Nuestro grupo 0+: Kiddy Evolunafix

6.5.16 / No hay comentarios

Cuando nace un bebé se hacen muchas compras. Algunas son un tanto inútiles, otras son imprescindibles que nos facilitan la vida. En ocasiones, dejamos de comprar -por desconocimiento- algunos de esos imprescindibles y luego los echamos de menos. En nuestro caso, la principal compra -por no decir la única- que eché de menos en su momento fue un sistema de retención infantil (SRI) grupo 0+, así que en esta segunda oportunidad ocupaba la primera posición en mi wishlist.

En su día nos decantamos por un grupo 0-1 que aún seguimos utilizando. A mi me encanta esa silla por lo segura y práctica que es, pero echando la vista atrás no me convence para un recién nacido. No se si sería la posición, que se sentía perdida dentro -no es lo mismo un recién nacido que un niño de 18kg-, o que tenía calor, pero la realidad es que los primeros meses era imposible viajar ahí con Miss L porque era sentarla y parecer que la estaban "matando".

Por falta de espacio no queríamos tener tres SRI y pensamos que lo mejor sería agruparlos de dos en dos, es decir, mejor un grupo 0-1 y uno 2-3 que un portabebés y una silla 1-2-3. Sin embargo, la principal razón por la que prescindimos del grupo 0+ es que la postura que obligan a los bebés a adoptar no es la más adecuada para ellos porque:
  • dificulta su respiración pudiendo provocar apneas e incluso asfixia postural
  • su columna aún está formada y puede verse deformada fácilmente
  • oprime los órganos internos del bebé impidiendo su correcto desarrollo.

Por estas razones los médicos recomiendan que, al menos, durante los primeros 6 meses se coloque al bebé en posición horizontal y se utilicen los grupos 0+ durante el menor tiempo posible -90 minutos al día como máximo-. Cuando nació Miss L yo quería evitar la tentación de poder usar el portabebés para pasearla como viene siendo cada vez más habitual y ¡muerto el perro, se acabó la rabia!

Kiddy evo lunafix

¿Entonces, por qué ahora quieres un grupo 0+? porque si el bebé se duerme en un trayecto en coche solo tengo que meterlo en la cama, sin pasarlo antes al capazo, lo que minimiza enormemente el riesgo de que se despierte y porque he descubierto el Evo-lunafix de Kiddy que se puede reclinar 130º con solo mover el asa de transporte evitando los riesgo de los grupos 0+ tradicionales. ¡Incluso en el coche!

base isofix kiddy
seguridad con kiddy evolunafixgrupo 0 kiddy evo lunafix

Evo-lunafix se instala a contramarcha y está homologado para usarse hasta los 13kg en vehículos con Isofix. Su instalación es muy sencilla. Cuenta con una base isofix de tres puntos -doble anclaje a los enganches del coche y una pata delantera antivuelco- sobre la que se ajusta el portabebés. La base dispone de tres "chivatos" que indican mediante el color verde que está correctamente instalada. Por su parte, el portabebés también hace que dos indicadores cambien de color indicando que está bien puesto. Algo que me gusta mucho también es que hay dos modos de soltar el grupo 0 de la base, uno presionando con ambas manos unos botones a ambos lados del SRI y otro con una sola mano tirando de una palanca ubicada en la parte delantera de la base isofix.

mutsy evo con kiddy evolunafix

El peso de la base es de 5.5 kg y el del Evo-lunafix  es de 4.9kg, un peso similar al de la mayoría de grupos 0+ del mercado. Quizás resulte algo pesado si tenemos en cuenta el peso del bebé, pero se puede ajustar mediante adaptadores a gran variedad de marcas y modelos de carritos distintos.

grupo 0 reclinable de Kiddy

Como te decía el somier es reclinable y está formado por una especie de láminas que hacen que sea totalmente transpirable lo que mantiene una ventilación óptima y evita que el bebé sude en exceso. Además, su estructura es flexible permitiendo que sea totalmente seguro para el bebé viajar reclinado ya que, en caso de impacto, adopta la posición de un grupo 0+ tradicional, siendo la parte trasera del portabebés la que absorbe el impacto.

Evo-lunafix tiene una tapidería muy suave y agradable al tacto con unos acabados impecables. Además, como todos los SRI de Kiddy es totalmente desenfundable y lavable y está disponible en 11 colores básicos y 3 premium.

capota del kiddy evo lunafix

Algo que me encanta es su capota. Aún recuerdo como tenía que ingeniármelas colgando muselinas de las ventanas y los reposacabezas para proteger a Miss L del sol. Sin embargo, ahora solo tengo que extender el brazo para colocar la capota integrada que es enoooooooorme y totalmente ajustable.

detalle del cinturón del kiddy evo lunafix
cojín reductor para recién nacidos

El cinturón regulable en altura unido al arnés de tres puntos ajustable, los insertos de tela, el acolchado -que es muy mullidito- y el cojín reductor para recién nacidos hacen que el grupo 0+ se ajuste perfectamente al peque y él se haya sentido cómodo y tranquilo desde el primer día, aunque en ocasiones proteste al anochecer. 

Por último, sin entrar en la originalidad del diseño que hace que el "caparazón" exterior sea del mismo color de la tapicería -algo que o te encanta o te horroriza-, ni en que es el único grupo 0+ del mercado que está homologado para ir reclinado en circulación, lo que más me gusta es Evo-lunafix incluye el servicio de recambio de accidente de Kiddy, por el que si el SRI se ha visto involucrado en un accidente, la marca te sustituye la silla sin coste hasta tres meses después para que el bebé siga viajando seguro.

Evo-lunafix tiene un coste aproximado de 439€ y puedes encontrarla en multitud de tienda físicas y online.

Editado 2017: Ya puedes comprar la nueva versión i-Size. Es prácticamente el mismo sistema de retención infantil. La diferencia entre Evolunafix y evoluna i-Size es que la segunda cuenta con algunas novedades como protecciones laterales adicionales. Además está homologada según la nueva normativa hasta 83cm. Nosotros la esperábamos como agua de mayo, pero, al final, el peque llegó antes de que pudiéramos encontrarla en las tiendas.


¿Conocías Evo-lunafix? ¿Qué te ha parecido que sea reclinable?


También te puede interesar

No hay comentarios