¿Cómo educar a un hijo?

11.5.15 / 8 comentarios

como educar a un hijo


¿Cómo educar a un hijo? 

Esta es una pregunta que nos hacemos a menudo, a veces  antes de la concepción, y que, según pasa el tiempo tenemos cada vez más presente.

Todos tenemos en mente una serie de valores que queremos inculcar a nuestros hijos: respeto, sinceridad, igualdad, etc., pero, ¿cómo hacemos llegar el mensaje?

Hace tiempo vi a un padre en la calle regañar a un niño pequeño. El niño le respondió golpeándole en la cara con su manita y el padre le dio un "azote" en el culo y le dijo que lo que había hecho estaba mal. ¿soy el único que ve ahí una incoherencia? Los pequeños siempre aprenden por imitación y lo que más les gusta es jugar a ser nosotros. Por eso, como al niño no le había gustado que su papá le abroncara, respondió del mismo modo que responde su papá cuando no le gusta lo que él hace; con un golpe.

Desde mi punto de vista, lo correcto sería que el papá no le golpeara nunca, aunque fuese un azote simbólico que más parezca una caricia y que partiendo de ese hecho, si el niño le golpea, decirle con la mayor tranquilidad del mundo que no está bien golpear porque hace daño. Que hay otros modos de decir que algo no te gusta, que a él papá y mama no le pegan cuando están disgustados.

Con todo esto, lo que quiero decir es que muchas veces es más importante lo que callamos que lo que realmente estamos diciendo y que muchas veces nuestros actos (como aquí el azote) son los matices que, sin quererlo, acaban marcando en un futuro la forma de sentir y de comportarse de nuestros hijos.

Nosotros hemos optado por utilizar una máxima: Tratar a un hijo "como si fuera un adulto". Obviamente no lo es, pero te pongo un ejemplo para intentar explicarme mejor

Si tu abuela rompe un vaso, ¿cómo reaccionarías? Seguramente le dirías a tu abuela algo como "no te preocupes, enseguida lo recojo" e incluso puede que añadieras una mentirijilla piadosa "si el vaso estaba ya muy viejo, así tengo excusa para cambiar la vajilla".

En cambio, si el que rompe el vaso es tu hijo, ¿reaccionarías igual?. Seguramente no. Es posible que tu primera reacción sea algo del tipo "pero qué has hecho! Ya estabas jugando!, pero cuantas veces te he dicho que con los vasos no se juega!". Ni el mensaje que llega ni el tono es el mismo que habrías empleado con tu abuela. ¿por qué? ¿Le debes más respeto a tu abuela que a tu propio hijo?

Si le hubieses tratado "como un adulto" hubieras reaccionado de un modo totalmente diferente. Conociendo sus limitaciones, tu respuesta habría sido tranquilizadora, respetuosa y de igual a igual. Eso si, habrías incluido una coletilla explicativa de por qué hay que tener cuidado ya que los vasos se rompen.

En ambos casos, ni la abuela ni el niño tienen demasiada habilidad con sus manos y simplemente se les ha resbalado. Quizás la solución sería darles un vaso de plástico, pero con tu abuela es posible que ni siquiera te lo hubieras planteado porque "la estarías haciendo de menos", o no lo habrías hecho sin consultárselo primero. Pues con tu hijo lo mismo, solo quiere hacer lo que tu haces, es su modo de aprender. La frase de la semana de Miss L es "yo también" refiriéndose a que quiere lo mismo que tenemos nosotros y quiere hacer exactamente lo mismo del mismo modo y, ¿por qué no?

Aprovechemos su curiosidad. Un bebé necesita explorar para conocer su entorno, con la ventaja de que está preparado para ello y está totalmente predispuesto al aprendizaje. A tu abuela puede que tengas que repetirle varias veces lo mismo, pero tu bebé es capaz de pillarlo a la primera.


