Probamos: Yo Como Bien

11.11.15 / 3 comentarios

El post de hoy viene de una petición de marido que me instó a que aceptara una colaboración con Yo Como Bien que me llegó a través de Madresfera. La verdad es que en un principio yo no tenía demasiado interés porque, aunque la repostería se me da bien (o eso dicen), no soy muy amiga de la cocina.

Yo como bien

Después de cotillear su web me convencí porque me pareció una idea muy original que teníamos que probar de primera mano.

¿Cómo funciona Yo Como Bien?

Yo Como Bien tiene dos tipos de cestas: la normal y la de dieta. Una vez eliges el tipo de cesta, seleccionas el número de comensales (1, 2 o 4) y combinas las recetas como prefieras entre las disponible (mínimo 3). Ellos se encargan de hacer la compra y llevártela a casa junto con la explicación detallada de como preparar los platos. ¡Es perfecto para comer sano y pasar un rato divertido en la cocina aprendiendo nuevas recetas!

Envían a todo el territorio nacional excepto a Galicia y las islas y los gastos de envío varían en función de tú código postal. Los pedidos realizados antes del jueves se reciben el lunes o el martes de la semana siguiente y puedes hacerlos de modo puntual, establecer una frecuencia o marcarlos como regalo.

Nuestra experiencia con Yo Como Bien

Nosotros hemos recibido una cesta para dos personas con tres recetas y todos los ingredientes para prepararlas. En nuestro caso, no hicimos el pedido a través de la web por lo que no puedo hablar de la experiencia de compra como tal, pero si del servicio de entrega, la presentación o la calidad de los productos y las recetas.

Nuestra cesta no llegó puntual en el día indicado. De nuevo la mensajería hizo de las suyas y no apareció. Traté de localizar el paquete a través de ellos sin éxito así que decidí contactar con YoComoBien. En menos de 5 minutos estaba el problema solucionado y tenía una nueva fecha de entrega.

compra online a domicilio

En esta segunda ocasión, nuestra cesta si llegó en la franja horaria prevista con un montón de productos frescos. Todo estaba perfectamente organizado y empaquetado y se veía de buena calidad.

El recetario, además de explicar cómo preparar cada receta nos indica que otros ingredientes básicos necesitamos -sal y aceite por ejemplo- y da instrucciones para guardar los ingredientes de modo correcto.

En las recetas propiamente dichas se detalla además de los ingredientes y el modo de preparación, la composición nutricional por ración, el tiempo de elaboración y si se puede conservar o o para otra ocasión o para llevar a trabajar al día siguiente, por ejemplo.

Salmón al pesto

Las recetas son sencillas de hacer y están bien explicadas. La presentación variará en función de la mano que se de cada uno, pero doy fe de que el resultado es espectacular. Las nuestras han sido Salmón al pesto, albóndigas con setas y pasta brick rellena de puerro con salsa de champiñones. ¡Riquísimas! 

Si tuviera que puntuar del 1 al 5 la presentación, la calidad de los productos, las recetas, la facilidad de preparación y el servicio les daría a todas un 5 sin dudarlo.

Realmente, nos ha gustado la experiencia. Si tienes poco tiempo es un modo estupendo de organizar el menú semanal saludable sin tener que pensar demasiado y sin tener que acudir al mercado o al súper -y acabar comprando de más y llenando la cesta de caprichos-. Pero, sin duda, yo veo estas cestas como un regalo. Creo que son geniales para enviar a un cocinillas o para preparar una comida o cena especial con la que sorprender a alguien querido sin invertir demasiado tiempo -y sin que nos pillen- y consiguiendo innovar sin riesgos.




¿Conocías este servicio? ¿Te atreverás a probar Yo Como Bien?

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Vi en un post tuyo anterior (bloques de construcción) que un lector se daba de baja por la gran cantidad de publicidad que haces... No me extraña, yo haré lo mismo.
    Es tu blog, y lo gestionas como quieras, solo faltaría. Pero a mí los blogs me gustan por su sinceridad, y el tuyo se está convirtiendo en publi y más publi. Yo estoy saturada de publicidad en mi vida diaria. Me niego a que también me inunden en mis ratitos de relax en los que leo blogs.
    Ingenua de mi cuando leí lo de los bloques de construcción pensé en comprarlos porque pensé que era una recomendación desinteresada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eneli, como le dije al lector anónimo al que te refieres, estás en tu total derecho de hacerlo. Y como le dije a él, todos mis post los escribo yo y son sinceros al 100%. Me paguen o no por hablar de una marca o cuándo me envían un producto para que lo pruebe siempre lo marco en el post y siempre doy mi OPINIÓN REAL. Qué un post sea patrocinado o en colaboración no implica que diga lo que la marca quiere que diga. Si una marca o un producto no me gusta no hablo de él porque creo que la sinceridad es importante ya que sin ella todos perdemos. Yo pierdo lectores -que no se fían-, los lectores pierden post interesantes y recomendaciones que de verdad les podrían venir bien para elegir comprar o no un producto, y las marcas pierden dinero. Si te paras a leer cualquier de esos post en los que hablo de algún producto (algunos comprados por mi misma) también cuentan sus puntos negativos. En cualquier caso, gracias por tu sinceridad y por acompañarme hasta este punto del camino. Un saludo :)

      Eliminar
    2. No estoy de acuerdo contigo Eneli. Los bloggers son prescriptores, dedican su tiempo a buscar información y productos sobre temas muy concretos y te los ponen en bandeja recopiladitos con una información hiperdetallada. Para mi es un servicio fundamental que me hace ahorrar mucho tiempo. Por supuesto que cuando opinan, es su opinión subjetiva, pero para mi es muy valiosa y no creo para nada que sea comprada.

      Las marcas están interesadas en blogs como este para exponer sus productos, por supuesto! La publicidad ha evolucionado, ya nadie se cree que Penélope Cruz use L'oreal porque salga en el spot diciendo "porque yo lo valgo", pero con los bloggers sí consiguen que gente normal, como tú y como yo, pruebe su producto y de una opinión. Esto se llama branded content y se basa en el esfuerzo de las marcas por llegar con información lo más real posible y a través de recomendaciones boca-oído a sus consumidores. A mí como consumidora, me parece mucho más honesto que una página de publicidad en la revista de turno con la modelo de turno.

      (ah, en los ratitos de relax en los que lees revistas o ves la tele también hay publi ;) )

      Eliminar