Preparando la canastilla del peque

2.12.15 / No hay comentarios

El otro día decía en las redes sociales de La agenda de mamá que se me han pasado muchísimo más lentamente las últimas semanas de embarazo que las 20 primeras. La razón no es otra que, desde la ecografía morfológica, ya conocemos el sexo del bebé y parece que al enterarnos algo ha cambiado dentro de nosotros y nos ha hecho ser más conscientes de que el peque "está aquí" y que pronto le tendemos en nuestros brazos.


Igual que hice en su día con Miss L, al salir del médico me fui de compras a por su primer conjunto. Si hubiese sido una niña habría podido utilizar gran parte de la ropita de su hermana, pero al ser un niño y nacer en una estación distinta poco podré reutilizar, así que ya aproveché para hacer algunas compras más.


Preparando la canastilla del bebé

La verdad es que ni siquiera en el primer embarazo fui una compradora compulsiva, pero
-aunque siempre he dicho que me gustaría tener tres hijos- algo me dice que quizás este sea mi último embarazo y tengo ganas de darle darme algún que otro capricho. Así que, como quien no quiere la cosa, a falta de un par de detalles ya tengo prácticamente completo el ajuar de del peque hasta que cumpla 3 meses.

Algo que me ha sorprendido de mi misma ha sido que mis gustos en cuanto a ropa para los primeros meses han cambiado radicalmente. Si bien con Miss L huía del rosa y me decanté por conjuntos alejados de la estética tradicional de "bebé", ahora me ha dado por todo lo contrario. Mis ojos se van constantemente a los tonos azules y grises y a los tejidos de punto, las polainas y las camisetitas cruzadas.

Supongo que el cambio viene dado al haberme dado cuenta de que los bebés crecen muuuuuy rápido. Con la peque era como si tuviese ganas de que pasase el tiempo para hacer más cosas con ella y, sin embargo, ahora me encantaría que los primeros meses se estiraran un poquito más.

Para los primeros meses del bebé, independientemente del estilo, me gustan las prendas cómodas, fáciles de poner y quitar y de algodón 100%, sobre todo si van a estar en contacto directo con su piel. Por eso, una de las marcas en las que he confiado para la ropita del peque ha sido PetitOh! que utiliza algodón Pima, el más suave del mundo.




Conocí esta marca de moda infantil hace tiempo y ya te he hablado de ella en varias ocasiones como aquí o aquí. De ella me encanta, además de los diseños y los acabados, la suavidad y la buenísima calidad de sus prendas. La pena es que solo trabajan hasta la talla 24.

Cuando descubrí PetitOh! la peque ya tenía más de un año así que nunca me había fijado demasiado en sus prendas de canastilla, pero, son tan delicadas que ya tenemos en casa un pijamita, un conjunto de polaina, camiseta cruzada y gorrito, un arrullo con el mismo estampado de rayitas que es un amor y un conjunto de punto para el verano al que no pude resistirme. ¡Un poco más y me llevo media tienda!

¡"Qué pena" que una es previsora y compró muchas prendas unisex! Lo bueno es que a medida que los peques crecen cada vez se encuentran menos prendas que puedan usar ambos sexos, así que, me da que dentro de poco tendré que darme otro paseíto por la web. ;)


¿Qué te parecen mis compras para el peque? ¿Conocías esta marca de moda infantil?

También te puede interesar

No hay comentarios