que no notemos nada, pero que tiempo después el diente afectado cambie su coloración. En esos casos es recomendable acudir al dentista. Igualmente, debemos ir al especialista o a urgencias en caso de duda.

Si tras la observación vemos que hay rotura o que una pieza se ha salido de su sitio debemos mantener la calma y tratar de salvar el diente.

Qué hacer si se ha roto un diente

En la mayoría de los casos el trozo de diente que ha saltado puede volver a pegarse. Por eso es importante buscar el trozo y acudir cuanto antes al dentista.
Estéticamente apenas se notará diferencia respecto a antes del golpe. Sin embargo, la zona reconstruida será menos resistente por lo que habrá que tener cuidado al morder para que no salte de nuevo.

Qué hacer si se ha caído un diente

Si un golpe provoca que un diente se salga de la boca aún hay esperanza. Lo primero será buscar el diente, pero ¡OJO! nunca toques la raíz. El diente siempre debe cogerse por la corona -la parte que sobresale de la encía- para no dañarlo.

Si el diente que se ha caído no está limpio podemos limpiarlo con agua corriente durante aproximadamente 10 segundo, con mucho cuidado de no tocar la raíz.

Después de lavar el diente hay que tratar de recolocarlo en su sitio presionando con una paño limpio. Si no es posible -o no nos atrevemos- a hacerlo lo colocaremos en un recipiente con suero fisiológico o leche hasta que lleguemos al dentista. Si no tenemos ni leche ni suero, también podemos conservarlo dentro de la boca, colocándolo entre las mejillas y las muelas.

Lo ideal para salvar el diente es que todo el proceso de haga antes de que haya transcurrido una hora.


¿Sabías cómo actuar en caso de caída o rotura de un diente por un golpe en la boca? ¿Te ha pasado alguna vez?

Quizás te interese:

También te puede interesar

No hay comentarios