Buscando escuela infantil: La primera en la frente

23.4.15 / 10 comentarios

El otro día salí con Miss L a comprar el pan y como últimamente quiere subir y bajar escalones y corretear todo el tiempo nos metimos por una calle peatonal cercana a nuestra casa. En esa calle, haciendo esquina, hay una guardería escuela infantil que tiene buenas referencias por lo que había podido ver. En su fachada tiene pintados algunos "ídolos" infantiles: Mickey, Minnie, Blancanieves con los enanitos... Miss L al verlos tiró de mi mano hacía allí porque quería decir "hola".

buscar escuela infantil

Llegamos a la fachada, dedicó unos cuantos "guapa" a Minnie, unos "mimos" a Mickey y, justo en ese instante, unos abuelos llamaron a la puerta para recoger a su nietecita. Cansada de escuchar que no puedo pretender llevar la casa, a la peque y el negocio desde casa sin volverme loca y que quizás lo que debería hacer es enviar a la peque un par de horas a la escuela infantil para avanzar entré a informarme.

Nuestra primera experiencia buscando escuela infantil

La primera sensación fue buena. Niños en sus aulas comiendo o a punto de iniciar la siesta. Zona para carritos que no bloqueaba la entrada, personal atento que me atendió rápidamente al ser una cara extraña. Instalaciones nuevas, cuidadas y muy completas y todo ello impoluto. Los precios me parecieron "baratos" para lo que yo esperaba por los comentarios de mamás cercanas cuyos hijos tienen que ir por "obligación" a la escuela infantil y teniendo en cuenta que incluye mochila, uniforme, pañales, toallitas y un largo etc.. El problema llegó cuando abrieron la boca.

Como yo no me callo ni debajo del agua soy muy sociable estuve hablando con la recepcionista que fue a llamar al a que parecía la dueña que estaba ayudando en el comedor. Les expliqué que era mamá y autónoma y que me estaba volviendo loca, que si era posible dejar a Miss L un par de horas.

Mientras intentaban "caer bien" a Miss L preguntándole su nombre, el de su muñeco o si se sabía alguna canción, la "dueña" me salta que "ya es hora de que vaya a la EI" porque les viene muy bien para socializarse y aprender cosas y que es mejor que la lleve por la mañana que es cuándo se lleva a cabo "el método". Mira a la peque y le dice que allí se lo va a pasar muy bien porque va a aprender mucho: a pintar, a jugar con los bloques, canciones.... Con cara de "me estás diciendo que a un bebé le viene bien separarse de su madre y que si está con ella no aprende?" le digo que ella ya sabe apilar bloques, encajarlos y pintar, que agarra las pinturas correctamente desde que tenía un año, y que también canta, baila, sabe contar hasta 10, jugar con plastilina, diferenciar ciertas formas geométricas y un largo etc. Y no porque yo tenga especial interés en que lo aprenda, sino porque a) la niña no es tonta y b) eso se puede aprender jugando mientras yo hago las tareas domésticas que me corresponden esa semana.

Al instante sale la recepcionista con la hoja de tarifas y me cuentan que allí lo el que menos está se queda 6 horas, pero que se podía hacer una excepción. Ahora, de un par de horas nada, lo mínimo eran 4 y la peque debía llegar desayunada, pero quedarse a comer allí. ¿Comer allí?

Si, comer allí. Vivimos en la calle paralela de la escuela, pero Miss debería comer allí para que justo yo la recogiera nada más terminar. ¿alguien más no le ve otra lógica que la de inflar la cuota al incluir la comida?

A raíz de la alimentación le digo que Miss L nunca ha comido purés y que comía estupendamente, pero que ahora estamos haciendo pruebas porque todo apunta a que tiene una alergia alimentaria. Después de mirarme como si hubiera visto un fantasma por darle trozos a un bebé de seis meses, me dice que sin problema, que avisemos que allí hay muchos bebés con problemas similares. Eso si. Si necesita algún alimento diferente, debo llevarlo yo desde casa. Por supuesto, sin descuento en la tarifa.

