Probando: Sistema de retención infantil PhoenixFix Pro 2 de Kiddy

13.4.15 / 2 comentarios

Para nosotros, como para cualquier padre, la seguridad en el automóvil es primordial. La verdad es que no somos de hacer viajes muy largos en coche, pero vivimos relativamente lejos de tíos y abuelos, en una zona en la que el coche es imprescindible para casi todo, por lo que lo utilizamos a diario, a veces, incluso más de una vez. Además, las estadísticas dicen que hay mayor tasas de accidentes en los desplazamientos cortos, así que entenderás que no nos conformemos con cualquier sistema de retención infantil (SRI) y antes de elegir nuestra sillita buscásemos y comparásemos muchos modelos diferentes

phoenixfix pro 2 de Kiddy

Por eso, cuando desde Kiddy se pusieron en contacto conmigo para que probásemos su sillita PhoenixFix Pro 2, lo primero que hice fue ir corriendo a leer sus especificaciones y los resultados de los test de seguridad a la que la habían sometido. Rápidamente les dije que si. ¿Quieres saber por qué?

Probamos la sillita Kiddy PhoenixFix Pro 2

La silla Kiddy PhoenixFix Pro 2 está repleta de características de seguridad, no en vano, ha obtenido la mejor puntuación de su categoría en varios de los más prestigiosos test de seguridad el año pasado. Podría darte mucho más detalle en referencia a estos dos puntos -características y resultados de test-, pero como solo soy una mamá y no una experta en sillitas infantiles, prefiero remitirte a la web de Kiddy y centrarme en contarte nuestra experiencia con este SRI.

La silla PhoenixFix Pro 2 se instala a favor de la marcha y está homologada para usarse en vehículos con o sin isofix (con el cinturón de seguridad) como grupo 1, es decir, desde los 9 hasta los 18 kg de peso.

Sistemas de retención infantil - grupo 1

Cuando la recibimos en casa me pareció que era una silla enorme. Me llamaron la atención sus prominentes y redondeadas protecciones laterales y el reposacabezas que se regula en altura con una sencilla palanca en la parte trasera. Sin embargo, mi primera gran alegría llegó cuando la colocamos en mi coche, un Kia Rio de 2007. Acostumbrados a nuestro grupo 0-1 a contramarcha, la sillita de Kiddy, aún contando con un asiento muy amplio, deja mucho espacio libre en el vehículo. De golpe y porrazo hemos recuperado una plaza más en el utilitario ¡bien! Además, su instalación es muy sencilla. Cuenta con dos "chivatos" que se quedan de color verde indicando que lo hemos hecho bien y pesa muy poco, al menos comparada con nuestra otra silla, lo que me facilita enormemente el paso de un coche a otro.

Miss L en su nueva PhoenixFix Pro 2 de Kiddy

Quizás a ti lo primero que te habría llamado la atención es su cojín protector de impactos. A mi no me sorprendió porque la sillita que hemos usado hasta ahora lo incluye para su uso a favor de la marcha. Sin embargo, el de la PhoenixFix Pro 2 tienes sus pros y sus contras. Me gusta más que otros en cuanto a que en vez de ir "sobrepuesto" va encajado en unos raíles. Además, deja un pequeño espacio de modo que el peque puede colocar los brazos rodeándolo y no necesariamente tenga que colocarlos por encima. Sin embargo, creo que a la hora de asegurarlo es más práctico que se ajuste con su cinturón a la propia silla y no con el cinturón de seguridad del coche. Aunque quizás de este modo sea más seguro.

Este "cojín", para mi es un punto a favor de la silla. Teóricamente es más seguro que un cinturón de 5 puntos -ya que en caso de impacto el peso del niño se distribuye en todo el acolchado del cojín-, pero es que, además, Miss L es una experta escapista y siempre acaba con el cinturón enganchado solo en tres puntos lo que es un peligro en caso de colisión. De este modo es imposible que se suelte ella sola.

Otro detalle que me gustó, aunque a nosotros ya no nos resulta muy útil, es que incluye una tira en la que se pueden enganchar juguetes para que nuestro hijo esté entretenido durante el viaje y no se le caigan en el trayecto.

