Mi bebé se niega a comer ¿alergias e intolerancias?

24.2.15 / 8 comentarios

Hace un par de meses te conté que mi bebé no quiere comer y aunque aparentemente sea una etapa más en su desarrollo normal me tenía tiene algo preocupada. 

mi bebé no quiere comer

En Navidad Miss L estuvo pachucha y perdió algo de peso, pero, aún comiendo cada vez menos cantidad y variedad desde el final del verano, consiguió recuperar lo perdido en relativamente poco tiempo y alcanzar de nuevo su percentil de siempre. Después hubo algún que otro altibajo en su peso. Sin embargo, después de Navidad podría decirse que solo ha tenido un ligero resfriado de un par de días hace una semana y, para entonces, sin motivo aparente ya había perdido casi 1kg desde la revisión de los 18 meses.

Mi bebé se niega a comer y aunque me prometí no forzarla a comer si ella no quería, reconozco que últimamente me paseo detrás de ella y le insisto cada tres minutos para que coma algo. No me gusta hacerlo. No me gusta forzarla, ni engañarla, ni distraerla, ni que la comida se convierta en una batalla, pero no puede seguir puedo dejar que siga perdiendo peso.

Lo primero que nos dijo el pediatra cuando empezamos con la alimentación complementaria (AC), que como sabrás la introdujimos mediante el sistema de baby led weaning, fue que no pasaba nada si no aumentaba de peso tan rápido como al principio, pero que vigilásemos que no lo perdía. Siguiendo esa premisa, imaginarás que ese kilo ha hecho saltar todas mis alarmas. 

Por lo que he hablado con otras madres, parece que la etapa en la que el bebé no quiere comer suele tener fin en torno a los 20 meses. Mi peque los cumple hoy y es cierto que lleva dos días que parece que se interesa de nuevo por la comida, pero sigue sin parecerme normal que haya perdido casi un 10% de su peso. En general, sigue siendo la niña alegre de siempre que no para, pero hay algo diferente en ella, quizás es la edad, quizás es que algo no va del todo bien.


Mi bebé se niega a comer

La realidad es que Miss L cada vez come menos. Ya no queda nada de aquella niña que quería probarlo todo y que, a veces, comía más cantidad que yo en alguna comida que le gustaba especialmente. Ahora hay días que los pasa con lactancia materna y un trozo de pan o cuatro cucharadas de arroz. Y eso, ¡teniendo mucha suerte! Ya conoce los alimentos y domina los cubiertos así que no tiene incentivos para sentarse a comer. Si está haciendo otra cosa, la comida pasa a un plano muy lejano y si tiene hambre pide "teta" y se enrabieta si no se la das al instante. Creo que estamos pasando por una de las peores crisis de lactancia que hemos tenido hasta ahora, pero eso da para otro post.

Ante la duda y dado que tanto Marido como yo tenemos problemas de alergias e intolerancias alimentarias hemos decidido llevarla al pediatra para que descarte cualquier problema. En su día hablamos con su médico de hacerle pruebas de alergias e intolerancias, pero nos dio pena porque era muy pequeñita y pensamos que sería mejor observarla y hacérselas solo si realmente eran necesarias. Ahora, echando la vista atrás hemos encontrado un firme candidato a ser el culpable del problema: la leche de vaca


¿Por qué la leche de vaca podría ser la causa?

La leche de vaca fue el último alimento que introdujimos en su dieta. El pediatra nos recomendó dejarlo para el final por ser bastante problemático y porque tampoco tenía sentido dárselo antes puesto que seguía con lactancia materna a demanda. A mi me pareció lógico puesto que si asumimos que la leche materna es su principal alimento hasta el año puestos a complementar lo suyo es hacerlo con lo que ésta no le pueda aportar y no con otro alimento similar. Durante las vacaciones apenas tomaba algún yogurt de vez en cuando, pero en septiembre cada vez que veía uno insistía hasta que se lo dábamos. ¡Yo acabé comiendo los yogures a escondidas! y a partir de ahí cada vez comía peor. Si tu bebé no quiere comer otra cosa y los yogures si, ¿qué haces? ¡Pues darle más yogures! Por lo menos, "que coma algo", no? Pero si tiene realmente algún problema con la leche de vaca, cada vez se sentirá peor y tendrá menos apetito. Vamos, ¡la pescadilla que se muerde la cola! 