Sin estar convencida por el tema de la comida sigo preguntando -inocente de mi- por el tema siesta. Le comento que Miss L rara vez se duerme sola. Quizás en el carro las pocas veces que va en él o en el coche, pero que en una cama complicado porque además sigue tomando pecho -que ha quedado prácticamente relegado a la hora de dormir-. Después de esperar a que termine de explicarme, me contesta que una niña "tan mayor" debería ser capaz de dormirse sola y que "ya va siendo hora de que deje la teta". ¿PEEEEERDOOOONAAAAA?

Automáticamente, me despedí de forma educada y nos fuimos.

Para empezar, le estoy pidiendo información sobre sus servicios, no opinión sobre lo que mi hija y yo hacemos o dejamos de hacer. En ningún caso le hemos pedido consejo, ni ella es quién para decirnos cómo debemos proceder fuera de sus instalaciones. Para continuar la OMS y la Asociación Española de Pediatría (AEP), entre otros, recomienda la lactancia hasta los 2 años como mínimo y ella como profesional de la infancia debería saberlo. Y en tercer lugar, Miss L tiene casi 22 meses y ya estamos "curadas de espanto" después de todo tipo de comentarios, pero entiendo que no soy la única a la que se lo ha dicho. La mayoría de bebés de su EI no llegan al año. Habrá quién no haya querido o podido continuar la lactancia tras su incorporación al trabajo -y es una opción tan válida como la mía-, pero me da rabia que no haya sido una decisión personal, que haya sido influenciada por la opinión de unos supuestos "expertos" como la enfermera de nuestra revisión de los tres meses (que atenderá a un gran número de niños de esa escuela) o por la maestra, su escaso tacto y sus "facilidades" para que pueda continuar aún estando el bebé en sus instalaciones.

Mis posibles dudas sobre dejar o no a Miss L en la escuela infantil se disiparon en un instante. Si esa es la que mejores referencias tiene en la zona, ¿qué puedo esperar de las demás? Creo que nos queda otra temporada de juegos en la alfombra y de intentar trabajar cuando todo el mundo duerme.


¿Cuál fue tu experiencia buscando escuela infantil? ¿Tuviste que aceptar alguna de sus condiciones aunque no estuvieses de acuerdo? ¿Qué hubieras hecho tú en mi lugar?¡Cuéntanoslo!


También te puede interesar

10 comentarios

  1. Hola! Piensa lo positivo, ahi no mandaras a tu hija. Mi hijo va a la guardería (me parece una tonteria decirle escuela infantil) desde los 10 meses, al principio hasta los 14 meses iba 3 horas, luego fue 4 horas y desde hace 6 meses va 6 horas.
    En la guardería que va, no hacen comida, se la llevo yo y ahi se la dan. Antes venia a comer a casa pero ya te digo que desde hace 6 meses, come y hace la siesta en la guardería.
    Cuando le daba teta iba 3 horas, y nunca me pusieron ninguna pega, incluso me comentaron que si quería le llevara mi leche y ellos se la daban en el bibe, pero mi hijo tenia ya 10 meses y comia muchas cosas, no le pasaba nada por estar 3 horas sin teta.
    Creo que has encontrado una guarderia mala, sigue buscando, que seguramente haya guarderias muy buenas. A ver, que si quieres quedarte con tu hija, genial, pero que si de verdad te lo planteas, busca porque no todas son como esta señora.
    Y que quieres que te diga, yo ya con ver el muro pintado con Mickey y blanca nieves, muy buenas expectativas de la guardería no tendría, jaja. Es que odio el mundo disney :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente no teníamos pensado llevarla a la escuela infantil, pero reconozco que dejarla un par de horas me vendría de perlas para poder avanzar. Aún así, no deja de sorprenderme que la pinten tan bien y haberme encontrado con eso!!
      Por cierto, feliz aniversario! :)

      Eliminar
  2. Helada me quedo aunque no me extraña porque cada vez más tengo que oír ciertos comentarios sobre las guarderías y colegios que me dejan el cuerpo.