La silla de auto parece cómoda. Aunque la PhoenixFix Pro 2 es una silla monogrupo incluye accesorios para facilitar su uso en niños de diferentes tamaños. Incluye un adaptador muy blantito con dos posiciones -la primera recomendada hasta el año y medio aproximadamente y la segunda hasta que el niño sea lo suficientemente alto para viajar sin él- para regular la altura de nuestro hijo en el SRI. Tiene un asiento muy amplio tanto a lo ancho como en profundidad que imagino que no dejará las piernas muy "colganderas" cuando la peque crezca y, además, es reclinable. Que la silla sea reclinable es genial para que los niños se echen la siesta, pero realmente el reclinado depende de varios factores; el respaldo del asiento en el que la hemos colocado, la profundidad de los anclajes isofix de nuestro vehículo y la "longitud" a la que regulemos el isofix. En mi caso no podemos reclinarla apenas, pero en el coche de mi marido si.

sillas de seguridad para el automóvil
Detalle del alzador de la PhoenixFix Pro 2 de Kiddy

En cuanto a acolchado y tapicería la PhoenixFix Pro 2 tampoco defrauda. La tapicería tiene un acabado muy cuidado y un tacto muy suave y agradable. La silla está totalmente recubierta de modo que no quedan partes de la estructura a la vista y puedes elegir entre 13 colores. Uno de mis miedos es que la pantalla de impacto unida al textil de la silla den mucho calor en verano y Miss L no quiera utilizarla, pero Kiddy ha pensado en todo. Esta silla incorpora un tejido transpirable Thermotex con un tratamiento especial en las zonas de concentración de calor, lo que es otro punto a favor, sobre todo en pleno verano. Por cierto, es totalmente desenfundable y lavable. La pantalla de impacto también ;)

¡Olvidaba decirte que la PhoenixFix Pro 2 también está homologada para su uso en avión y que Kiddy tiene un servicio de cambio de sillas! Lo primero no lo había escuchado nunca, pero a más de uno le será de utilidad. Lo segundo me parece una idea genial. Una vez un SRI ha estado implicado en un accidente no debe volver a usarse y hay que comprar una silla nueva. Kiddy se compromete a evaluar los daños y a hacerte llegar una nueva sillita para que puedas seguir disfrutándola en tus viajes (consulta con ellos las condiciones ;) ).

En resumen. Estoy muy contenta con la sillita. Creo que tiene unos acabados estupendos, que es cómoda y que tiene una buena relación calidad precio. Lo que menos me gusta es que no sea una sillita a contramarcha, ya que a priori son más seguras. Sin embargo, he descubierto que los viajes son mucho más tranquilos -y por tanto seguros- con ella porque Miss L va cantando o hablándome y no llorando desesperada porque no me ve! Si te ha gustado, puedes comprarla aquí o ver en la web de kiddy el distribuidor más cercano a tu domicilio ;)


¿Conocías esta marca de sillitas de seguridad para el automóvil? ¿Qué te ha parecido? Me encantaría saber tu opinión!

También te puede interesar

2 comentarios

  1. La marca no la conocía, y la que yo uso también es a favor de la marcha, pese a que me llueven las criticas cada vez que lo digo. La tuya parece muy cómoda, pero a mí no me gusta lo del cojín abdominal. ¡Mucha modernez para mí! Aunque hay gente que vive encantada con el invento. Supongo que los gustos del niño a la hora de ir sujeto también influyen en la sillita, lo malo es que nos solemos dar cuenta cuando ya las hemos comprado. A mí aún me falta otra sillita para el segundo coche. ¡Ay, seguiremos pensando a ver si encontramos algo económico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que vi yo el cojín abdominal pensé que sería muy incómodo, pero ya te digo que Miss L va encantada con él y así no voy yo preocupada por si se ha soltado el cinturón.
      Hombre, a contramarcha se supone que son más seguras, pero ya te digo que yo voy más tranquila con silencio en el coche y la niña a favor de la marcha que con la peque a contramarcha dando voces sin parar... Al menos si vamos las dos solas en el coche. De hecho, la otra se la hemos dejado a papá fija en su coche que hay más espacio y normalmente vamos los tres :D
      Suerte en la búsqueda!

      Eliminar