Sintonizando con radio teta

15.4.15 / 14 comentarios

Radio teta - cuando el lactante juega con el pezón
Collar de lactancia de Kangaroo Care

La lactancia materna es un regalo. Quizás pienses que lo es para el bebé y por supuestísimo que si, pero sobre todo es un regalo para la mamá. Al menos así lo siento yo.

A pesar de cada grieta, cada obstrucción, cada pequeño o gran problema que pueda darse al inicio o durante la lactancia, cada minuto compensa. Al principio es esa ternura que te despierta tu bebé, esa sensación de plenitud cuando ves que aumenta de peso y va creciendo sin más alimento que tu leche. Después son sus miradas mientras mama. Luego sus sonrisas y sus caricias en tu mejilla. Sus "está rica" y "sabe a mamá" y la alegría de su rostro cuando te ve llegar.

Mucho se ha hablado y escrito de la lactancia materna. Incluso recopilatorios de "lo que nadio te contó" o de "lo que deberías saber", pero todos ellos se quedan cortos con las sensaciones, con los momentos que una madre puede llegar a experimentar y sentir cuando su hijo y ella disfrutan juntos de una lactancia plena.

Sin embargo, como casi todo, esa felicidad no dura siempre y puede verse empañada por algo tan natura como molesto que, poco a poco, va adquiriendo protagonismo a partir del primer cumpleaños. Marido lo llamaba "sintonización de la teta" y, por lo visto, no es el único que usa ese nombre.

Quizás no hayas escuchado ni leído nada acerca de la sintonización de la teta. En parte puede deberse a que un tanto por ciento muy grande de lactancias maternas no llegan al umbral de los seis meses y, en parte, al sentimiento negativo que despierta en mucha madres.


¿Qué es la sintonización de la teta?

Llamamos sintonización de la teta al hecho de que el lactante acaricie el pecho libre. ¿Qué problema hay ahí? puede que estés pensando. Ninguno. El problema es que la cosa no se queda ahí. De las caricias pasa a masajearlo y estrujarlo y cada vez va a más hasta resultar de lo más molesto para la mayoría de mujeres. Pensándolo bien, parece algo incomprensible porque al mamar, el pezón se estruja y estira hasta límites insospechados y, sin embargo, no se siente molestia alguna.

Algunos lactantes sintonizan la teta con más "entusiasmo" que otros, pero pocos prescinden de esta operación llegado el momento. No pienses que lo hacen por gusto o por fastidiar. Nada más lejos de la realidad. La sintonización de la teta es su modo de llamar a la leche.

Llega un momento en que la leche tarda mucho en subir -bajar en muchos países de Latinoamérica- y estimulando el pecho y el pezón, los peques consiguen acortar la espera. Es algo instintivo. ¡No son listos ni nada!


Y si me resulta muy molesto, ¿qué alternativas tengo?

Pues más bien pocas aunque, como las meigas, haberlas haylas. Si tienes suerte y tu bebé es aún pequeño tapando el pecho libre con la ropa interior, una prenda de vestir o la propia mano suele bastar. Si tu hijo es como la mía, esta solución no te servirá de nada, te quitará la mano o la prenda con la que estés ocultando el pecho, montará en cólera y exigirá mamar de ese pecho ipso facto para comenzar mientras con la operación en el otro.

Algunas mamás dicen que los collares de lactancia funcionan, que lo importante es llamar su atención y mantener sus manos ocupadas. Yo no lo veo claro. En cuando la leche tarde en subir volverá a las andadas de nuevo. ¡No se puede luchar contra el instinto!


Y, si nada funciona, ¿qué puedo hacer?

Si quieres continuar con la lactancia no te queda otra que tener paciencia. En poco tiempo las tomas se suelen reducir a un par diarias o quedar relegadas a la hora de dormir o durante la noche. La buena noticia es que dormidos no sintonizan la teta. La mala es que las malas lenguas dicen que incluso cuando ya se ha producido el destete algunos niños lo siguen haciendo para mantener el contacto con su mamá.



¿Has vivido en tus carnes la sintonización de la teta? ¿Cómo lo llevas? ¿Has encontrado la fórmula mágica para evitarla? ¡Cuéntanos tu experiencia!


Puede interesarte: E-lactancia: Medicamentos compatibles con la lactancia

También te puede interesar

14 comentarios

  1. A mi me agarra la boca y me estira de los labios, o me da palmaditas en el pecho. Lo que peor llevo es la costumbre que a veces tiene de apretarme con el puño la boca del estómago... Pero no ha sintonizado aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, eso me lo hacía Miss L también, qué recuerdos... La "buena" noticia es que cuando sintonizan se olvidan del resto ;)

      Eliminar
  2. Siii mi hijo me lo hacía y me molestaba bastante, escondía la teta en el sujetador de lactancia y en general funcionaba. De todas formas, mi hijo a los 15 minutos de mamar lo dejaba, así que tampoco era mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss L ya casi nunca está más de unos minutos, pero si que resulta molesto. No se si más la sintonización o el hecho de estar saltando de uno a otro XD Será que estoy malacostumbrada porque de peque con una se saciaba la mayoría de las veces.

      Eliminar
  3. A mi me lo hace pero en el mismo pecho que mama, mientras mama me estruja pellizca y acaricia la teta, lleva haciendolo como poco mas de un mes y tiene 7, a veces me hace muchisimo daño me clava las uñas y tengo la teta llena de heridas, me he dado cuenta que sobre todo me lo hace en la izquierda. Al principio pensé hasta dejar de darle el pecho, ahora ya me he acostumbrado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puff!! las uñas!! Yo me paso el día diciendo que "uy, que largas están, vamos a tener que cortarla", pero luego no están largas. Son como alfileres!!! jajaja. Mucho ánimo :)

      Eliminar
  4. Jejeje eso lo recuerdo de Ernesto y a Darío directamenten nunca le "dejé" que tocara el otro pecho y no lo ha hecho nunca, se entretiene con el borde de la camiseta, el tirante del sujetador, el borde del pantalón o un botón... y siiii es tooodo un alivio jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota. A la próxima como ya se lo que me espera intentaré evitarlo yo también en la medida de lo posible :)

      Eliminar
  5. nosotros cuando dejamos la lactancia todavía tenía 5 meses así que no, por suerte o desgracia no lo hemos vivido . Ay que pena tengo de no haber seguido con la lactancia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo pienses mujer!! Además creo recordar que fue cachorro quién puso fin, no? pues no le des más vueltas;)

      Eliminar
  6. ¡La vivo a diario! Y no se le quita se gusto de ninguna forma, ni con el collar de lactancia ni con otras distracciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que no soy la única a la que no le funciona el collar de lactancia XD. Pues mucho ánimo porque a veces es un tanto pesado!

      Eliminar
  7. Hola! Mi Valentino me hace lo mismo... sintoniza radio teta!!! A veces me hace ver las estrellas del dolor!! Y si intento sacarle la mano le da un berrinche tremendo... intente taparla pero el sieeeempreee encuentra la forma de descubrirlas... Valen tiene 17 meses y seguiremos lactando hasta que el decida dejarla... es nuestro mejor momento ♡ [que es el collar de lactancia???] gracias por la información . Besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un collar de lactancia es un collar que tiene las cuentas de silicona o materiales naturales para que el peque pueda juguetear con él mientras mamá o incluso usarlo de mordedor si lo llevas en brazos o en un portabebés sin que suponga un riesgo para él ;)

      Eliminar