Copa menstrual: Ventajas e inconvenientes

8.6.15 / 8 comentarios

Hace unas semanas te hablé de la copa menstrual, de su uso y mantenimiento. Si leíste aquél post sabrás que las copas menstruales no son algo nuevo. Tienen más de 50 años de antigüedad, pero es ahora cuando están alcanzando una fama mayor. A pesar de ser un artículo de higiene femenina respetuoso con el cuerpo de la mujer, con el medio ambiente y la mejor alternativa a las compresas y tampones, ¿por qué no se han utilizado antes?


Ventajas y desventajas de la copa menstrual

Ventajas  y desventajas de la copa menstrual

La copa menstrual no deja indiferente a nadie. Lo sorprendente es que el 99% de las opiniones que encuentras en la red sobre este artículo de higiene femenina son positivas. La mayoría de las mujeres que la prueban se quedan con ella para siempre y las que no están convencidas no se rinden.

Pero, ¿qué ventajas e inconvenientes tiene la copa menstrual para desatar tantas pasiones?

A favor de las copas menstruales

  • Suponen un gran ahorro económico a medio-largo plazo. El desembolso inicial es más elevado que el de otros artículos de higiene femenina, pero las copas menstruales pueden durar hasta 10 años -aunque se recomienda cambiarlas antes- si se realiza un mantenimiento adecuado.
  • Pueden usarse para hacer deporte, incluso para nadar.
  • Pueden usarse por la noche para dormir.
  • No presentan riesgo de shock tóxico como los tampones.
  • Son respetuosas con el medio ambiente porque el residuo es mínimo en comparación con las toneladas de compresas y tampones femeninos usados que se desechan cada año.
  • No provocan alergias -salvo las copas menstruales fabricadas con látex que si podría provocarlas- y son respetuosas con al flora vaginal al no contener blanqueantes ni aromas químicos.
  • Permiten un mayor contacto con nuestra femineidad a la vez que te permiten disfrutar del período al aguantar más tiempo que compresas y tampones.
  • Apenas ocupan espacio para guardarlas entre ciclos y podrás olvidarte de volver a cargar con el neceser de higiene durante la menstruación.
  • No provocan olores.
  • Son la mejor opción a día de hoy en los países en vías de desarrollo.

En contra de las copas menstruales

  • Al ser reutilizables, requieren mantenimiento. Debes lavar tu copa menstrual con agua potable -o secarla con papel, al menos- cada vez que la vacías y esterilizarla después de cada período.
  • Puede resultar complicado dar con el modelo que te resulte más cómodo y elegir la talla correcta entre la gran variedad de marcas disponibles en el mercado.
  • Hay que practicar durante varios ciclos para aprender a colocarlas de modo correcto y que realmente resulte cómoda.
  • Puede provocar sentimientos de asco en algunas mujeres a las que no les gusta ser conscientes de su sangrado menstrual y, mucho menos, saber que pueden mancharse con él al vaciar la copa.
  • Es necesario introducir los dedos en la vagina para sacar la copa menstrual y ésto es algo que incomoda a muchas mujeres.
  • Si tu suelo pélvico está dañado la copa vaginal podría escurrirse y no cumplir su función correctamente. Además, si no la vacías a menudo el peso extra podría acabar debilitándolo, igual que si empujas para sacar la copa de forma habitual.
  • Colocar la copa puede parecer difícil, pero el verdadero reto está en sacarla. Puede ser algo molesto si tienes una episiotomía o desgarro de un parto anterior.

Los pros de la copa menstrual ganan por goleada a los contras. Como ves, los pros son comunes para todas las mujeres mientras algunos contras solo afectan a un reducido grupo de mujeres y quizás para ti no supongan un problema.

La decisión es tuya. Al final, de lo que se trata es de que encuentres la mejor opción para ti, para que tu menstruación no se convierta en una tortura cada mes.

¿Ya te has decidido a probar las copas menstruales? ¡Cuéntanos tus razones! ¿Aún tienes dudas?

También te puede interesar

8 comentarios

  1. Amigas mias estan encantadas con las copas...pero yo no lo veo...lo mismo mas adelante me animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo estoy en ello. Llevo probándolas un par de meses y pronto os daré mi opinión. Tienes razón que prácticamente todo el mundo está encantado!

      Eliminar
  2. Yo soy muy fan de este invento. Muchas más ventajas que inconvenientes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, pero los inconvenientes aunque son menos y para muchas mujeres no son aplicables todos los de la lista, algunos tienen mucho peso y pueden dar la vuelta a la balanza :)

      Eliminar
  3. Y llevo 2 ciclos de copa menstrual y oye ¡ninguna dificultad! Ni escapes, ni molestias, ni nada. Es verdad que sacarla cuesta más que meterla, pero no me resulta doloroso. Y me he quedado muy contenta pensando que no tendré el suelo pélvico tan mal ya que no se me escapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja también depende de la talla. Si es muy grande, la que suelen recomendar si has tenido hijos por vía vaginal, no se cae tan fácil ;)

      Eliminar
  4. Yo el problema que tengo es que la noto cuando la lleco puesta, y eso que es la más pequeña, talla 1. Algún truco para colocarla?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ir probando! Prueba a colocarla un poco más arriba, o un poco más abajo. Si no tienes fugas es que el ángulo si está bien ;)

      Eliminar