7 consejos para disfrutar del invierno con tus hijos

18.11.15 / No hay comentarios

Se me hace raro eso de que en Madrid a mediados de noviembre todavía haya días que podamos salir de casa en manga corta. Decían que iba a ser el invierno más caluroso que se había registrado y a este paso tenían razón. Esto tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Parece que el hecho de que haga bueno contrarresta el mal rollo de que anochezca tan temprano y anima a hacer planes en familia al aire libre los fines de semana, pero este clima hace que estemos todos resfriados cada dos por tres y, cuando hay peques en casa o estás esperando un bebé y no puedes tomar nada ¡no mola nada!



Los niños, embarazadas y ancianos somos los más vulnerables a los estados gripales y las enfermedades respiratorias, por lo que es importantísima la prevención.


7 consejos para disfrutar con tu peque del invierno

El invierno es una época del año en la que también se puede disfrutar con los peques. Solo hay que prepararse bien y tener en cuenta algunos consejos para evitar resfriados y gripes.

  1. Ropa de abrigo. Muchas veces salimos de casa abrigados, sentimos calor, nos quitamos el abrigo, nos enfriamos y ¡ZAS! resfriado al canto. La variación de temperatura estos días es muy grande dependiendo de la hora, por eso, lo mejor es ir vestidos por capas, de forma que podamos ir quitándonos o poniéndonos ropa según sea la temperatura exterior.
  2. Lugares cerrados. Los espacios cerrados y concurridos como los centros comerciales son una importante vía de contagio. Los pediatras siempre nos dicen que evitemos llevar a los recién nacidos a estos lugares, pero parece que cuando los peques crecen la recomendación cae en el olvido.
  3. Aire libre. Que se aproxime el frío y anochezca temprano no es razón para no disfrutar del aire libre. Un buen plan es ir a la montaña a respirar aire puro y disfrutar de la nieve  -aunque parece que esto último tendrá que esperar-. Recuerda que en este caso no sirve un abrigo y un calzado cualquiera, necesitarás ropa de abrigo adecuada que sea cómoda e impermeable.
  4. Higiene personal. Un simple lavado de manos puede evitar muchos contagios -hasta el 45% dicen algunas fuentes-. Recuerda enseñarle a tu hijo que no debe tocarse la nariz, los ojos o la boca con las manos ya que son las principales vías por las que se puede contagiar. Además si ya está resfriado, lo mejor es utilizar pañuelos desechables y taparse con ellos la boca y nariz al toser o esturnudar.
  5. Hogar. Es importante mantener nuestro hogar con una temperatura agradable, pero es más importante aún que el aire circule. Si el aire está viciado, es más fácil que nos contagiemos entre nosotros. Aprovecha los momentos en los que hace más calor o hay menos personas en casa para ventilar.
  6. Alimentación. Una buena alimentación es primordial para que nuestro organismo funcione correctamente y esté preparado para hacer frente a una infección. Los alimentos ricos en vitamina C como el brócoli o las naranjas también pueden ayuda a prevenir los resfriados. Igualmente importante es mantener una buena hidratación, sobre todo si el resfriado ya ha hecho acto de presencia
  7. Humo. La mayoría de los adultos están concienciados y evitan fumar delante de los menores. El tabaco daña nuestros pulmones y hace que enfermemos más, pero es mucho más dañino para los fumadores pasivos y más si estos son niños que aún están en desarrollo. A largo plazo puede provocarles alergias, asma y a corto hacer que se resfríen más y les duren más las infecciones respiratorias. ¡Evita fumar delante de tu hijo!


¿Se te ocurre algún consejo más para preparar a tu peque para el invierno? Cuéntanoslo y, ¡No dejes que el frío te pare!


*Post patrocinado

También te puede interesar

No hay comentarios