La primera sala de cine para niños de Europa está en Madrid

15.7.16 / 2 comentarios

Parece que cuando tus hijos son pequeños tienes prohibido ir al cine a menos que ya tengan cierta edad y vayas a ver alguna película infantil. Aún así, muchas veces nos lo planteamos en vista de lo que cuesta una entrada y la incertidumbre de si aguantarán toda la película o nos tocará abandonar la sala en medio de la proyección.

Sala de cine para niños

Reconozco que en esta segunda maternidad he cambiado el chip y ya hemos ido en un par de ocasiones la familia al completo al cine. ¿Al completo? Si, al completo. Hasta ahora, el peque se pasa toda la película sin decir ni mu dormidito con mamá en el portabebés y la mayor aguanta bastante bien, aunque al final empieza a ponerse nerviosa de estar tanto rato sentada. Andaba yo preocupada porque según pasan los meses Little G pasa más tiempo despierto y se iba a complicar ver una película completa, hasta que a principios de mes descubrí la que será nuestra salvación: la nueva sala Junior de los cines Yelmo de Islazul en Madrid.

Reconozco que en esta segunda maternidad he cambiado el chip y ya hemos ido en un par de ocasiones la familia al completo al cine.


Sala junior de Yelmo Islazul

La sala junior de estos multicines es la única sala de cine para niños de este tipo en toda Europa y se inauguró a primeros de mes. La primera vez que la vi pensé "yo quiero ir ahí", y dicho y hecho, nos fuimos a ver la nueva peli de moda a esa sala.

El precio de la entrada es el mismo que para cualquier otra sala y el único requisito para poder entrar es tener entre 0 y 13 años o ser el adulto acompañante obligatorio.

Columpios en la sala de cine junior
tumbonas, cojines y puffs dobles en el cine

Esta sala de cine para niños cuenta con juegos, un tobogán que la recorre de arriba abajo, balancines y una divertida decoración multicolor. Además, combina tumbonas, puffs y cojines dobles con las butacas de toda la vida para que los peques y sus papás puedan ver la película cómodamente.

La sala junior tiene un descanso en medio de la película

He visto muchas críticas negativas en las redes diciendo que este tipo de salas desvirtuaban el cine, pero nada más lejos de la realidad. Es una sala de cine, no un parque infantil. La diferencia con las salas tradicionales es que hay un descanso de 15 minutos a media película para que los peques puedan ir al aseo, comprar palomitas o, simplemente, estirar las piernas. Los columpios solo pueden utilizarse mientras no se esté proyectando nada en la pantalla, lo que ayuda mucho a que los peques no se pongan nerviosos y se quieran ir antes de empezar.

A nosotros nos encantó y sin duda volveremos a repetir la experiencia. Es una pena que no se animen más cines con salas junior para familias, aunque el Country Manager de Yelmo en España, Fernando Évole, nos chivó que pronto se abrirá otra sala como esta en otros cines del grupo en Madrid.


¿Qué opinas de las salas de cine para niños? ¿Te gustaría tener una cerca? ¿Irías a la sala junior o prefieres una sala de cine tradicional?

También te puede interesar

2 comentarios

  1. Yo creo q el que pensó en la sala no tiene niños pequeños... como le e plicas q se tiene q bajar de la zona de juegos y sentarse xa ver la peli?? Y si prefiere qdarse jugando?
    Encima del precio de la entrada todavia me toca irme fuera con una rabieta! Jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sorprendentemente ningún niño se quejó ni al empezar la película ni en el intermedio. Eso si, a la salida Miss L la primera que quería quedarse "un ratito más"...

      Eliminar