Embarazo: Masaje perineal

16.2.16 / 6 comentarios

"El cuidado durante el embarazo contribuye a unos mejores resultados durante el parto" o eso es lo que dicen desde la FAME (Federación de Asociaciones de Matronas de España). Entre esos cuidados prenatales, recomiendan el masaje perineal por ser algo sencillo de realizar y al alcance de todas las gestantes.


Conozco a muchas mamás que en su día se hicieron el masaje perineal y finalmente acabaron con episiotomía o desgarro y a otras que no hicieron nada y acabaron sin un solo punto. En mi caso, no seguí el consejo de masajear mi periné porque, además de que me resultaba un tanto molesto, no lo veía necesario -igual que la "preparación de pezones" para la lactancia-. Finalmente si tuve un desgarro, aunque pienso que se podría haber evitado si no hubieran "ayudado" a la peque a salir y hubiera seguido ella sola su ritmo.


¿Qué es el masaje perineal? ¿Qué beneficios tiene? ¿Cómo se realiza?

Del masaje perineal se dice que ayuda al perineo, la zona entre la vagina y el ano, haciendo que sea más elástica lo que se traduce en una mejor dilatación y una reducción de la tasa de episiotomías y desgarros. Además, favorece la recuperación postparto.

La recomendación es iniciar a masajear el periné a partir de la semana 32 de embarazo y, al menos, dos veces por semana. Otros recomiendan comenzar en la semana 34 y masajear la zona diariamente durante unos 4 o 5 minutos. En lo que todas coinciden es en que se debe parar si se notan molestias o dolor. 

Para realizarlo es importante tener la vejiga vacía, las uñas cortas y lavarse bien las manos antes de realizarlo. Es de gran utilidad emplear paños calientes o darse un buen baño para activar la circulación de la zona y aumentar la eficacia del masaje. Ahora ya puedes comenzar tú misma o pedir ayuda a tu pareja.

cómo realizar el masaje perineal
Fuente

Si vas a realizar el masaje perineal tu misma, colócate en una posición cómoda e introduce los pulgares unos 2-3 cm en tu vagina. Empieza presionando ligeramente hacia el ano hasta sentir un ligero hormigueo. Seguidamente cambia el movimiento por uno de balanceo durante unos tres minutos y por último presiona hacia el ano y hacia el exterior al mismo tiempo. Previamente deberías haber lubricado los pulgares con alguna de las cremas específicas para realizar este tipo de masajes que hay a la venta o con algún aceite como el de rosa mosqueta.

Si el masaje te lo va a realizar tu pareja la técnica es la misma, pero le será más fácil emplear los dedos índice de ambas manos.


¿Te ha hablado tu matrona del masaje perineal? ¿Te masajeaste? ¿Crees que te fue útil? ¡Cuétanoslo!

También te puede interesar

6 comentarios

  1. Buf yo lo intenté la vez anterior y me daba una dentera tremenda y lo dejé. Tuve episiotomia pero porque elegí al parecer estaban los músculos muy fuentes y no se qué.... Me dijeron o episiotomia controlada y pequeña o dejar un desgarro sin saber cómo sería. La verdad ni me enteré, un par de puntos y ninguna molestia en ningún momento. Así que esta vez tampoco lo pienso hacer no me apetece nada de nada. Ya veremos luego que pasa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hubiese preferido el desgarro. Iba concienciada en que cicatrizan mejor... A ver qué tal esta vez, que yo tampoco lo estoy haciendo, jejeje
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Yo lo hice y no me sirvió para nada. Tuve episiotomía y en el momento, tampoco me molestó tanto. Llevaba un montón de pujos y nada y fue cortar y salir el renacuajo. En este segundo embarazo, si no me la tuvieran que hacer, pues mejor que mejor, porque luego la recuperación es un rollo, pero paso de hacerme el masaje perineal durante semanas por si ayuda, porque ya te digo que la primera vez, no ayudó nada de nada. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos contarás si esta vez te libras... yo daba por hecho que habría otro desgarro, pero según la doctora no tiene por qué! Espero tener más suerte porque los puntos unidos al postparto son lo peor que recuerdo de todo el proceso... Un saludo

      Eliminar
  3. Hola!
    Yo en el primer embarazo me hice el masaje y no tuve ni un punto! Bueno, uno porque me arañó la niña al salir porque venía con la mano por delante, saludando! JAJA. Lógicamente no puedo decir que fue gracias al masaje, pero yo eso pensé. En el segundo lo hice muy muy poco y tampoco tuve ni un punto. Así que ahora sí que no sé si el masaje sirvió o no...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero ser como tú!! Partos rapiditos y sin puntos, jejeje :) A ver qué tal se me da esta vez que con la primera lo único que recuerdo -ni contracciones, ni parto- fue el horror del postparto XD

      Eliminar