    Vaya mal educada la mujer. Que falta de respeto y profesionalidad demuestra
    Y lo de la comida? Obligado por qué?? Buf yo hay ciertas cosas que no entenderé nunca. El otro día una clienta me echó una parrafada tremenda para que lleve al niño a la guardería, pero no te imaginas todo lo que me dijo.... Yo no sé porqué la gente tiene tanto afán con que crezcan tan rápido y socialicen, dejen la teta..... Bf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo, qué prisa tienen! y eso de que no socializan si no van a la escuela infantil, que se lo digan ayer a los presentes en la sala de espera del pediatra que estaba Miss L de maestra de ceremonias entreteniendo al personal XD
      La verdad es que la gente habla muchas veces por no estar callada y ya se sabe que en temas de crianza parece que todo el mundo tiene algo que decir...

      Eliminar
  3. Buff, me recuerda a cuando me atreví a ir a una escuela infantil a preguntar sobre el tema. El pequeñajo tenía 7 meses, sólo iba a dejarle hora y media al día, y como a ti, me querían cobrar 4, que era el minimo, podía llevarle las que quisiera, pero me cobraban las 4. En el tiempo que iba a estar, justo después de comer, yo no veía la necesidad de que tomara leche, y si tenía hambre, yo quería que tomara un yogur o algo de fruta...pues no, que si iba ahí debía tomar biberón. Al decirle que mi hijo no había tomado jamás un biberón ni probado un chupete, me dijo que de eso nada, que si le llevaba tenía que usar chupete sí o sí!!!! Con eso me convenció para no llevarle a ninguna guardería, decidí no volver a trabajar y extender mi excedencia hasta el año, momento en el que me decidí por que le cuidaran los abuelos...

    Por cierto, a sus casi 20 meses, no ha tomado nunca un biberón ni un chupete...¿por qué habría de tomarlo o acostumbrarse a un chupete por el hecho de ir a una guarderia?

    Besos

    Cuentos de amatxu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo!! Miss L no ha usado un chupete ni un biberón en su vida tampoco y dejará la teta cuando las dos queramos, faltaría más! :)
      Entiendo que para ellos sea más cómodo, pero al final es un servicio por el que tú estás pagando y aquí lo importante es el bienestar de los peques no el hecho de que tengan que trabajar más o menos las educadoras. Vamos, digo yo!

      Eliminar
  4. Yo le voy a seguir llamando guardería de por vida y mi bichilla no pisará ninguna si puedo evitarlo (estar en paro me ayuda mucho, Bueno, no, que ahora soy autónoma pero se me olvida). Aquí sí existe opción de llevarlos 3 horas por la mañana de 9 a 12, sin que coman ni nada, y la crisis ha hecho que los precios también sean baratos (para lo que llegó a verse en el Pueblucho Infernal en época de bonanza). Pero aún así no quiero llevarla. Y eso que en casa la tengo asalvajada, trepando por el sofá, descolgándome los cuadros y aporreándome puertas, radiadores y espejos. Y no tiene interés en los lápices de colores, ni los sabe sujetar, pero sí le apasionan los libros. Yo creo que tendrá tiempo de aprenderlo todo a su ritmo. Ahora sólo quiere destruir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuesta acostumbrarse a eso de ser autónomo cuando no tienes un ingreso "fijo" y eso que tu te lo tomas más en serio que yo :P
      La tarifa de la guardería me pareció "barata" para lo que había visto y me habían contado, pero el precio que me dio por esas horas no iba en proporción, ese si estaba disparado! Pero vamos, que si ya tenía medio claro que no iba a ir a ninguna escuela antes de los 3, ahora ya si que está cristalino!

      Eliminar
  5. Socializar es meter a un bebé entre cuatro paredes con otros bebes en su misma situación??...socializar es estar en el mundo REAL, ir al supermercado, ir al banco, ir a la panadería, ver como tus padres se comportan, escuchar hablar al resto de las personas, ver el mundo real!, no estar todo el día rodeado de mickeys y minnies pintados en las paredes y a una señora empeñada en que aprendas a contar hasta el 9!.... Yo es que el argumento de socializar como que no lo entiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso digo yo! que van a la escuela desde tan peques porque no queda otro remedio y los adultos nos tratamos de auto-convencer, pero, en mi humilde opinión, dónde mejor está un bebé es con sus papás!

      Eliminar