Lo raro es que aparentemente no tiene ningún signo de alergia, pero yo si soy alérgica diagnosticada a muchos alimentos y lo único que noto es picor, cierto malestar abdominal leve y sensación de saciedad así que supongo que si podría ser.

Como sigue con lactancia materna esta semana hemos suprimido cualquier otro tipo de lácteo para ver si mejora la situación y el lunes que viene vamos al pediatra. Cómo te decía lleva dos días que parece que "ha vuelto", ¿casualidad? Seguiré informando ;)


¿Tu bebé no quiere comer? ¿Ha perdido mucho peso? ¿Le has hecho pruebas de alergias e intolerancias? ¡Cuéntame tu experiencia!

También te puede interesar

8 comentarios

  1. Mi hijo tiene 20 meses como la tuya, y come lo justo y necesario. No se a que le llamas comer poco, mi hijo come la mitad de la capacidad de un plato del ikea de esos de la rana verde, en un día bueno. En un día malo, un cuarto o menos.
    Yo ya paso de ponerme mal, pesa con 20 meses 10 kilos y no tiene pinta de que vaya a engordar mucho mas...asi que me lo tomo con tranquilidad, hago que coma variado y lo que quiera, cuando no quiere comer mas, pues no come.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! gracias por tu comentario! La mía comía más o menos como el tuyo en las comidas principales y luego entre horas algo de fruta, un poco de pan, alguna galleta y mucha teta :) Comer mal lo llamo a que ha habido días después del verano que los ha pasado con solo teta y otros con literalmente dos mordiscos de pan, media salchicha, cinco macarrones o un cuarto de pera (con una de esas cosas, no con todas) y no en cada comida. Me refiero a eso en todo el día y no han sido un día ni dos ni ha habido dentición ni enfermedad de por medio. La verdad es que yo siempre he sido de la opinión de dejarle a su aire porque que si tomaba LM a demanda y aumentaba de peso "según lo esperado" de repente un día no iba a haber perdido su instinto e iba a tener que ser yo la que le dijese qué, cuándo y cuánto tenía que comer. Lo que me mosquea es la pérdida de peso y más teniendo antecedentes de alergias e intolerancias por parte de papá y mamá. En la revisión de los 18 meses pesaba 10.500 aprox y hace unas semanas la báscula ha llegado a marcar 9.200 sin enfermedad de por medio. raro raro :S

      Eliminar
    2. Si, es cierto que baje mas de un kilo sin causa aparente no es normal. Ojalá que no sean intolerancias y sea solo una mala etapa. Ya nos irás contando!

      Eliminar
    3. Gracias! eso espero yo también porque vivir con alergias alimentarias es un rollo y para un niño que no entiende por qué no puede hacer ciertas cosas debe ser un problemón! ya os contaré!

      Eliminar
  2. Qué curioso, nunca habría imaginado que los lácteos pueden tener algo que ver con eso. Ya contarás qué dice el pediatra..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en teoría con alguna intolerancias tienes malestar y se te quitan las ganas de comer, o comes pero como no lo digieres no engordas o pierdes peso. La leche dicen que es la tercera alergia más común en niños, pero vamos que son suposiciones, que igual es intolerancia o alergia a otro alimento o no tiene nada que ver... ya os contaré!

      Eliminar
  3. Hola yo soy intolerante al gluten y a mi bb de 1 año le hocieron pruebas de intolerancia al gluten a los 9 meses y fio negativo.
    Ahora con 1 año y 15 dias tuvl un episodio de diarrea y falta de apetito ( nunca fue gran comedor)le hicieron pruebas de alergia y dio muy alto en alergia a los anacardos.
    Tb hay dias que lo pasa coml la tuya con unos mordiscos de pan y teta..o yogurt.
    Vamos a ver si no pierde peso.
    Que tal sigue tu nena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues después de muchas pruebas no le detectaron intolerancias ni alergias. Todo apuntaba a que era un problema de actitud porque reclamaba más atención y puede ser porque ya come bien otra vez. Va ganando peso poco a poco, pero ha crecido muuucho más de lo que se espera para una niña de su edad. Vamos que poco a poco va volviendo a su percentil de siempre, así que muy bien.
      Mucho ánimo con tu peque. Yo tengo varias alergias alimentarias y es un rollo...

      Eliminar