El fin de mi baja maternal

1.7.16 / 6 comentarios

Dentro de dos días termina mi permiso por maternidad, lo que significa que si trabajase por cuenta ajena el lunes tendría que volver a la oficina, salvo que me hubiesen dejado juntar las horas de lactancia y las vacaciones. Como autónoma es aún mucho peor porque, además de que no se reconocen las horas de lactancia, pocos negocios pueden sobrevivir a un parón de 16 semanas.

vuelta al trabajo después del permiso de maternidad


Aunque no es mi caso, ya que yo trabajo por cuenta propia desde el salón de mi casa, miro a mis peques y entiendo perfectamente como se puede sentir una madre cuando llega la hora de dejar a su bebé con terceras personas. 

Quizás algunas mamás se sentirán aliviadas por dejar de cambiar pañales durante unas horas, pero a la gran mayoría les inundará una sensación de pena y culpa por tener que separarse tan pronto de su bebé. Bebé al que, después de unas primeras semanas de idas y venidas emocionales por culpa de las hormonas, por fin comienzan a entender y disfrutar.

Muchas de esa mamás habrán optado por la lactancia materna y casi todas ellas tendrán que recurrir al biberón al volver al trabajo. Para algunas acabará suponiendo el fin de la lactancia materna aunque ese fin no fuese buscado y hayan hecho un gran esfuerzo para extraerse leche en los pocos momentos libres que les deja su jornada laboral. Algunos bebés de pecho se niegan a usar chupete o biberón -en casa nunca hemos conseguido usar ninguno- lo que aumentará más el estrés materno.

Unas cuantas mamás podrán dejar a su vástago con algún familiar cuando termine su baja maternal, y las demás tendrán que dejarlos en la escuela infantil; escuela en la que habrán tenido que matricular al bebé casi a la vez que veían las dos rayitas del test de embarazo. Las más afortunadas habrán podido reducir su jornada laboral o solicitar una excedencia sin que eso les impida llegar a fin de mes.

Luego están las "locas" como yo, que un buen día decidieron que trabajar fuera de casa con un sueldo medio cuando tienes hijos supone poco a fin de mes si descontamos los gastos que genera -transportes, escuelas infantiles, actividades extraescolares, etc- y los malabares que hay que hacer para conciliar. Es un camino complicado porque trabajas más, con más interrupciones, sin contacto con otros adultos, aprovechando los huecos o restando horas de sueño y es muy poco reconocido -la mayoría de la gente piensa que no haces nada-, pero tener la "suerte" de poder ver crecer a tus hijos no tiene precio.

Trabajar fuera de casa con un sueldo medio cuando tienes hijos supone poco a fin de mes si descontamos los gastos que genera y los malabares que hay que hacer para conciliar.

Cuando yo era niña pensaba que por qué mi madre no se buscaría un trabajo fuera de casa para tener más dinero y más reconocimiento social. Ahora como madre, pienso en la suerte que tuve de poder disfrutar de ella cada día, en su "sacrificio" quedándose en casa para estar con nosotros y en la grandísima recompensa que seguro le supuso esa decisión. ¡Gracias mamá!


¿Cómo te sentiste al reincorporarte al trabajo después de la baja maternal? ¿Has solicitado una reducción de jornada o una excedencia? ¡Cuéntanoslo!

También te puede interesar

6 comentarios

  1. Si tengo un segundo embarazo, que ojalá que sí, seré autónoma como tú y viviré una situación parecida a esta. Pero con mi primer embarazo, trabajaba por cuenta ajena y la baja de maternidad se saldó con el fin de mi contrato porque me cambiaron todas las condiciones anteriores y me pusieron en una situación incompatible al 100% con la crianza. Oye, es que no creo que nadie quiera tener hijos para poderles dedicar sólo 4 meses de su vida al 100%.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que le miro y le veo tan indefenso... Encima ha pillado su primer resfriado con moquetes! Qué horror si tuviera que dejarle el lunes con alguien que no fuese yo :_((

      Eliminar
  2. Uf, yo con ciruelilla lo pasé mal, tenía solo 5 meses y medio. Fue a la escuela infantil y me pase dos meses antes sacandome leche para llevar a la guarde. A los 8 meses ya tomaba una mezcla de mi leche, leche de formula, frutas y pures porque en mi trabajo no podía ausentarme a sacarme leche asi que no me daba la vida luego en casa ... Asi que con 8 meses ella misma dejó de querer pecho. Aun asi estaba feliz habiendo dado el pecho 8 meses. A la vuelta al currele menos mal que me aceptaron la reducción de jornanda. Salgo a las 4 y salia pitando y a las 4.30 estaba con mi bebé.
    Con el segundo se me cae el alma a los pies solo de pensarlo: debido a las fechas en que ambos hab nacido con la niña me cogi todas laa vacaciones pero con éste tengo que guardar algp de dias para imprevistos, dias no lectivos de la niña y navidad, lo cual significa que le dejaré en la guarde con algo menos de 5 meses!! Y aunque me mantienen el horario esta vez tengo que ir a por la mayor al cole a las 5 ANTES de ir a por El Niño asi que hasta las 5.30 o así no estaré con él.
    Me tienta la idea de la excedencia pero creo que mi jefe no lo vería bien y arriesgo mucho si pierdo este trabajo....
    Pero bueno, resignación!! La escuela a la que fue la peque fue maravillosa y ahora lo veo en la disfancia si se hubiese tendio que quedar una hora mas era el lugar perfecto. Con el bebe, como nos hemos mudado es una escuela nueva pero confío en que también estará genial!
    (Vaya rollo he soltado!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los rollos que haga falta, mujer! qué para eso estamos ;) Eso es lo malo, que no se ve bien que alguien se quede al cuidado de los hijos, pero esos niños son el futuro y no somos conscientes de que al final nos estallará por algún lado. Mucho ánimo guapa!!

      Eliminar
  3. Yo termine la baja maternal hace 10 días y ahora me junte la lactancia y me incorporó el 20 de julio y ya le estoy temiendo pues estamos con leche materna y a demanda y la separación aunque son pocas horas serán horribles y aparte tener que darle bibe aunque sea con mi leche extraída me supone pensar en que quizás se termine la teta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay! mucho ánimo guapa! Igual no termina! Leí en los libros de Carlos González -y he experimentado cuando hemos pasado un día entero fuera que la mayor no quería apenas mamar- que en cuanto vuelves a casa te engancha y no te suelta ;). Quizás se dedique a dormir durante el día y concentre casi todas las tomas por la noche. Lo "malo" es que no te va a dejar dormir.
      Ya nos contarás. Un beso

      Eliminar