¿Cómo hubieras resuelto tú el incidente del vaso? ¿Habrías tratado a tu hijo como a un adulto? Me gustaría saber tu opinión


El papá de Miss L

También te puede interesar

8 comentarios

  1. Justo ayer me pasó que mi hijo me pegó mientras lo estaba cambiando, de la nada, me dió con un coche en el brazo. Le dije que no me gustaba que me pegara, que me dolía. Y me volvió a dar. Ahí me puse muy seria, le dije que ni su padre ni yo le pegamos nunca, que pegar es algo feo y que a nadie le gusta. Me quedó mirando y al final me hizo un mimo. Le dí un beso y a otra cosa mariposa.
    Hacía mucho que no me pegaba, hubo una epoca que tuvo sus arranques y lo que hacía era decirle que no me gustaba y me iba a otra habitación. Cuando me iba a buscar le explicaba porqué me había ido y bueno, duro unas pocas veces. Esa técnica nos ha funcionado, tiene 2 años, espero que nos siga funcionando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que si! Nosotros también decimos que no nos gusta, que hace daño cuando alguna vez en plena rabieta se pone a dar golpes, pero parece que lo va entendiendo. Parece que no, pero los peques lo pillan todo! ;)

      Eliminar
  2. Esa situación que cuentas del padre con su hijo lo he visto muy cerca. Mi sobrino tuvo una época muy pegon (demasiado!) y mi cuñada acababa respondiéndole con un azote en el culo, el nene volvía a darle... Era como la pescadilla que se muerde la cola. Cuando yo le veía me ponía muy seria con él, le decía que no se pegaba y menos a mamá. Creo que es a la única que veía que en ese sentido no podía con ella, porque ya no volvía a jugar en toda la tarde con él hasta que no pedía perdón a mi cuñada....
    La verdad es que es un tema que me preocupa, me queda poco mas de dos meses para que nazca mi hija y pienso si seré capaz de mantenerme así de firme, de seguir con las ideas que ahora tengo tan clarísimas... Espero que si, pero sin ser una madre cascarrabias!
    Creo que tienes mucha razón en lo de tratar a los niños como a adultos, eseñándoles mas el porque no se hace algo que el simplemente "esto no!" o "eso/así no".
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero enhorabuena por ese bebé! Seguro que vas a ser una mamá estupenda, pero tampoco lo pienses mucho porque todos acabamos haciendo cosas que pensábamos que no haríamos ni locos y dejando de hacer otras que dábamos por hecho. Al final, lo mejor es dejarte guiar por el instinto ;) Lo vas a hacer genial!
      Lo "malo" de tratar de explicar el por qué es que cuando son muy peques no terminan de entenderlo, pero supongo que será cuestión de tiempo!
      Saludos!!

      Eliminar
  3. Genial conocerte papa de Miss L!! Estoy muy de acuerdo, en todo. Nosotros hemos hecho igual siempre, los adultos somos los que tenemos las herramientas para gestionar las emociones y demás las niños y sobre todo tan pequeños no pueden hacerlo y es nuestra responsabilidad ponernos en su lugar e intentar ver el mundo con sus ojos. En cuanto a lo de pegar mira el otro día estaba Cachorro jugando con algo y lo lanzo cómo hace connuestrocachorro@gmail.com todo últimamente jaja y fue su abuela paterna y le dijo que eso no se hace que su madre le iba a dar tastas!! Buf me puse de todos lo colores.. Estoy hartita de explicar queda no queremos esa educación para él que no sabe que significa tastas porque jamás le hemos pagado ni se nos han pasado porcelana la cabeza... Seguro que a ellaos si le da tastas su marido no le hace gracia... Ni que sé lo mencione a que no?? Por qqué está costumbres de tratar a los niños como si fueran diferentes o inferiores?? Hoy me habéis tocado lo vena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Lo primero es que todo el mundo se mete dónde no le llaman y aunque lo hagan de buena fe, me consta que tu has insistido mucho en que vosotros queréis hacerlo de otro modo. Es como lo de los niños obedientes. Pues si, vale que te saca de quicio que haga lo que quiera y que hay veces que necesitas que obedezca porque no hacerlo puede ser peligroso -como dame la mano para cruzar la calle-, pero a mi no me gustaría que Miss L me obedeciera ciegamente siempre. Prefiero que se plantee el por qué hay que hacer eso así. Con la igualdad pasa igual. Sembramos una semilla y esperamos recoger el fruto de otra... en fin

      Eliminar
  4. Yo creo que es genial y lo más acertado para con ellos es siempre comparar la situación con un ¿qué pasaría si esto lo hiciera un adulto? Me gusta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Esa es la idea! Muchas veces somos más comprensivos con los adultos que saben de qué va la historia que con un bebé para el que todo es desconocido y lo hace sin querer.. Me alegro de que te haya gustado!

      Eliminar