Lolaloo, la mecedora automática portátil para carritos

15.4.16 / No hay comentarios

Cuando hace tiempo compartí una imagen del dispositivo Lolaloo en las redes, varias personas me escribieron preguntando qué era aquello. En general, la reacción fue de sorpresa y expectación y por eso hoy vengo con un review completo

mecedor de carrito lolaloo

Lolaloo es un dispositivo de fabricación alemana, con batería recargable, que mece el carrito o incluso la cuna para ayudar al bebé a dormir. La primera vez que vi un dispositivo similar fue en una feria de puericultura. En aquél caso estaba integrado en una cuna que se estaba meciendo sola. Reconozco que en esa ocasión pensé que era un dispositivo muy frío, que eliminaba la calidez de la presencia humana, pensé en el pobre bebé que ocupase aquella cuna -y en sus padres, que ni siquiera podían/querían mecer a su hijo-, y me dio pena. Me pareció algo que yo jamás usaría.

Por aquél entonces mi hija odiaba ir en carrito y se dormía la siesta con cierta facilidad al pecho o en un portabebés. Después llegó una fase en la que solo se dormía en la silla de paseo -más por aburrimiento que por sueño- después de mecerla durante al menos 45 minutos en unas condiciones concretas: de pie y a ritmo constante mientras cantaba nanas en bucle. La mínima variación hacía que abriese los ojos y ¡otra vez a empezar!.

Después de horas y horas meciendo el carrito de Miss L cuando se supone que debería estar trabajando para terminar un pedido urgente o de tener que salirme del supermercado sin comprar porque cada vez que el movimiento cesaba la peque se ponía a llorar como si no hubiese un mañana me dije a mi misma ¿y por qué no?.

gadget bebés lolaloo

Lolaloo se adapta a cualquier carrito, sea cual sea su tipo de manillar, mediante dos tiras de velcro y, colocando unas patitas de goma, también puede usarse en cunas.

Botonera lolaloo
conector Lolaloo

Su funcionamiento es sencillo. Tiene dos botones marcados con un "+" y un "-" para encenderlo y regular la intensidad de balanceo y una autonomía de entre dos y cuatro horas en función de la velocidad elegida. Para recargar la batería solo hay que conectarlo a la red eléctrica con el cargador que se incluye hasta que el piloto deje de parpadear.


El balanceo es realmente parecido al de una mano humana, con la diferencia de que se mantiene constante en el tiempo de forma "indefinida".

Su precio es de 129€ y, a día de hoy, solo lo he encontrado en la web oficial de Lolaloo, aunque envían a varios países europeos, incluída España.

Por supuesto, no lo veo como mi sustituto y sigo prefiriendo que el peque se duerma sobre mi y Miss L en camita después de contarle mil cuentos, pero reconozco que, desde que soy bimadre y me animé a probarlo, ya me ha salvado en alguna que otra ocasión. Además, gracias a él puedo sacar algo más de tiempo para jugar con la peque mientras el bebé duerme plácidamente y eso, ¡no tiene precio!


¿Conocías Lolaloo? ¿qué te parece el invento? ¿Crees que te sería útil?

También te puede interesar

No hay comentarios