Segundo embarazo: 8 Diferencias con el primero

2.2.16 / 9 comentarios

Se dice que las comparaciones son odiosas, pero no he podido resistirme a escribir este post con las diferencias que he encontrado entre mi primer y mi segundo embarazo.

En el primer embarazo escribí post contando cómo me iba sintiendo según avanzaban la gestación y me hice fotos semanales para ver cómo iba creciendo la barriguita. En este segundo embarazo, cuando quise ser consciente de que realmente estaba embarazada, ¡ya había pasado el primer trimestre!

diferencias entre el primer y segundo embarazo

En general, la primera vez que estás embarazada estás más atenta a todos los cambios que experimenta tu cuerpo y a lo que sientes -o no sientes- y en sucesivas ocasiones lo vives con mucha más calma y con menos tiempo porque tienes otro hijo al que atender.

Como te contaba hace unos días en el post "Sentimiento de culpa", el no haberme centrado tanto en vivir y disfrutar de este segundo embarazo como lo hice con el primero me hace sentir mal, pero me consuela hablar con otras mamás que han pasado por la misma situación y darme cuenta de que a todas les pasó lo mismo. Es como si con el primero él fuese la prioridad, pero ahora mi mente dijese que la prioridad es cuidar del que ya está aquí.

Cuando me enteré del positivo, pensé en hacer algo parecido a la otra vez, pero aquí estoy embarazada de 34 semanas y sin ningún post resumen de cómo me he ido sintiendo, ni mensual, ni trimestralmente. También es verdad que releyendo lo que escribí en su día me he dado cuenta de que los dos embarazos están siendo sorprendéntemente parecidos, así que llegados a este punto -y para no repetirme- lo mejor que puedo hacer es contarte las diferencias.

Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

  • No hace falta un test para saber que estás embarazada. Puede parecer una tontería, pero ya sabía que el test daría positivo. Me sentía embarazada. Sentía el útero "pesado" y me sentía rara igual que la primera vez.
  • Se nota antes y más si no ha pasado mucho tiempo desde el anterior embarazo o tu musculatura abdominal no está al 100%. En esta ocasión con 5 semanas estaba tan hinchada que apenas me abrochaban mis pantalones, con 9 semanas ya podía usar ropa premamá sin problema y "me libré" de esa etapa en la que no se sabe muy bien si estás embarazada o tienes tripita.
  • Te sientes más cansada. Lógicamente eres mayor que la primera vez, pero la razón principal es que tienes otro peque que te necesita y que es tu prioridad. En el primer embarazo podías acostarte temprano, dormitar tranquilamente o tomártelo todo con calma, ahora -sobre todo si tu peque aún es un bebé- los ritmos no los marcas tú.
  • Cambian los miedos. Ya sabes cómo reacciona tu cuerpo, sabes que podrás dar a luz, lo que puedes esperar del postparto y cómo son los primeros días con un bebé en casa. Pero eres primeriza como mamá de dos y, de nuevo, te preocupas por tu primer hijo más que por ti misma: ¿Cómo se lo tomará? ¿Se adaptará a la situación?
  • Tu barriguita y tú dejáis de ser el centro del universo. Ahora el tema central es tu primer vástago y cómo será su relación con el nuevo miembro de la familia.
  • Olvidas las vitaminas a menudo. Las vitaminas y todo lo demás. Se unen la necesidad de multitarea que tienes como madre al despiste y la memoria de pez típica de la gestación.
  • Los movimientos y pataditas del bebé se notan mucho antes, probablemente porque sabes lo que estás buscando y eres capaz de identificarlo con mayor antelación. En mi caso también son más fuertes, o al menos no recuerdo que Miss L diera tales golpes desde tan temprano
  • Aparece el sentimiento de culpa como te contaba hace poco en el blog y al inicio de este post. Por mucho que quieras, no vas a poder dedicarle el mismo tiempo al segundo embarazo que al primero, pero ya se sabe que "mal de muchos, consuelo de tontos".

También dicen que la mujer gana menos peso -aunque puede que el bebé sea más grande- y que el parto es más sencillo. En la primera afirmación no estoy demasiado de acuerdo -voy poco más a o menos y me da que acabaré con algún kilillo más que la otra vez-, lo segundo ya te lo contaré dentro de unas semanas ;)


Y tú, ¿qué diferencias has vivido entre tus embarazos?

También te puede interesar

9 comentarios

  1. Yo creo que lo has clavado, al menos en mi caso fue casi lo mismo con el segundo embarazo. Pero si te anima, normalmente el segundo parto también es más rápido que el primero y vas con menos miedo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la rapidez no lo se, pero si que me siento más segura y confiada. Repito hospital, así que el protocolo (o falta de él) es el mismo y "ya se a lo que voy" y que soy capaz de hacerlo ;)
      Gracias guapa!! por cierto, que frío leyendo tu último post y qué fotos tan bonitas!

      Eliminar
  2. De acuerdo en todo, bueno de las vitaminas no me olvido pero de las llaves,de la merienda, de los pañales... Si Jajjajajaa que despiste todo el día! Por lo demás igual,aunque me da pena Cachorro ahora quiere más brazos que antes jugar a lo bruto y tengo que tener cuidado con eso. La tripa igual jaja a las 5 semanas ya se me notaba y ahora ni te cuento Jajaja. Yo los movimientos también los he notado algo antes... Dentro de unas semanas me pondré a contar mis diferencias aunque casi casi que son las mismas :-) un besazo guapa ya instalada??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos buscando un par de muebles para terminar de guardar todo lo de las cajas, pero diríamos que si, que instalados ya :)
      Si al final, "cada embarazo es un mundo", pero nos parecemos todas XD
      Cómo lo llevas?

      Eliminar
  3. Yo aún no me he encontrado en esta situación, pero lo de que ya te sintieras embarazada antes de mirar el test me ha parecido lo más. Lo que más temo de cara al futuro es sentirme cansada teniendo que cuidar y correr detrás de mi bichilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, era una situación extraña, ¡pero lo sabía! y no me equivoqué.... Cansada te vas a sentir, porque si ya de por si el embarazo es cansado, con una peque que no para imagínate, pero se lleva bien ;)

      Eliminar
  4. Yo también estoy embarazada por segunda vez y aunque estoy de menos semanas que tú (acabo de terminar el primer trimestre), me veo muy reflejada en lo que dices! En lo del útero pesado te doy toda la razón! Es como si tuviera una naranja dentro de la pelvis, es increíble, pero así lo siento! Y sí, mira que yo he criticado a las mamás que tenían un segundo hijo y le hacían más caso al primero que al segundo, me parecía tremendamente injusto para el recién nacido, y ahora que estoy en la situación, lo entiendo perfectamente! Un saludo y encantada de conocerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida! Yo no habría descrito mejor la pesadez de útero, tal cual ¡cómo si hubiera una naranja!

      Eliminar
  5. Comparto al 100% tu opinion. Yo estoy de 22 semanas y a penas me he dado cuenta del tiempo que ha pasado... mi hijo ahora cumplira 4 años y me necesita a tope, así que al sentimiento de culpa de no "hacer caso" al embarazo se une otro, q es el de "pobrecito cuando nazca el bebé no le podré hacer el mismo caso"... respecto al peso, donde ya había ganado 7 kilos en el primer embarazo, en el 2º aún no he cogido ninguno... así q debe ser el estrés!!!

    ResponderEliminar